Dólar Obs: $ 655,27 | 0,22% IPSA 2,69%
Fondos Mutuos
UF: 26.780,87
IPC: 0,10%
Las claves de los hispanos, aspirantes al título en la última fecha:

La Unión Española de Martín Palermo derriba varios mitos

jueves, 07 de diciembre de 2017

Claudio Herrera
Deportes
El Mercurio

El equipo del "Titán" no necesitó de rodaje para rendir: armó un once nuevo para el Transición y ha peleado arriba siempre. También demuestra que se puede ser protagonista con dos líneas de cuatro y jugando sin extremos.



Los entrenadores repiten que armar un equipo capaz de funcionar como la gente es tarea dura y requiere tiempo. La Unión Española de Martín Palermo escapa a la norma, porque en el receso que separó el Clausura del Transición, el "Titán" diseñó un nuevo plan, borrando varios jugadores e incorporando una lista larga (ver infografía).

"Lo ideal es un proceso, porque afiatar un equipo lleva tiempo, meses, pero en este caso da la impresión de que Palermo tuvo la posibilidad de elegir los refuerzos para su idea de juego. Quizás en los dos primeros torneos él se adaptó a lo que tenía, ahora, en cambio, trajo gente a su medida", esboza Héctor Pinto, ex técnico en Santa Laura.

"El cuerpo técnico demostró su visión y claridad cambiando todo el equipo y con resultados ascendentes", se rinde Manuel Rodríguez Araneda, otro histórico rojo. Las cifras respaldan la tesis, porque el cuadro del ex artillero fue tercero en el Apertura 2016 (60% de rendimiento), quinto en el Clausura 2017 (49%) y ahora llega segundo a la última fecha (67%), y aún con opciones de campeonar.

Dos más que tres

Desde que Marcelo Bielsa dirigió a la Roja, en el torneo chileno se propagó la idea de jugar con tres atacantes, casi siempre representados en dos wines y un '9'. La fórmula se hizo ley en el medio local hasta que Palermo la infringió, recurriendo a la clásica dupla de ataque, con dos arietes que se reparten el último tercio de la cancha. Primero confió en Diego Churín y Carlos Salom, y ahora finaliza con Sebastián Jaime y Gustavo Canales.

"Hoy no es lo habitual jugar con dos '9', pero Palermo, que es muy bianchista (Carlos Bianchi lo dirigió en Boca) prefiere eso, dejando la amplitud de la cancha para que la ocupen sus laterales: (Diego) Sosa y sobre todo (Juan Pablo) Gómez", dice Cristián Basaure, analista del CDF.

Luis "Chamaco" Bustos tiene la fotografía del sublíder: "El hincha de Unión se acostumbró a que tenga un poco de todo: buen juego, garra, correr. Palermo ha hecho un trabajo de maravilla, porque no tiene grandes nombres. Este mismo equipo es tan parejito y ordenado que con un par de tipos sobre la media, como el 'Coto' Sierra o el 'Guatón' Vega, sería campeón hace rato".

El estigma del 4-4-2

Por varios momentos del ciclo Palermo, Unión ha utilizado las dos líneas de cuatro, sobre todo después de que no rindió el primer enganche que trajo: Juan Gabriel Rivas.

"Más que el sistema, manda la organización de juego. Y el 4-4-2 es válido, Mourinho ganó todo así, con el ataque directo y fulminante. A Unión al principio la veía más metida atrás, pero ahora llega con más gente", sostiene Pinto.

"Se estigmatizan las dos líneas de cuatro. Unión ha demostrado que así también se puede pelear un torneo, variando a veces: con un rombo en el medio o dos de corte y dos creativos; Pinares jugó de enganche y era el distinto, también (Pablo) Aránguiz. Guste o no, tiene una forma de jugar: defensivamente tiene cultura táctica, se comprime para recuperar y tiene comportamientos repetidos, como la llegada de Gómez, Galdames y Hauche", explica Basaure.

' ' El cuerpo técnico demostró su visión y claridad cambiando todo el equipo y con resultados ascendentes". MANUEL RODRÍGUEZ, ex técnico hispano.

' ' Este mismo equipo es tan parejito y ordenado que con un par de jugadores sobre la media, como el 'Coto' Sierra o el 'Guatón' Vega, sería campeón hace rato". LUIS BUSTOS, ex volante de Unión.

' ' Se estigmatizan las dos líneas de cuatro. Unión ha demostrado que así también se puede pelear un torneo". CRISTIÁN BASAURE, analista del CDF.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia