Dólar Obs: $ 666,13 | 0,66% IPSA -0,37%
Fondos Mutuos
UF: 27.234,91
IPC: 0,40%
Presidente intenta cumplir con sus promesas de campaña:

Alzas en gasto de defensa e infraestructura marcan presupuesto de Trump

martes, 13 de febrero de 2018

Nicolás García de Val
Internacional
El Mercurio

El gobierno espera que el Congreso apruebe una partida de US$ 4,4 billones para el año fiscal 2019, en el que, pese a fuertes recortes en política exterior, subirá el déficit.



Fiel a su lema de "EE.UU. primero" Donald Trump presentó su propuesta presupuestaria por US$ 4,4 billones para el año fiscal 2019 (que comienza el 1 de octubre), marcada por millonario plan de infraestructura, una alza en el gasto en defensa, drásticos recortes en política exterior y un enorme déficit que complica la batalla por su aprobación en el Congreso.

El ambicioso presupuesto busca cumplir promesas de campaña, cuando, entre otras cosas, aseguró que renovaría la "ruinosa" infraestructura del país. Trump asegura que se invertirá US$1,5 billones en obras viales y de servicios. Pero la administración federal pondrá solo US$200.000 millones y repartidos en 10 años. El plan es usar esos fondos para estimular que privados y que los gobiernos estaduales sean los que hagan el grueso del gasto (US$1,3 billones). Adicionalmente esas inversiones se verían alentadas por una reducción de los tiempos de aprobación de los proyectos, con menos agencias involucradas en el proceso de entrega de permisos de construcción y una disminución de las regulaciones ambientales.

"Tenemos que reconstruir nuestra desmoronada infraestructura (...) Se trata del plan más grande y atrevido" del país, dijo Trump en un encuentro con gobernadores y alcaldes en la Casa Blanca, al dar algunos detalles de su propuesta.

El plan también incluye una asignación de US$ 1.600 millones para cercar unos 104 km de los 3.180 km de la frontera con México, solicitud similar a la que hizo el año pasado.

El plan podría enfrentar varios problemas en el Congreso, pues no ofrece tantos fondos federales como los demócratas querían ni aborda directamente cómo el gobierno conseguirá el dinero necesario. Los legisladores habían aprobado la semana pasada un acuerdo prespuestario temporal, que incluyó el alza a los fondos para defensa y para programa sociales y de infraestructura. Ahora el Congreso tiene que tomar la propuesta que hizo Trump (que supuestamente contiene lo pactado en el acuerdo marco de la semana pasada) y convertirla en ley definitiva antes del 23 de marzo.

"El proyecto de Trump es solo otro regalo para las corporaciones y gente adinerada a expensas de los trabajadores estadounidenses", dijo el Comité Nacional Demócrata.

Los expertos, en tanto, dudan de que el estímulo inicial del gobierno consiga la millonaria inversión que espera y cuestionan el financiamiento a largo plazo del plan.

"El enfoque de Trump tiene sus méritos, pero también serias falencias. Por ejemplo, favorece comunidades adineradas por sobre las pobres. En mi opinión, si lo aprueban, acelerará ciertos proyectos, pero dejará en el aire el financiamiento de una estrategia de infraestructura a largo plazo", dijo a "El Mercurio" Jill Jamieson, directora del área de infraestructura en la consultora JLL.

Más gasto militar

Defensa es el otro gran interés del Presidente, quien pide la aprobación de fondos por US$ 716.000 millones para el Pentágono que dirige Jim Mattis. Es un aumento de 13% para un país que ya gasta más en sus FF.AA. que la suma de los ocho países que le siguen.

Ese monto contempla más de US$ 23.000 millones para seguridad en la frontera, uno de los aspectos que el Presidente quiere reforzar.

De aprobarse, este presupuesto le entregaría al Pentágono todo el dinero que ha estado pidiendo en los últimos años, al disponer fondos para modernizar el arsenal nuclear, para la compra de equipo militar, entrenamiento de personal y despliegue de tropas en Europa oriental para hacer frente a la amenaza de Rusia.

"El general Mattis me llamó y dijo, 'wow, no puedo creer que hayamos obtenido todo lo que queríamos'", dijo Trump ayer. Es que la partida es la mayor de la historia del Pentágono, aunque en términos relativos, porque la época en la que EE.UU. gastaba más en defensa fue en la II Guerra, cuando era cerca del 45% del PIB. En los últimos años el promedio es menor a 4%.

Pero para financiar ese enorme gasto, es necesario cortar de alguna parte y los grandes perjudicados serían la seguridad social (por ejemplo, Medicare, el programa de salud para mayores de 65 años perdería US$ 554 mil millones en los siguientes 10 años) y la política exterior.

Según la propuesta, el Departamento de Estado perderá un 32% de su presupuesto, al pasar de contar con US$ 55.632 millones a solo US$ 37.801 millones. Uno de los sectores más golpeados será el aporte estadounidense a organismos internacionales, que bajará en más de mil millones de dólares.

Dentro del país, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) perderá 34% de sus fondos.

Pese a lo recortes, la propuesta de Trump, que en 2016 se autodenominó el "rey de la deuda", provocaría pérdidas por más de US$ 7 billones en los próximos 10 años, según estimaciones de Bloomberg y The New York Times.

En gran parte, esto se debería a los menores ingresos fiscales producto de la nueva ley tributaria (aprobada en diciembre por el Congreso) que rebajó la tasa impositiva para las corporaciones de 35% a 21%.

Mickey Levy, economista jefe de Berenberg Capital Markets, dijo que la propuesta es "fiscalmente irresponsable", y aseguró que es insostenible.

Trump tiene ahora la tarea de convencer al Congreso de aprobar su plan. Una carrera cuesta arriba, especialmente en el Senado, donde el gobierno necesita del apoyo demócrata -los republicanos tienen 51 escaños y necesitan 60 votos para aprobar el presupuesto- y es seguro que los opositores rechazarán los recortes sociales.

Para Trump, el trabajo para convencer a los congresistas parte mañana, con una reunión con senadores clave de ambos partidos.

4,4billones de dólareses el total de la propuesta presupuestaria que el gobierno de Donald Trump espera sea aprobada por el Congreso.716mil millones de dólaresserá el total de fondos destinados a Defensa si se aprueba la propuesta.32%se reducirá el presupuesto del Departamento de Estado de concretarse el plan del gobierno. Uno de los sectores más golpeados será el aporte estadounidense a organismos internacionales, que bajará en más de mil millones de dólares.200mil millones de dólaresserá la inversión en infraestructura de la administración federal en los próximos 10 años, según el presupuesto.

4,4
billones de dólares es el total de la propuesta presupuestaria que el gobierno de Donald Trump espera sea aprobada por el Congreso.

716
mil millones de dólares será el total de fondos destinados a Defensa si se aprueba la propuesta.

32%

se reducirá el presupuesto del Departamento de Estado de concretarse el plan del gobierno. Uno de los sectores más golpeados será el aporte estadounidense
a organismos internacionales, que bajará en más de mil millones de dólares.

200

mil millones de dólares será la inversión en infraestructura de la administración federal en los próximos 10 años, según el presupuesto.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia