Dólar Obs: $ 648,59 | 0,08% IPSA 0,60%
Fondos Mutuos
UF: 27.190,20
IPC: 0,10%
Iñaki Urdangarin condenado a casi seis años de cárcel:

Cuñado del rey Felipe VI irá a la cárcel por corrupción

miércoles, 13 de junio de 2018

Erika Lüters Gamboa
Internacional
El Mercurio

Con esto se cierra el escándalo que estalló en 2010, en plena crisis económica, y que remeció a la monarquía de los Borbón.



El cuñado de Felipe VI, Iñaki Urdangarin, se convirtió ayer en el primer familiar de un rey de España que irá a prisión. La decisión la adoptó el Tribunal Supremo, cuyos cinco magistrados dictaron una sentencia unánime de cinco años y 10 meses de prisión en contra del marido de Cristina de Borbón, hermana del monarca.

Con este fallo se comienza a poner fin al escándalo de corrupción conocido como el caso Nóos, que estalló en 2010, en plena crisis económica, perjudicó la imagen de la monarquía española y fue una de las razones de la abdicación de Juan Carlos en favor de su hijo Felipe, en 2014.

El escándalo tomó su nombre del Instituto Nóos, la organización deportiva sin fines de lucro a través de la cual Urdangarin y su socio, Diego Torres, obtuvieron más de seis millones de euros de dinero público, al poner sobreprecios a contratos con los gobiernos regionales de Baleares y Valencia. Esos beneficios fueron desviados a empresas pantalla encabezadas por la consultora inmobiliaria Aizoon, propiedad de Cristina y su marido en partes iguales. La justicia consideró que la hermana del rey no participó del delito.

Urdangarin había recurrido al Tribunal Supremo después de haber sido sentenciado a seis años tres meses de prisión por la Audiencia de Palma, que en febrero de 2017 lo halló culpable de malversación, prevaricación, fraude a la administración pública, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.

La Audiencia de Palma citó para hoy a Urdagarin, para que se le entregue personalmente la orden de prisión.

Con ese documento en sus manos, él podrá ir a cualquier cárcel de España, donde tendrá que ser acogido obligatoriamente, como lo establece la normativa penitenciaria del país. Previsiblemente, tendrá un plazo para su entrada voluntaria en prisión, que suele ser de 15 días.

Las dos únicas opciones que tiene Urdangarin para no ir a la cárcel son pedir el indulto -que tendría que otorgar el propio Felipe VI a petición del gobierno- o recurrir ante el Tribunal Constitucional. Según la prensa española, este órgano no suele paralizar el cumplimiento de las condenas superiores a cinco años de cárcel, y un indulto real es prácticamente impensable.

Tanto la Casa Real como el gobierno expresaron su "respeto por la independencia del poder judicial", sin más comentarios.

Yerno preferido

Antes de ser declarado persona non grata por la Casa Real y apartado de los actos oficiales por su conducta "poco ejemplar" en 2011, Urdangarin era el yerno preferido del rey Juan Carlos, que lo convirtió en su "golden boy", comentó la escritora Ana Romero a France Presse.

A medida que avanzó el escándalo de corrupción, Urdangarin y Cristina fueron alejados de la familia real y excluidos de los actos oficiales. La pareja puso aún más distancia y en 2013 se fue a vivir a Ginebra, Suiza, con sus cuatro hijos. Dos años después, el rey Felipe les retiró el título de Duques de Palma.

Después del daño que el escándalo produjo a la monarquía cuando estalló el caso, esta vez la situación es diferente. "A Felipe VI no le va a afectar en lo institucional. Es un asunto que ya viene muy de atrás, que está asumido por la opinión pública, y ante el cual el rey ha mostrado una distancia absoluta", dijo a "El Mercurio" José Apezarena, biógrafo de Felipe.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia