Dólar Obs: $ 637,35 | 0,16% IPSA -0,36%
Fondos Mutuos
UF: 27.128,95
IPC: 0,30%
Ambos flujos se intensificaron en 2017, según el balance de control fronterizo de la PDI:

Ingreso de venezolanos y haitianos se duplicó en un año, con bajas cifras de salida del país

sábado, 13 de enero de 2018

Valentina González
Nacional
El Mercurio

La alta llegada de extranjeros se condice con un aumento en la emisión de visas. Mientras, el proyecto de ley de migraciones ve reducidas sus posibilidades de salir adelante en este período de gobierno.



El año pasado fue intenso en las fronteras del país. Según el balance realizado por la Policía de Investigaciones (PDI), al 15 de diciembre, por los distintos pasos fronterizos ingresaron 13.159.287 personas, mientras que salieron 12.090.601.

Descontando el intenso flujo de argentinos, dos nacionalidades destacan por los contrastes entre sus ingresos y salidas: haitianos y venezolanos (ver infografía).

En ambos casos, las cifras de llegada crecieron considerablemente respecto de 2016, mientras que sus tasas de salida se mantuvieron bajas en comparación.

Donde sí existió una caída importante fue en una de las causales de reembarque. En 2016, 718 haitianos fueron enviados de regreso a su país por no acreditar su condición de turistas, mientras que el año pasado la cifra disminuyó a 312.

El jefe de la Prefectura Internacional Aeropuerto de la PDI, prefecto Bernardino Cárdenas, explica cómo analizan esto: "Se pregunta cuánto dinero trae, cuánto tiempo va a estar, si trae pasaje de regreso o tiene algún familiar en Chile". Asegura que si el relato es coherente y los datos, comprobables, no hay motivo para una segunda inspección. "La ley que yo tengo que cumplir nos limita bastante, porque ellos cumplen y se les tiene que permitir el ingreso de acuerdo a ese estatus (...) Lo otro es suponer", afirma.

Escasez de cifras

La jefa (s) del Departamento de Extranjería y Migración (DEM), Gabriela Cabellos, confirma que estos movimientos en la frontera se han visto reflejados también en los trámites que los extranjeros solicitan: "En 2016 otorgamos cerca de 175 mil permisos de residencia; sin embargo, en 2017 superamos las 250 mil visas temporales, sin contar las residencias definitivas".

Para Cabellos, esta cifra es destacable: "Nos explica que la gente que viene al país con un fin de buscar mejores expectativas laborales, que es la gran mayoría, solicita residencia y le interesa regularizar su situación".

Al ser información de los controles fronterizos, los datos de la PDI consignan el hecho de pasar por la frontera, es decir, no implican que las salidas correspondan a personas que justamente ingresaron el mismo año.

Para el ex jefe del DEM Rodrigo Sandoval, es urgente contar con mayor información sobre los flujos migratorios.

"Chile, en estos momentos, está actuando a ciegas en términos de lo que es su migración", afirma. Agrega que para mejorar el conocimiento que se tiene en esta materia, es crucial una nueva ley migratoria y también, una nueva institucionalidad.

Proyecto en peligro

La ya incierta perspectiva de contar con una nueva legislación migratoria en este gobierno se complicó aún más luego que la comisión de Gobierno Interior de la Cámara de Diputados votara en contra de la idea de legislar.

"Nadie puede sacar cuentas alegres con que este proyecto se haya caído", afirma Sandoval, quien enfatiza que es un debate urgente y necesario, más allá de las deficiencias del texto.

El diputado Marcelo Chávez (DC), presidente de la comisión y quien le restó su apoyo a la iniciativa, afirma que el escenario pudo ser otro si el Gobierno hubiera manifestado voluntad política de abordar los temas que generaron críticas, como la falta de una nueva institucionalidad.

"Ellos no hicieron la 'pega'. Les dijimos en todos los tonos, en público y en privado, que tenían que arreglar ciertas cosas. Si no hubo compromiso, no voy a poner mi voto para legislar un proyecto que tiene deficiencias tan estructurales", explica.

Su par Paulina Núñez (RN) afirma que las altas cifras de ingreso de extranjeros "corroboran que hoy no tenemos ninguna normativa que regule el ingreso a Chile. Aquí, entra el que quiere".

CONTRA EL TIEMPO
Con el fin del período legislativo a solo semanas, la comisión de Gobierno Interior rechazó el proyecto de ley de migraciones.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia