Dólar Obs: $ 674,04 | -0,55% IPSA -0,52%
Fondos Mutuos
UF: 27.558,46
IPC: 0,00%
Guerra entre WOM y Entel escala a tribunales y la FNE

domingo, 11 de marzo de 2018

Valeria Ibarra
El Mercurio

Chris Bannister acusa a Entel de "ofrecer a nuestros clientes ofertas directas que no son extensibles a clientes de otras empresas". La firma controlada por los Matte señala que "se han focalizado en la portabilidad".

Una tiene su cuartel central decorado con grafitis en Santiago Centro. La otra está en la zona oriente de la capital, en el corazón financiero del país. La primera, WOM, tiene un CEO extravagante, Chris Bannister, que solo se viste con poleras y jeans, y pertenece a un fondo de inversión europeo, Novator. La segunda, Entel, es capitaneada por un ejecutivo de larga trayectoria, Antonio Büchi Buc, proveniente de una familia de destacados profesionales, entre los que se encuentra su hermano Hernán, ex ministro de Hacienda, y es controlada por la familia Matte. Ambas empresas de telecomunicaciones están enfrentadas en una guerra mediática que ya pasó a la esfera judicial, tan solo pocas semanas atrás: WOM realizó una denuncia ante el Sernac contra Entel; en paralelo, hizo una presentación en el 10° Juzgado Civil de Santiago con una medida prejudicial acusando competencia desleal, y presentó un "téngase presente" ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE) alegando "prácticas anticompetitivas" de su contendora.

Chris Bannister, "Tío WOM" en las redes sociales, detalla estas acciones y acusa a Entel de "hacer una guerra directa a WOM al ofrecer a nuestros clientes ofertas directas que no son extensibles a clientes de otras empresas". Y señala que "tenemos grabaciones". "Eso es anticompetitivo", enfatiza, y detalla estas tres acciones, que se materializaron en los últimos días de febrero.

Según WOM, la arremetida de Entel se explica por su éxito en Chile. "Les hemos quitado clientes", dice Bannister. Según cifras de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), en enero de 2015, cuando entró al mercado comprando Nextel, la debutante empresa tenía menos de 1% del mercado y a septiembre de 2017 posee ya el 9,71%, aunque Bannister sostiene que están en el 10%. En igual lapso, Entel pasó de 35,24 a 31,50% al noveno mes de 2017. En septiembre, Movistar tenía el 32% del mercado y Claro el 24,31%.

Manuel Araya, gerente de regulación y asuntos corporativos de Entel, niega las acusaciones de WOM y señala que "dado lo competitivo que es la industria de la telefonía móvil en Chile, las compañías constantemente realizamos distintas campañas y promociones de captura de clientes, y dada la actual tasa de penetración de este mercado, en general estas ofertas se han focalizado en la portabilidad".

Hoy -precisan en Entel-, la apuesta está en dos mercados: la telefonía móvil y el internet hogar. En este último negocio, la compañía controlada por el grupo Matte introdujo una nueva tecnología, el massive MIMO, capaz de recibir y transmitir una gran cantidad de datos en un área geográfica determinada; en este caso, el hogar. Y como lanzó este plan en Renca, los ejecutivos de Entel consideran que atacaron el corazón del mercado de WOM.

Respecto de la presentación en el 10° Juzgado Civil de Santiago, Araya sostiene que Entel no ha sido notificada de ninguna denuncia.

En todo caso, ambas compañías están acostumbradas a molestarse mutuamente. En octubre del año pasado, en la icónica torre Entel se proyectó el logo de WOM y luego Entel tuiteó: "Nos encanta que la competencia se proyecte en nosotros". La firma liderada por Bannister respondió mostrando que las chicas del 123 de Entel se habían cambiado a WOM. A diferencia de la mayoría de las empresas y de Entel, WOM no forma parte de Conar (Consejo de Regulación y Ética Publicitaria) y no se somete a esta entidad.

La pelea por el 4G

WOM también realiza otras acusaciones contra Entel. Dice que pese a tener la concesión de la Subtel, la telefónica de los Matte no invirtió en 4G, la cuarta generación en telefonía móvil que permite, por ejemplo, ver series, videos y un gran traspaso de datos desde el smartphone, y solo lo hizo cuando ellos llegaron.

Bannister hace ver que el 4G se licitó en 2012 y "que por muchos años Entel no hizo nada". Manuel Araya, de Entel, explica que hubo demoras administrativas. "La primera concesión que obtuvo Entel para brindar servicios 4G fue la banda 2.600 MHz, cuyos decretos se publicaron en marzo 2013, y, como es de público conocimiento, por ley no se puede comenzar construir la red antes de que esto ocurra. En ellos se establecía un periodo de construcción de un año, y Entel comenzó la operación de su red 4G a nivel nacional en marzo de 2014", precisa el gerente de Entel. Y añade: "Cuando ingresa Entel, pusimos en operación más de 35 mil clientes, convirtiéndonos rápidamente en el líder".

Hoy -dice Araya-, la tecnología 4G está ampliamente masificada. "El mercado chileno tiene más de nueve millones de usuarios de 4G, y seguimos siendo líderes", asevera.

No obstante, el CEO de WOM también sostiene que su rival "invierte poco en el país", mientras que la empresa debutante invertirá US$ 350 millones entre este año y el próximo, con el objetivo de disputar con Entel el primer lugar en el mercado, lo que estima Bannister ocurrirá en cuatro años más.

Araya desestima esa imputación. "En los últimos cinco años hemos invertido, solo en Chile, un promedio de US$ 560 millones anuales, lo que totaliza US$ 2.800 millones", retruca.

En los próximos meses empezará la guerra por entrar en la nueva generación de telefonía móvil, la 5G. Bannister sostiene que con el 5G, Chile podría jugar en las grandes ligas mundiales de la tecnología. "El próximo Google debería salir de Chile", cree el CEO de WOM. "Pero debemos aprender a competir", asegura.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia