Dólar Obs: $ 638,37 | -0,42% IPSA 2,25%
Fondos Mutuos
UF: 26.784,32
IPC: 0,10%
La recomendación es no más de una hora de conexión diaria:

Las redes sociales para menores de 12 años son un atractivo, pero riesgoso gancho

jueves, 07 de diciembre de 2017

JANINA MARCANO FERMÍN
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Con el lanzamiento de plataformas como el chat para niños de Facebook, aumentan los problemas asociados al uso de pantallas, como la adicción a internet.



En el mundo de las redes sociales, los niños son un atractivo blanco. Los próximos días estará disponible en todo el mundo el nuevo Facebook Messenger Kids, un servicio de chat para menores de entre 6 y 12 años, que permitirá compartir fotos y videos, algo que ya hizo Snapchat en 2013 y YouTube en 2015.

En cuanto a si estas redes son apropiadas para los niños, los especialistas llaman a la cautela, ya que su uso implica estar conectado a un dispositivo con internet.

La psicóloga Carla Padilla, experta en Ciberpsicología, opina que el uso de una red social, por mucho que esta sea para niños, los expone a contenido inapropiado, situación que sus mentes no sabrían cómo manejar.

"Nadie nos puede asegurar que no habrá un pedófilo detrás de una cuenta infantil", dice, haciendo referencia a la vulnerabilidad de estas plataformas. Una situación que quedó en evidencia hace unos días, cuando los algoritmos de la versión infantil de YouTube dejaron pasar imágenes sexuales al sitio.

Por eso, antes de evaluar el uso de redes sociales por parte de un niño, la pregunta clave es a qué edad es recomendable que tenga su propio celular.

La sugerencia de la especialista es después de los 12 años. "Antes de eso no son capaces de discernir cuándo parar de utilizar algo ni cuándo están ante una situación de peligro".

A través de la realidad aumentada, Facebook Kids permite agregar coloridos stickers y máscaras a las fotos y videos. Son precisamente estos elementos, opina la psicóloga, los que han hecho tan atractivas como peligrosas las redes sociales. "No es que sean malas, pero sí son seductoras, porque llevan a los niños a otros mundos de forma inmediata. Hoy los vemos más gordos, más pálidos y con menos vitamina D, producto de pasar encerrados todo el día con el teléfono y no tomar sol".

La especialista cuenta que a su consulta llegan cada vez más padres preocupados por el uso excesivo que hacen sus hijos de las redes sociales. Lo mismo opina Verónica Burón, neuróloga infantil de la Clínica Alemana. "El problema no es solo el contenido, es también el tiempo de pantalla que afecta su desarrollo", dice. Adicción a la tecnología, agresividad y falta de sueño son algunas de las conductas que la especialista menciona como consecuencia de la hiperconexión.

"Me ha tocado ver niños con síntomas casi de autismo y solo con reducirles el tiempo de pantalla mejoran notablemente", dice la especialista. Y explica las razones de eso: "Cuando estimulas siempre las mismas partes del cerebro, sus conexiones no funcionan perfectamente. Varios estudios también relacionan las horas de pantalla con consumo de alcohol y cigarrillo. Y eso tiene que ver con la cantidad y el tipo de imágenes que se comparten en los chats".

Hasta los 12 años, Burón recomienda solo una hora de pantalla al día. "Aunque los padres los controlen, probablemente pasarán más horas allí. Si a esa edad damos acceso libre a internet, ¿qué va a pasar cuando vayan creciendo?".

Chicos y conectados
En Chile, el 11% de los niños de cinco años tiene un celular propio. A los 10 años, la cifra se eleva al 50%, según la Encuesta Casen 2015.

"Los padres son los que deben estar atentos. Si a un adulto le cuesta limitar su uso de redes sociales, ¿cómo le podemos exigir a un niño que lo haga por sí solo?".
CARLA PADILLA
EXPERTA EN CIBERPSICOLOGÍA.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia