Dólar Obs: $ 668,44 | 0,35% IPSA -0,26%
Fondos Mutuos
UF: 27.238,42
IPC: 0,40%
Países europeos pidieron "proporcionalidad", luego que murieran 60 civiles:

Israel enfrenta represalias diplomáticas por uso de la fuerza contra protestas palestinas

miércoles, 16 de mayo de 2018

Alicia Tagle Crichton
Internacional
El Mercurio

Netanyahu acusó al movimiento Hamas de haber llevado "deliberadamente" a los civiles a "la línea de fuego".



Israel enfrentó ayer fuertes acusaciones de la comunidad internacional de haber usado una fuerza desproporcionada contra miles de palestinos que protestaron el lunes en la frontera de la Franja de Gaza, por la apertura en Jerusalén de la embajada de Estados Unidos ante el gobierno israelí. La represión dejó 60 palestinos muertos y otros 2.700 heridos.

Turquía expulsó al embajador de Israel, mientras que Irlanda y Bélgica convocaron a los representantes diplomáticos israelíes en sus países, luego de la jornada más mortífera del conflicto desde 2014, cuando estaba en curso la Guerra de Gaza. Reino Unido, Alemania, Bélgica y Suiza apoyaron la idea de que se realicen investigaciones, propuestas por el secretario general de la ONU, António Guterres, desde fines de marzo, cuando comenzó la movilización en la zona fronteriza con incidentes violentos.

El Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, conversó telefónicamente sobre los incidentes con la Canciller alemana, Angela Merkel, y con el Presidente francés, Emmanuel Macron. El gobierno alemán dijo que Israel "tiene derecho a defenderse", pero pidió "proporcionalidad" en el uso de la fuerza, y señaló que si bien los residentes de Gaza tienen derecho a manifestarse pacíficamente, no se debe abusar de este derecho. Según fuentes del Palacio del Elíseo, Macron expresó "preocupación" por la situación en el enclave palestino y subrayó la importancia de "proteger a la población civil y su derecho a manifestarse pacíficamente".

En Bruselas, el Primer Ministro Charles Michel calificó las acciones israelíes de "violencia inaceptable" y dijo que había una "clara falta de proporcionalidad", mientras que el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pidió también "contención y proporcionalidad".

Netanyahu aseguró a la cadena de televisión estadounidense CBS que sus tropas no tuvieron otra opción que usar fuerza letal durante las protestas en el lado palestino de la frontera. El Jefe de Gobierno acusó al movimiento islamista Hamas -que controla la Franja de Gaza- de haber llevado "deliberadamente" a los civiles hasta el lugar. "Ellos están presionando a civiles, mujeres, niños, para que se acerquen a la línea de fuego con el objetivo de obtener víctimas", dijo Netanyahu. "Hemos tratado de minimizar las bajas; ellos están tratando de causar bajas para presionar a Israel, lo cual es horrible", agregó.

De acuerdo con el Ministerio de Salud de Palestina, más de la mitad de los heridos fueron atendidos por lesiones de bala o metralla, otros por contusiones provocadas por las latas que contenían gases lacrimógenos y el resto por asfixia a causa de su inhalación. Riyad Mansur, embajador palestino ante la ONU, sostuvo ayer en una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que los disparos israelíes del lunes en la Franja de Gaza provocaron la muerte de "ocho niños de menos de 16 años".

Defensa de la frontera

Israel sostiene que tiene el derecho de defender su frontera y acusó además a los dirigentes de Hamas de haber tratado de llevar a cabo ataques al amparo de las protestas. Un portavoz militar dijo que 14 de los muertos estuvieron involucrados en esas acciones.

El único apoyo claro que recibió el gobierno de Netanyahu fue el de Estados Unidos. Ese país no solo cambió de ciudad su embajada sino que también reconoció Jerusalén como capital israelí, en contra de los acuerdos de la comunidad internacional de dejar pendiente el estatus de la ciudad, el que deberá definirse en una negociaciones de paz, que están suspendidas desde 2014. En protesta por esa decisión, el Presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, decidió retirar al máximo representante de su país en Washington.

En la ONU, la embajadora estadounidense Nikki Haley culpó de los hechos a la "provocación" de Hamas y sostuvo que "ningún país en esta cámara actuaría con más moderación que Israel".

Según Haley, sugerir que la violencia tuvo algo que ver con la inauguración de la embajada de EE.UU. en Jerusalén fue una cortina de humo. "La organización terrorista Hamas ha estado incitando a la violencia durante años, mucho antes de que EE.UU. decidiera trasladar su embajada", alegó. "No se equivoquen, Hamas está satisfecho con los resultados de ayer (lunes)", destacó.

"La paz está más lejos en Medio Oriente que en cualquier momento del último cuarto de siglo debido a las políticas del Presidente (Trump). El diálogo entre israelíes y palestinos se ha roto, el diálogo entre estadounidenses y palestinos está muerto y EE.UU. e Israel están aislados de la mayoría de la opinión mundial", comentó a "El Mercurio" Bruce Riedel, director para Medio Oriente de la Brookings Institution.

Escalada de la tensión

"Tradicionalmente, EE.UU. ha apoyado a Israel durante una crisis, pero también ha buscado una manera de reducir las tensiones. Esta vez no hay señales de que Trump quiera coartar a Israel. Esto aumenta el peligro de que la violencia escale fuera de control", explicó a este diario Richard Gowan, experto en asuntos internacionales, construcción de paz y en Naciones Unidas.

Ayer, las acciones de las fuerzas israelíes dejaron a otros dos palestinos muertos luego que se reanudaran las protestas -aunque menos intensas- por la conmemoración de la Nakba (Catástrofe en árabe), que recuerda a los 700.000 palestinos que huyeron o fueron expulsados tras la creación del Estado de Israel, hace 70 años. El ejército israelí sostuvo que había disparado munición real "selectivamente", de acuerdo con procedimientos operativos estándar, según AP.

''Las fuerzas de seguridad israelíes deben abstenerse de un uso excesivo de la fuerza contra civiles desarmados. El uso de la fuerza letal debe ejercerse con la máxima contención y solo como último recurso para proteger vidas". ............................................................ Declaración de Francia, Reino Unido, Holanda, Suecia y Polonia.

''Ningún país en esta cámara (Consejo de Seguridad) actuaría con más moderación que Israel". ............................................................ Nikki Haley, embajadora de EE.UU. ante la ONU.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia