Dólar Obs: $ 679,90 | 0,43% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Ronald Bown Sepúlveda, encargado de los voluntarios papales:

"La lógica del voluntariado está en el después de la visita, en el legado"

sábado, 13 de enero de 2018

Gabriel Pardo
Nacional
El Mercurio

Afirma que ya son 20 mil los inscritos y que esa base de datos ayudará a la Iglesia, fomentando el trabajo de laicos y las vocaciones. Hoy celebrarán una misa en el Movistar Arena.



"Esperábamos llegar a 15 mil voluntarios. Esa era nuestra meta. Reunimos a 20 mil, así que estamos muy felices", dice Ronald Bown Sepúlveda, en el patio de la Vicaría de la Esperanza Joven, en Moneda 1842.

Bown tuvo que dejar hace seis meses su labor de profesor en un colegio y dedicarse a una nueva tarea: la Comisión papal le solicitó encargarse de reclutar a miles de voluntarios para recibir al Papa Francisco.

"Lo impresionante es que no hay actividades similares a la visita de un Papa, en la que dos millones de personas salen a su encuentro", dice sobre la complejidad de organizar a quienes quieren participar del evento.

Bown había organizado en 2011 y 2015, junto a otros profesionales, movilizaciones -con más de 50 mil personas- en apoyo a la Iglesia llamadas "La alegría de ser católico" y ello explica en parte que lo hayan elegido para esta labor.

Sin restricciones

"La lógica del voluntariado está en el después de la visita del Papa, en el legado. Por eso hicimos un sistema de inscripción lo más abierta y universal posible, como un reflejo de lo que quiere el Papa Francisco para la Iglesia", explica.

"Creamos una página web para que cualquier persona, de cualquier parte del país, pudiera inscribirse sin ninguna restricción. Ni de lugar, edad límite, ni religión", continúa Bown, destacando que la única medida es que los menores de edad podían inscribirse desde segundo medio en adelante.

En el equipo destacan que hay voluntarios que son adultos mayores -el de más edad tiene 87 años-, personas con discapacidad y más de mil inscritos de otros países.

"En su mayoría son argentinos, y también hay de Bolivia, Perú, Colombia, pero además de Europa y África", cuenta Ronald Bown. Afirma que muchas personas quieren aportar y que lo más complejo ha sido distribuirlos en las distintas tareas en Santiago, Iquique y Temuco.

Cada voluntario debía inscribirse a través de una institución, una parroquia, un colegio, una pastoral universitaria o un movimiento.

"Así, nosotros -cuenta el encargado del voluntariado- lo podemos poner en contacto con alguna parroquia o algún movimiento. Esa ya es una persona que quedó, de alguna manera, ganada para la Iglesia".

El trabajo mancomunado, enfatizan, ha sido clave. Algunos de los participantes son Francisco Elorrieta, uno de los directores del equipo, Elisa Undurraga, quien administra la extensa base de datos (ver fotos) y Mariana Canales y Juan Álvarez, encargado de organizar la distribución de los participantes.

Más de 40 personas están involucradas en la organización, sin mencionar a 500 coordinadores de voluntarios, que se encargan de la capacitación "espiritual y logística".

Cada voluntario contará con un kit que consiste en un morral que contiene un jockey, un peto, un bloqueador solar, un snack, además de un manual con todas las indicaciones que deben saber, oraciones y cantos.

"Lo importante es lograr conversiones y vocaciones en la Iglesia, después de la visita del Papa volver a llenar los seminarios de quienes fueron peregrinos y voluntarios", dice Bown.

Hoy más de 8 mil voluntarios celebrarán una "Misa de Envío" en el Movistar Arena, ceremonia que se iniciará a partir de las 14 horas. Y el domingo se realizará una vigilia -de 19 a 22.30 horas- en el Santuario de la Inmaculada Concepción, en la cumbre del cerro San Cristóbal.

"Hicimos un sistema de inscripción lo más abierta, transversal y universal posible, como un reflejo de lo que quiere el Papa Francisco para la Iglesia".

"Lo importante es lograr conversiones y vocaciones en la Iglesia, después de la visita del Papa volver a llenar los seminarios de quienes fueron peregrinos y voluntarios".

"Tenemos mil voluntarios de otros países. En su mayoría son argentinos, y también hay de Bolivia, Perú, Colombia, además de Europa y África".
RONALD BOWN E.
Encargado del Voluntariado de la visita papal

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia