Dólar Obs: $ 604,99 | 0,55% IPSA 0,70%
Fondos Mutuos
UF: 26.812,84
IPC: 0,10%
Inmueble ubicado en la esquina de Morandé con San Pablo:

INE retrasa traslado a edificio que adquirió en casi US$ 28 millones en Santiago Centro

domingo, 07 de enero de 2018


Economía y Negocios Domingo
El Mercurio




Adiós al tradicional edificio en el Paseo Bulnes, en pleno centro cívico de Santiago, dirán cientos de trabajadores del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que deberán trasladarse a partir de junio próximo al edificio que adquirió la institución en pleno barrio Mapocho, en el centro de Santiago.

El inmueble, ubicado en Morandé 835 esquina San Pablo, fue adquirido por el INE a la Constructora Morandé S.A. el pasado 7 de noviembre de 2017, por un monto de 623.466 Unidades de Fomento (UF). La cifra representa poco más de $16.500 millones, unos US$ 27,2 millones al tipo de cambio actual. A esto se suman otros $1.000 millones para equipar las instalaciones. "Todos estos recursos están considerados en la Ley de Presupuesto 2018", reconocen desde la entidad.

El cambio estaba programado originalmente para febrero de este año, pero desde la institución optaron por retrasarlo y hacerlo de forma gradual.

Una cantidad importante de unidades dentro de la institución se trasladará al nuevo edificio; por ejemplo, la dirección nacional del INE, incluido el gabinete, la división jurídica y el departamento de comunicaciones, entre otros.

A ellos se suman parte de los equipos de la subdirección de operaciones, subdirección técnica y la subdirección administrativa. En total, alrededor de dos tercios de los funcionarios del INE en la Región Metropolitana se irán al nuevo edificio.

¿Qué ocurrirá con el tradicional edificio institucional del Paseo Bulnes?

Desde el INE afirmaron que el edificio de Bulnes 418 pertenece a la institución y seguirá en operación.

En la actualidad, los funcionarios del INE que trabajan en la Región Metropolitana están distribuidos en dos inmuebles propios y 10 inmuebles arrendados para oficinas. Producto de la nueva adquisición, el INE pasará a funcionar en 3 sedes: 2 propias (Morandé y Bulnes) y otra arrendada para proyectos no permanentes, como la Encuesta de Presupuestos Familiares, que se realiza cada 5 años.

"La inversión en las nuevas oficinas hará posible no solo lograr ahorros importantes en términos de traslados y tiempos respectivos de los funcionarios de la institución, sino que también permitirá potenciar la coordinación y sinergia entre los equipos", afirmaron desde la institución.

Desde la Asociación Nacional de Funcionarios del INE (Anfine) han mostrado su disconformidad con el cambio y responsabilizan a la directora de la institución, Ximena Clark. "No ha hecho ningún estudio sobre el impacto en la calidad de vida de los trabajadores, tanto en lo relativo a las dificultades de acceso, a la falta de seguridad, a la no disponibilidad de estacionamientos y casino, y a la pérdida de calidad de vida por los mayores tiempos de desplazamiento".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia