Dólar Obs: $ 641,51 | 0,65% IPSA -0,23%
Fondos Mutuos
UF: 27.128,95
IPC: 0,30%
Santiago tiene el segundo mayor número de fundadores de startups inmigrantes en América Latina

lunes, 12 de marzo de 2018

Pablo Tirado
El Mercurio

Según el Global Startup Ecosystem Report, el 21% de los emprendimientos locales son creados por ciudadanos de otros países.

Poco antes de que Donald Trump asumiera la Presidencia de EE.UU., un grupo de líderes de la industria tecnológica -incluido el cofundador de Apple, Steve Wozniak, y el de Reddit, Alexis Ohanian- le enviaron una carta abierta advirtiéndole de las nefastas consecuencias que una severa política de inmigración podría traer para el país.

Más allá de las implicancias sociopolíticas de la carta, esta se basaba también en datos concretos acerca del impacto de los inmigrantes en el desarrollo de la innovación en ese país. Sin ir más lejos, un informe del Buró Nacional de Investigación Económica determinó que a través de la historia de EE.UU., los inmigrantes han sido pieza clave a la hora de fomentar la innovación y que los sectores productivos en los que participaron los extranjeros innovadores fueron más exitosos en el largo plazo.

Así, no es de extrañar que Silicon Valley, el mayor hub de innovación del mundo, cuente con un 46% de fundadores de startups de origen externo, la tasa más alta del mundo según el Global Startup Ecosystem Report. Le siguen, muy de cerca Berlín y Londres, dos de las grandes potencias en la materia, mientras que Santiago se ubica en la parte superior de la tabla -en el puesto 20-, con un 21% de fundadores de emprendimientos provenientes de otros países. En América Latina, la capital chilena es solo superada por Ciudad de México, que ostenta un 22% de inmigrantes ligados al ecosistema.

El impacto de Start-Up Chile

No hay que profundizar mucho para notar que gran parte del impulso a la inmigración para potenciar la innovación ha sido dado por el programa Start-Up Chile. "La innovación gana cuando existen distintas experiencias, formas de pensar, otras culturas, diversidad. Por eso los territorios con alta migración tienen buena tasa de innovación: Silicon Valley, Israel, Berlín. En Chile, Start-Up Chile aportó a esto y se notó, los emprendedores en ese ambiente crecen más rápido, con ideas más innovadoras y con mayor poder global", dice Inti Núñez, ex gerente de Emprendimiento de Corfo y actual director de Estrategia de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción.

Por su parte, Sebastián Díaz, subdirector de Emprendimiento de Start-Up Chile, cuenta que el programa estatal ha sido vital para dinamizar el medio local, especialmente por el aporte que generaron los extranjeros. "La inmigración nos permite diversificar nuestro ecosistema de emprendimiento, por lo tanto, entre más inmigrantes (diversidad) tengamos, mayor será la capacidad innovadora del entorno nacional. Hay evidencia científica que comprueba que la inmigración logra aumentar la capacidad de innovación de países. Ese fue el primer objetivo de Start-Up Chile: impactar la cultura a través de extranjeros que nos dieran una mano para enfrentar problemas desde otro punto de vista para crear negocios globales", dice.

El ejecutivo agrega también que gracias a la llegada de personas de otros países al programa, Chile se ha potenciado como un polo para que las startups extranjeras hagan negocios desde acá.

La directora de empresas e inversionista ángel Tina Rosenfeld opina que los emprendedores extranjeros que llegan al país tienen un impacto importante en el ecosistema, dado que traen experiencias e ideas de negocios de otros mercados. "Están muy dispuestos a desafiar los paradigmas locales, generado de esta forma cambios, porque a eso vinieron. Las innovaciones ligadas a los emprendedores tienen mucha cercanía con el mercado, porque están buscando validarse con clientes y consumidores en Chile y los destinos regionales", agrega.

Rosenfeld añade que los emprendimientos diversos son atractivos por su creación de empleo calificado para captar talento nacional e internacional. "Tienen un impacto importante en el ecosistema, ya que cuestionan la idiosincrasia local e implementan oportunidades que en otros países ya funcionan, como Cornershop", dice.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia