Dólar Obs: $ 658,70 | 0,72% IPSA -5,26%
Fondos Mutuos
UF: 27.231,40
IPC: 0,40%
El millonario negocio tras los vestidos de la Gala del Festival de Viña del Mar

martes, 13 de febrero de 2018

Valentina Gracia M.
El_Mercurio

Un vestido para las invitadas parte en $1,5 millones, mientras que para los hombres los trajes de noche van desde $1 millón.

Los invitados ya cuentan las horas para el inicio de una nueva versión de la Gala del Festival de Viña del Mar, que se realizará este viernes 16, en la cual más de un centenar de invitados desfilarán por la alfombra roja.

La cita no es solo la encargada de dar el puntapié inicial a una nueva edición del certamen musical, pues también se ha transformado en una de las mejores vitrinas para los diseñadores nacionales, quienes logrando buenas críticas en esta verdadera pasarela de artistas locales e internacionales, pueden solventar sus ventas durante todo el resto del año e incluso subir las tarifas de sus creaciones.

Según el diseñador nacional Claudio Mansilla, quien, tal como en dos ediciones anteriores, será el encargado de vestir a la animadora del Festival, Carolina de Moras, la preparación para esta noche comienza por lo menos en octubre (en el caso particular de De Moras), mientras que en el caso del resto de las invitadas que acuden a su atelier, los tiempos son más acotados. "Las que llegan después de recibir su invitación, aproximadamente en enero, son las invitadas que ocupan casi todo mi tiempo durante el verano", explica, junto con agregar que demora cinco semanas en confeccionar diseños a medida, los que parten en los $1,5 millones y que son pagados por los canales o ellas mismas. "El canje ya no es una opción para la mayoría de los diseñadores consagrados", asegura, junto con señalar que los precios de los vestidos aumentan dependiendo de factores como las telas que se elijan, el precio del dólar y las horas de trabajo.

De opinión similar es Sergio Arias, el diseñador responsable de los trajes de Rafael Araneda, Martín Cárcamo y Cristián Sánchez, entre otros invitados. Explica que cada una de sus creaciones, que tienen valores desde $1 millón, son siempre compradas por sus clientes, dado que cada pieza "es creada a la medida para cada uno de ellos y confeccionadas de acuerdo a detalles de su personalidad y estilo propios".

Frente a esto, Arias además señala los riesgos de participar en esta cita, uno de los shows televisados más vistos en el país "Una mala crítica puede perjudicar fuertemente el negocio y, por ende, los ingresos de los meses siguientes, en un negocio como la alta costura y el diseño, en el cual la reputación es fundamental para mantener a los clientes", dice.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia