Dólar Obs: $ 674,68 | 0,69% IPSA -0,43%
Fondos Mutuos
UF: 27.397,67
IPC: 0,30%
"Operación Huracán": cómo el "Profesor" se convirtió en "uno más" dentro de inteligencia de Carabineros

domingo, 11 de febrero de 2018

Marcelo Pinto E.
El_Mercurio

Testimonios de tres uniformados ante el Ministerio Público revelan que el creador del controversial software "Antorcha" -usado supuestamente para interceptar los mensajes telefónicos de Héctor Llaitul y de otros comuneros- era habitué del recinto policial de Temuco, donde trabajaba estrechamente junto a un capitán.

Uno de los carabineros que lo notó fue el cabo Manuel Riquelme. Mientras cumplía sus tareas en la Unidad de Inteligencia Operativa Especial (UIOE), vio cómo Alex Smith Leay, el "Profesor", se desenvolvía a piacere, al interior de ese cuartel en Temuco.

"El "Profesor" se veía regularmente en la UIOE, incluso más que nosotros, y se comportaba como si fuese un funcionario más", declaró a fines de enero Riquelme, ante el Ministerio Público, en la causa por la supuesta manipulación de evidencias en la "Operación Huracán".

Smith -ingeniero forestal, ingeniero agrícola y diplomado en seguridad informática- aparece hoy como un personaje clave en la trama. Pues fue él quien creó "Antorcha": el controversial software que habría empleado Carabineros para interceptar las conversaciones de Héctor Llaitul, vocero de la CAM, y de otros siete comuneros que en septiembre de 2017 fueron detenidos y formalizados por asociación ilícita terrorista. La Corte Suprema decretó posteriormente su libertad y el viernes de esta semana, el juzgado de garantía los sobreseyó a todos, debido a la falta de pruebas y las aparentes irregularidades detectadas en el caso.

El "Profesor" llegó a convertirse en un rostro familiar dentro de la UIOE: el recinto donde se periciaron los celulares de los comuneros y fueron recuperados los presuntos mensajes que hoy están bajo sospecha.

La "llave" que le permitió entrar

"La verdad no tengo formación en inteligencia, no tengo muy claro qué es lo que implica", admitió el propio Smith ante el Ministerio Público, a fines de enero. Ese hándicap, sin embargo, no le impidió entrar y salir del cuartel policial, durante varios meses.

La persona que -en los hechos- le habría franqueado la puerta para ingresar al recinto fue el capitán Leonardo Osses, quien a contar de enero de 2017 le encomendó una serie de trabajos informáticos ad honorem , en el marco de diversas investigaciones judiciales, según testificó Smith.

Progresivamente, el hombre se convirtió en un habitué del recinto. Y los carabineros que trabajaban allí empezaron a identificarlo. Como le sucedió, por ejemplo, al oficial Christian Geisser.

"Normalmente lo veía en los espacios comunes, o fumando en el exterior, luego lo observaba ingresar a la oficina del capitán Osses", declaró ante la fiscalía Geisser, a comienzos de este mes.

En su testimonio, el funcionario detalla que nunca le presentaron formalmente al "Profesor" Smith. Pero que la presencia de este en la UIOE se hizo, para él, notoria a mediados de 2017.

La oficina de la que hablan Geisser y otros uniformados interrogados por la fiscalía se ubica en el segundo piso del cuartel, habilitado en una casa que carece de distintivos policiales.

El mismo Smith lo refrenda en su testimonio: "Mi oficina estaba ubicada en el segundo piso (...) Trabajé bajo la dirección del capitán Leonardo Osses, quien me indicaba qué blancos investigativos íbamos a seguir".

Smith llamó la atención de policías como el cabo Manuel Riquelme o el sargento Darwin Vásquez, quienes llegaron a la UIOE a fines de septiembre pasado. Precisamente para estudiar los teléfonos donde aparecieron los hoy cuestionados mensajes.

"(A) Smith lo conocí la madrugada que llegué a Temuco, y me reencontré con la UIOE en la mesa de trabajo con el capitán Osses", testificó ante la fiscalía Riquelme.

La experiencia de Vásquez fue similar. Conoció a Smith, cuando arribó a la capital de La Araucanía para sumarse a los peritajes: "Respecto de la presencia de un civil en la UIOE, efectivamente conocí allí a Alex Smith, a quienes todos conocían como el "Profesor". Lo conocí durante el mes que estuve trabajando en la UIOE, pero no tuve mayor relación con él".

Vásquez y Riquelme se cuentan entre los policías que han declarado como imputados por la eventual manipulación de pruebas.

"Realizaba trabajos con el capitán"

Ellos y un tercer uniformado se formaron una imagen coincidente sobre el papel y posición de Smith en el cuartel. "Me di cuenta de que era el asesor de quienes utilizaban el equipo Oxygen (que recupera archivos desde teléfonos)", depuso Riquelme. "Supe, por comentarios, que era asesor de inteligencia de la UIOE, pero ignoro mayores detalles", atestiguó el sargento Vásquez. "Por comentarios me enteré acerca de quién era el "Profesor" Smith, y que realizaba trabajos informáticos con el capitán Osses", anotó a su turno Geisser.

Smith precisó ante los persecutores que a él lo contrataron en Carabineros recién en octubre, cuando la "Operación Huracán" ya había estallado. Pero él mismo advirtió que solo entre marzo y julio de 2017 les despachó "cerca de 180 reportes". Y que colaboró con la UIOE en medio de los peritajes de los celulares.

Riquelme vio a Smith cumpliendo un papel activo en las horas posteriores a las detenciones de los comuneros. Refiere, por ejemplo, que al llegar al cuartel, el 24 de septiembre, pasó "a una sala denominada oficina de análisis", en la que se encontraban -según él- dos fiscales, dos capitanes, un sargento, un cabo y Smith.

En otra parte de su testimonio, el cabo cuenta: "La primera semana de trabajo el capitán Osses y el "Profesor" trabajaron junto con nosotros, pero luego se instalaron en la oficina del capitán en el segundo piso".

Al interior del cuartel, Riquelme observó a Smith ubicado frente al equipo Oxygen: "Estaba al frente del "Profesor", pero no lo vi operándolo".

Cuando rindió su testimonio ante la fiscalía, a Geisser le preguntaron si estaba interiorizado sobre los programas que Smith habría creado para "pinchar" los teléfonos. Pero él respondió: "Nunca escuché hablar de los softwares o aplicaciones de nombres "Antorcha" o "Tubicación", tampoco si ellos fueron creados por el "Profesor" Smith. En realidad, no tuve mayor conocimiento acerca de qué acciones se realizaban en el interior de la oficina del capitán Osses. Es una política institucional restringir el acceso a las diferentes dependencias de las unidades de inteligencia para el resguardo de la información".

Sin embargo, Smith iba y venía por el cuartel. Porque, como él mismo declaró: "Yo pasaba cuando quería, era como mi casa".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia