Dólar Obs: $ 596,26 | 0,31% IPSA -0,14%
Fondos Mutuos
UF: 26.986,65
IPC: 0,20%
Presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals se refirió a efectos de escalada EE.UU.-China:

Minera de Luksic ve con inquietud guerra comercial e impacto en el cobre

sábado, 07 de abril de 2018

Hernán Vargas Santander Enviado a Antofagasta
Economía y Negocios
El Mercurio

Iván Arriagada sostuvo que en el largo plazo las proyecciones para el metal rojo son positivas, fundamentado en la electromovilidad; pero que en lo inmediato "persistirán la volatilidad y la incertidumbre".



Atentos a la evolución de la guerra comercial entre Estados Unidos y China están en Antofagasta Minerals (AMSA), brazo minero del grupo Luksic. Esto, por el impacto que pueda tener el mencionado conflicto en el mercado mundial del cobre.

El presidente ejecutivo de esta compañía, Iván Arriagada, reconoció que las barreras comerciales impuestas por ambas potencias las ven "con alguna preocupación" al interior de la minera.

"Estábamos en un ciclo virtuoso de crecimiento mundial sincronizado. China también ha tenido un crecimiento positivo, lo que ha significado una buena proyección para el cobre. Sin embargo, el proteccionismo y las guerras comerciales, en la medida en que escalen, pueden impactar la actividad económica global y de China, lo que afectará al cobre", sostuvo el ejecutivo, tras participar en la ceremonia de inauguración de una desaladora de BHP en Antofagasta.

Previo a esta guerra comercial, que preocupa al mundo, el consenso de los analistas era que el precio del cobre este año se movería en torno a los US$ 3 la libra, siendo algunos pronósticos, incluso, más optimistas. Arriagada reconoce que si bien siempre es difícil vaticinar la cotización del metal rojo, el nuevo contexto de la economía global podría disminuir las expectativas de precio.

"Obviamente que factores como una guerra comercial podrían poner en riesgo (las proyecciones)", apuntó.

En este sentido, enfatizó que en la compañía "lo vemos con alguna preocupación, por lo que esperamos que no ocurra una escalada proteccionista y que la moderación y el sentido común imperen. El comercio mundial libre es lo que más ha contribuido al desarrollo de la economía y de los países".

El ejecutivo destacó que las proyecciones para el cobre en el largo plazo son positivas, principalmente por el rol que juega el metal en la explosión de la electromovilidad. Sin embargo, indicó que en el corto plazo "persistirán la volatilidad y la incertidumbre y, por lo tanto, es muy relevante trabajar en lo que controlamos, que son los costos, la productividad y la sostenibilidad en nuestras operaciones".

Atentos al hierro

La preocupación por los efectos que la guerra comercial tendría en el país se trasladó al Gobierno. El ministro de Minería, Baldo Prokurica, reconoció que "estamos con ciertas preocupaciones por lo que le puede ocurrir a un país como el nuestro, que está abierto a competir en el mercado mundial y ojalá, como hemos visto algunas señales, estas guerras sean primero ruido y después bajen, para alcanzar ciertos acuerdos, porque alguna de esas esquirlas nos puede llegar". Añadió que su atención, más que en la industria del cobre se centra en la del hierro, y "por otros elementos en donde participamos en la minería mundial y donde si eventualmente estas guerras se concretaran, nos puede llegar un efecto negativo".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia