Dólar Obs: $ 593,15 | 0,08% IPSA -0,15%
Fondos Mutuos
UF: 26.866,21
IPC: 0,50%
La primera chilena líder de una banda de rock

DENISE

martes, 13 de febrero de 2018

Por sergio caro
Las primeras mujeres que abrieron camino en Chile
El Mercurio

Mucho antes que los estadounidenses Blondie estuvo ella, liderando un grupo de rock de hombres. Musa de la psicodelia local, la primera frontwoman nacional se mantiene vigente después de casi cinco décadas de irrumpir en escena.



Corría 1969 cuando irrumpió, alejándose de la línea melódica de las pocas intérpretes femeninas que habían logrado destacar en la música popular nacional, y con una actitud que parecía la encarnación del espíritu del rock. Desenfadada y rebelde, la adolescente Denise cambió su nombre civil -Climéne Solís- porque no se lo entendían y para que en su casa no supieran -es hija de un carabinero y una brasileña de ascendencia italiana- cuando iba a concursos en las radios. No le gustaban los Beatles ni la Nueva Ola local, pero al descubrir a Aretha Franklin y James Brown supo que su estilo iría por ahí. Además, tenía facilidad para el inglés.

Tuvo oportunidad de grabar un single y entonces conoció al guitarrista Carlos Corales. Se integró a su grupo, que también formaban el baterista Willy Cavada y el bajista Ricardo Briones, y luego se casaron, para que ella no tuviera problemas con los permisos paternos. El conjunto liderado por Denise se acercaba más a lo que pasaba en Estados Unidos que a la escena local, donde bandas como Los Jaivas hacían música de fusión con raíz folclórica. Aguaturbia, en cambio, cantaba en inglés, cultivaba un rock sicodélico y blusero, donde Corales parecía la versión criolla de Jimmi Hendrix, y Denise, de Janis Joplin. Además de su voz, la cantante -que se ufanaba de no usar sostén-asombraba con sus intensas performances sobre el escenario. Era la diva de la sicodelia nacional, pero se quedaron sin tocar en el legendario festival de Piedrarroja, donde no había ni electricidad.

A fines de 1969 grabaron su primer disco, y salió a la venta en marzo de 1970, generando revuelo por la carátula donde el cuarteto aparecía desnudo, lo que fue portada del vespertino La Segunda. Nacía así la leyenda. De hecho, este solo episodio habría bastado para que un sello estadounidense reeditara hace unos años a Aguaturbia. En su segundo álbum, grabado el mismo año, emulando a Dalí, Denise aparecía crucificada.

Tendrían que pasar otros 47 años para que Aguaturbia grabara su tercer trabajo. Entre medio se fueron a Estados Unidos y volvieron en dictadura. Carlos Corales tocaba en orquestas de televisión y Denise, como solista, aparecía cantando covers en el Festival de la Una o Sábados Gigantes. En 1989 participaron en el Festival de Viña (en 1973 estuvieron en el show), cuando la competencia importaba. "Sintonízame" era la canción favorita del público y las radios, pero no ganó. Cada tanto, el grupo se volvía a reunir en tocatas, pero recién en 2017 -y con nuevos integrantes- lanzaron "Fe, amor y libertad", con letras en español y de tinte feminista. En recientes entrevistas, Denise ha dicho que ya no está para desnudarse, y no le hace falta. Sigue tan rockera como siempre. *

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia