Dólar Obs: $ 641,51 | 0,65% IPSA -0,32%
Fondos Mutuos
UF: 27.131,66
IPC: 0,30%
Presidenta UDI, Jacqueline van Rysselberghe:

"Actualizar nuestra declaración de principios es de vital importancia"

sábado, 13 de enero de 2018

B.Vial y P. Jamett
Nacional
El Mercurio

En el Consejo directivo ampliado -ante apenas 70 militantes-, la senadora recalcó que el partido se enfrenta "a un país distinto y que debe ser capaz de entender y representar" este nuevo escenario.



Hasta el hotel Termas de Cauquenes comenzaron a llegar ayer las principales figuras de la UDI para el esperado Consejo ampliado que anunció la directiva, con el objetivo de analizar el escenario político tras las elecciones y proyectar el futuro del partido.

La presidenta de la colectividad, Jacqueline van Rysselberghe, pronunció un discurso en el que recalcó la necesidad de que el partido esté en sintonía con los cambios que enfrenta el país. "La UDI debe adaptarse a estos cambios sin perder su esencia ni desconocer su origen o su historia", señaló al iniciar la alocución.

Posteriormente, la senadora reflexionó sobre las principales tareas que debió emprender al asumir la conducción de la UDI: reinscribir el partido. "Era una tarea difícil, pero con el esfuerzo y trabajo de todos nuestros dirigentes a lo largo de Chile, no solo logramos reinscribirnos, sino que logramos ser el partido con más militantes de nuestro sector".

Van Rysselberghe planteó que la segunda tarea fue aportar a que Chile Vamos volviera a ganar la presidencia y "retomar el camino de crecimiento y desarrollo que se perdió durante los últimos cuatro años de gobierno de la Nueva Mayoría".

En el discurso, la senadora recordó que el partido debió "afrontar una de las elecciones más difíciles desde su fundación" tanto por la nueva ley electoral, así como también por "la campaña gigantesca y brutal en contra de líderes históricos de nuestro partido, por su eventual participación en situaciones de financiamiento de la política".

Respecto al resultado electoral, Van Rysselberghe afirmó que si bien no se debe ser "autocomplaciente, tampoco resulta conveniente ser autoflagelante", ya que obtuvieron 30 diputados y 9 senadores.

En la parte final del discurso, la presidenta de la UDI recalcó que el partido se enfrenta "a un país distinto, con problemas, desafíos y prioridades diferentes, que se enfrenta a la modernidad". En ese contexto, la senadora planteó que "actualizar nuestra declaración de principios es de vital importancia". Sin embargo, dijo que la UDI no puede desconocer su "historia" y sus "orígenes".

Claves de la elección

Antes del discurso de la presidenta de la colectividad, Gonzalo Cordero -quien integró el equipo de comunicaciones del comando de Sebastián Piñera- analizó el escenario electoral planteando, entre otras cosas, que es necesario promover una renovación genracional en la política. "Es una señal a la apertura, a la rotación, qie no hay apitutados", señaló.

En la misma línea, el experto agregó que otro de los desafíos del mundo político es entender los cambios culturales del electorado e integrar a los jóvenes.

"Si no somos capaces de incorporar, de abrirle las puertas a gente que tiene menos de 30 años, no vamos a tener esa necesaria renovación cultural que nos va a permitir reconectarnos con la sociedad que está allá afuera", señaló el analista.

En la misma línea, apuntó al sector universitario como clave para entender los próximos cambios que enfrentará la sociedad. "Lo que está pasando en las universidades nos muestra lo que va a pasar en unos años en el país", afirmó planteando que el retroceso de la UDI en el mundo universitario es "la alerta".

Finalmente, apeló a la unidad del partido para tener la capacidad de leer correctamente los cambios. "Este proyecto tiene raíces que son profundas que tiene fuerza interior, pero si no ocupamos esta fuerza, vamos a terminar en un dinosaurio político", concluyó Cordero.

"Si bien no se debe ser autocomplaciente, tampoco resulta conveniente ser autoflagelante. El obtener 30 diputados y 9 senadores no es un mal resultado".

"La UDI debió afrontar una de las elecciones más difíciles desde su fundación, con una ley electoral nueva y una campaña brutal en contra de líderes históricos de nuestro partido, por su eventual participación en situaciones de financiamiento de la política".

"No somos esa derecha social que piensa que el Estado es la solución de los problemas de las personas".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia