Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA -1,35%
Fondos Mutuos
UF: 26.688,51
IPC: 0,60%
Círculo de confianza se junta a pocas cuadras de La Moneda:

En discreta oficina de calle Nataniel 31, equipo de Guillier prepara estrategia de segunda vuelta y reestructuración del comando

martes, 14 de noviembre de 2017

Jaime Sánchez
Política
El Mercurio

Ayer se reunieron el ex ministro Sergio Bitar; el hijo del candidato, Andrés Almeida; el publicista Juan Enrique Forch, y el jefe de gabinete, Enrique Soler, entre otros.



La sede del comando del candidato Alejandro Guillier -una casona de calle Arzobispo González 441, en Santiago Centro- comenzó a operar el 22 de septiembre pasado. A menos de una semana de las elecciones, sin embargo, el centro de operaciones se trasladó a la oficina 34 de un edificio ubicado en Nataniel 31, en la misma comuna. Se trata de un lugar más reservado para llevar a cabo una tarea sensible: confeccionar el diseño político de la segunda vuelta y designar un nuevo equipo de campaña, en caso de pasar al balotaje.

A las 17:30 horas de ayer se juntó parte del equipo en el lugar, de propiedad de un abogado vinculado al PR y que cuenta con vista a La Moneda. Pasando un pequeño living decorado con cuadros modernos y un largo pasillo se encontraba reunido el integrante del equipo programático, Sergio Bitar; el hijo del candidato, Andrés Almeida; el publicista Juan Enrique Forch y el jefe de gabinete, Enrique Soler.

A los encuentros suelen sumarse el asesor Harold Correa, integrante de la llamada G-90 del PPD; el alcalde Sergio Echeverría y los senadores Guido Girardi y Carlos Montes. En ocasiones, según relataron en el edificio, acude el propio Guillier.

Generalísimo: Sale Correa, Goic favorita

"No recuerdo que hayamos votado distinto con Carolina Goic ningún proyecto de gobierno. Hemos tenido, curiosamente, una matemática coincidencia en los votos", señaló Guillier en entrevista con "El Mercurio" el fin de semana.

Goic es, precisamente, una de las cartas favoritas en el equipo de Guillier para asumir como generalísima después del 19 de noviembre. No solo porque existe coincidencia en que la segunda etapa debe estar liderada por un democratacristiano, sino que, además, porque la candidata presidencial ha logrado un amplio ascendiente sobre las bases de la colectividad.

La iniciativa supone que Osvaldo Correa (PR), actual jefe de campaña, deje sus funciones y tenga otro rol en la campaña. La tarea, de todas maneras, no es simple. Y en el caso de que la carta de Goic no prospere, también se ha evaluado la posibilidad de que en reemplazo de Correa asuma otra mujer del partido, Yasna Provoste, quien la noche de la elección podría convertirse en senadora por Atacama. Algunas voces en el comando, sin embargo, advierten que un papel protagónico de Provoste podría abrir un flanco en la colectividad: a la parlamentaria se le reconoce su afinidad con las posiciones más a la izquierda de la DC.

Franja televisiva: Forch asume nuevo rol

En la candidatura de Guillier se han adoptado varias definiciones en los últimos 15 días. Una de ellas pasa por introducir profundos cambios a la franja televisiva, realizada por Forch, reconocido consejero de Guillier. Inicialmente, la idea es que el publicista deje de liderar el espacio televisivo y se aboque a labores de carácter estratégico. En su reemplazo ya han surgido algunas agencias de publicidad. La que más ha tomado fuerza es Quijote, reconocida por sus documentales. También se ha evaluado la posibilidad de que dicha tarea sea realizada por la firma de José Miguel Carcavilla, quien trabajó en las campañas de la Presidenta Michelle Bachelet y Eduardo Frei Ruiz-Tagle, entre otras. Como sea, el equipo del abanderado planea darle mayor fuerza al espacio y que se perfile la faceta del "Guillier televisivo", aquel que lo llevó a convertirse en los 90 en uno de los rostros más confiables en la audiencia.

"Somos más"

El domingo, luego de recorrer las comunas de Cerro Navia, Lo Prado y Pudahuel, el senador señaló: "Le vamos a demostrar a la derecha que son minoría en Chile, que el progresismo es más".

Se trata, quizás, del principal eslogan de la campaña en segunda vuelta: "Somos más". La idea es instalar la idea de que las fuerzas de la Nueva Mayoría son más desde el plebiscito de 1988 y que representan mayoritariamente a la población en áreas programáticas estratégicas, como la gratuidad en la educación superior o los cambios en el sistema de isapres.

Ni la DC ni el Frente Amplio: El elector

"Yo voy a hacer una invitación a los ciudadanos, no a los políticos, porque o si no quedo prisionero de las negociaciones", señaló el fin de semana Guillier. En el equipo del candidato coinciden en que no se puede esperar una asamblea del Frente Amplio o las resoluciones de la DC -que convocó a un Consejo Nacional para el 20 de noviembre con el fin de abordar el tema- para cerrar un pacto de apoyo. La posible dilatación de un acuerdo en los partidos obligará al senador -afirman en el comando- a dirigir su discurso directamente a los electores afines a Goic y a Beatriz Sánchez, y no a las cúpulas.

De todas maneras, las 24 horas posteriores a la elección son consideras decisivas para tender acercamientos con todo el espectro de la centroizquierda, incluyendo a Marco Enríquez-Ominami, quien ha vertido duras críticas en contra del representante de Fuerza de la Mayoría en la campaña. La idea en este caso, sin embargo, es actuar con pragmatismo.

Ordenar sin dañar

En vista de lo difícil que suelen ser los cambios internos de los comandos entre la primera y la segunda vuelta, en el equipo del candidato se ha optado por realizar transformaciones, pero sin abrir heridas profundas. Es así como se planea que Osvaldo Correa y Forch, por ejemplo, tengan un rol en el balotaje y no salgan de la campaña.

Rol del Ejecutivo

El discurso que Guillier dé el 19 de noviembre es considerado un momento especialmente sensible en el comando.

Ese día se espera que se presente como el candidato de la Presidenta Bachelet, pero mejorando aspectos de su gestión.

En el oficialismo esperan que el Ejecutivo juegue un rol preponderante en el balotaje, tanto en términos programáticos como respecto de la ayuda que puedan aportar los funcionarios públicos fuera de su horario de trabajo. Se trata de una infantería que, a su juicio, puede ser incluso más funcional a la que, a esa altura, presten los parlamentarios elegidos. El escenario dependería, sin embargo, de otro factor: que la diferencia con Piñera en primera vuelta no supere los 15 puntos de distancia.

19:30 horas
Terminó el encuentro de ayer de parte del equipo de campaña de Guillier.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia