Dólar Obs: $ 595,63 | 0,18% IPSA 0,79%
Fondos Mutuos
UF: 26.885,36
IPC: 0,50%


Se buscan liberales

martes, 13 de febrero de 2018


Opinión
El Mercurio




Señor Director:

En su columna del día domingo, Joaquín García-Huidobro realiza planteamientos sobre la reemergencia del ala liberal de RN. Si bien sostiene que estos esfuerzos son bienvenidos, dada la diversidad necesaria en la centroderecha, el columnista realiza un conjunto de afirmaciones sobre lo que constituiría un verdadero liberal, de las que discrepamos fundamentalmente.

Su visión refleja más bien un viejo liberalismo acotado a la dimensión económica que, en mi opinión, no da cuenta ni de la realidad nacional ni tampoco de los partidos y líderes alrededor del mundo hoy definidos como tales.

Primero, el columnista señala que el eje valórico, o las libertades asociadas a la vida personal, no serían atributos de un buen liberal. Atajado en categorías del liberalismo histórico, García-Huidobro plantea que es un falso dilema el posicionarse en la arena política defendiendo a los individuos en tanto capaces de tomar las decisiones sobre sus vidas privadas y familiares. Así, un concepto más amplio y libertario sobre el matrimonio no tendría, en su opinión, cabida dentro de la agenda liberal. Craso error. Por ejemplo, David Cameron justificó su postura sobre la materia señalando estar a favor del matrimonio igualitario no a pesar de pertenecer al Partido Conservador, sino precisamente porque era parte del mismo.

Lo mismo cabe respecto del rol del Estado. Los liberales de RN, y otras agrupaciones, creemos en el emprendimiento, la competencia y una economía libre. Pero, al mismo tiempo, incluimos en nuestro pensamiento a la solidaridad como vector de una concepción de sociedad donde tanto privados como el Estado deben ser capaces de tender una mano a los que sufren vulnerabilidades que les hacen imposible llevar una vida digna. Los liberales creemos que la desidia del Estado y los privados en materias como nuestros menores del Sename y los adultos mayores no debe ser tolerada.

La agenda de las libertades, en un sentido amplio, llegó para quedarse. Sería un gran error de la centroderecha si no les ofrece a los chilenos una plataforma o voz desde la cual articular dicha demanda. El riesgo de desfase está siempre a la vuelta de la esquina. El mejor ejemplo es la caída del PP español en desmedro del proyecto liberal impulsado por Ciudadanos de Rivera.

Raya para la suma: en vez de buscar respuestas "fotocopiando" autores o políticos que usaban pelucas siglos atrás, es mejor mirar experiencias recientes en países como Francia, España o Canadá, donde una concepción más solidaria de la vida en sociedad y más tolerante en el eje libertades individuales ha permitido la consolidación de partidos y movimientos liberales de centro.

Marcela Sabat
Diputada RN

Andrés Longton
Diputado electo RN

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia