Dólar Obs: $ 666,13 | 0,66% IPSA -0,37%
Fondos Mutuos
UF: 27.234,91
IPC: 0,40%
Según los últimos resultados de ENUSC 2017:

Autoridades y expertos aseguran que baja en denuncias de delitos podría afectar la eficiencia de STOP

miércoles, 16 de mayo de 2018

Daniel Inostroza Gálvez
Nacional
El Mercurio

El sistema anunciado por el Presidente Piñera para combatir la delincuencia se basa en la información que se recoge de las denuncias, las que mostraron una disminución al comparar los años 2016 y 2017.



Además de la victimización y la sensación de inseguridad, la última encuesta ENUSC reveló un dato que generó preocupación en diversos actores ligados a la seguridad pública: las denuncias de delitos de alta connotación social disminuyeron de 39,5% a 38,5% entre 2016 y 2017.

Esto tiene directa relación con el éxito o fracaso que pueda tener el Sistema Táctico de Operación Policial (STOP) -anunciado por el Presidente Sebastián Piñera en abril como un eje para enfrentar delincuencia-, ya que este se nutre justamente de las denuncias para poder identificar puntos conflictivos y la manera de operar de las bandas, entre otros aspectos.

La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, explica que "mientras menos delitos lleguen a las cifras oficiales, es más difícil poder generar prevención". Y, en esa línea, agrega, la baja en las denuncias "no solo afecta el funcionamiento de STOP, sino que afecta la decisión de políticas públicas y los esfuerzos que se hacen desde Carabineros, la PDI, el Ministerio Público y los municipios, por lo que se traduce en la pérdida de datos importantísimos".

"Se tiene que incentivar la denuncia"

Coincide el mayor Fernando Gómez, del Departamento de Análisis Criminal de Carabineros, quien afirma que es fundamental que las denuncias se concreten, ya que esto permite "estudiar la complejidad de los delitos, sus tendencias estadísticas, dónde se focalizan, no solamente en el territorio, sino también los horarios, los días de la semana, o si hay estacionalidad de ilícitos en ciertas épocas del año, por ejemplo".

Para quien fuera el subsecretario de Prevención del Delito en la primera administración de Piñera, Cristóbal Lira, la denuncia "es la herramienta de corto plazo más efectiva que hay. Y lo que se tiene que hacer es incentivarla, como lo hicimos en su minuto con el programa Denuncia Seguro, y ahora estamos desarrollando un programa de denuncia electrónica". El sistema puede trabajar con la información que recibe hoy, pero "evidentemente, si tenemos más denuncias, el trabajo policial podrá ser más efectivo".

Mientras que el integrante de la comisión de Seguridad del Senado Felipe Kast indica que el valor de STOP radica en que "permite hacer mapas territoriales para activar la prevención", pero también "plantea un desafío" para que su funcionamiento sea efectivo y es que "no se inhiban las denuncias, por lo que hay que hacer campañas fuertes para que la gente vuelva a confiar en que sus denuncias permiten hacer prevención y una mejor planificación".

Su par Felipe Harboe señala que "STOP inhibe la denuncia en la medida que quien dirija el sistema y lo evalúe sea la propia policía. El sistema en el extranjero es evaluado por universidades y la autoridad civil", donde -explica- "se ponen incentivos para recibir denuncias", por lo que, en su opinión, "es fundamental repensarlo".

STOP en su segunda fase

La subsecretaria Martorell apunta que en los próximos días iniciará la etapa dos del sistema, que incluirá las denuncias informales del programa Denuncia Seguro, que recibe llamados desde el anonimato y esa información hoy no se integra en el trabajo analítico. "Esta denuncia nunca ha tenido un espacio para ser recibida y estudiada", comenta.

Pero la idea no es incluir el total de denuncias informales. Antes se da un proceso de corroboración para establecer que efectivamente se trate de un delito. Por ejemplo, en 2017 se registraron 25.924 llamadas anónimas, de las cuales 7.219 se transformaron en una denuncia efectiva. Esos datos comenzarán a ser incluidos en el análisis de STOP.

Campañas
Hay consenso en la necesidad de reforzar las estrategias comunicacionales para incentivar las denuncias.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia