Dólar Obs: $ 782,71 | 1,15% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.139,99
IPC: 0,80%
Apoyo al emprendimiento [Estrategias]

Los motivos por los que fracasan las pymes

domingo, 03 de junio de 2018

Pamela Carrasco T.
Clasificados Económicos
El Mercurio

La falta de capacidad para encontrar buenos colaboradores, ahorros mal entendidos o el mal control de costos son algunos de los factores que llevan a la muerte de un emprendimiento.



Generalmente, en nuestro país, las pymes no alcanzan la etapa de maduración. Esto implica que la gran mayoría, alrededor de un 80%, fracasa antes de los tres años y solo un 10% sobrevive a los diez.

"Para poder medir si una pyme es viable, debe haber traspasado la barrera de los tres años, y para ser exitosa, debe haber superado al menos los diez años de permanencia", asegura Ricardo Ibáñez Pozo, socio fundador de Astur, consultora de Outsourcing Contable, Planificación Tributaria e Impuestos.

Así, existen factores internos que llevan a las pymes a definir su fracaso o bien su proyección en el tiempo.

¿Dónde poner atención?

El ejecutivo de Astur entrega algunas recomendaciones.

A su juicio, muchas pequeñas y medianas empresas fracasan por ahorros mal entendidos. Al comienzo el emprendedor trata de ahorrar en todas aquellas actividades administrativas, sobre todo aquellas que considera ajenas al negocio que va a realizar, de modo que la contratación de estas las efectúa exclusivamente para cumplir la obligación legal y tributaria, pero no en función de un apoyo a su negocio.

Otro gran error es la inexistencia de procesos de evaluación estratégica.

"En general, los emprendedores no hacen un estudio real de factibilidad de a acuerdo a las fortalezas propias que se tienen. En consecuencia, el éxito de la idea queda relegado a una intuición y no a una evaluación", dice el experto.

Lo mismo pasa con la inexistencia de control de costos. Así, los emprendedores comienzan sus operaciones, normalmente fijando los precios a partir de los costos visibles que enfrentan, pero nada agregan respecto de los costos ocultos, como contribuciones, consumos básicos, logística, aportes a mutuales, impuestos sobre las utilidades, indemnizaciones de colaboradores, seguros, entre otros.

"La mayoría de las veces esto los lleva a creer que en la venta tienen márgenes positivos, pero al cabo de un tiempo se dan cuenta de que se han consumido gran parte del capital o bien se han endeudado y comienzan recién a buscar las explicaciones de los déficits de caja", cuenta Ibáñez.

También hay que tener cuidado con que se genere confusión entre la operación de negocio y las actividades personales. En general, todo emprendedor comienza con una actividad que le genera flujos y que debe reinvertir, así entonces, para financiar el costo de su vida personal, el emprendedor debe recurrir a las utilidades que le genera la actividad, pero en ningún caso a tomar parte del flujo de capital de trabajo de su negocio.

Por último, un gran dolor de cabeza para las pymes son los problemas para reclutar colaboradores. "Normalmente, para dotar de trabajadores las funciones que requieren los procesos de la actividad que debe realizar, el emprendedor recurre a gente conocida, como amigos o familiares, pero no hay definiciones de perfiles de cargo. Así también se carece de una adecuada formación para distinguir las capacidades técnicas y las características psicológicas que permitirán visualizar las competencias de desempeño futuro de una determinada persona. "Así, comienza con una espiral de rotación, que en la mayoría de los casos es por falta de un adecuado proceso de selección", dice Ricardo Ibáñez.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia