Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA 0,00%
Fondos Mutuos
UF: 26.699,16
IPC: 0,60%
El empate sin goles con Suecia en Milán eliminó a los tetracampeones mundiales de la Copa del próximo año

La noche más amarga para Italia: fuera de Rusia 2018

martes, 14 de noviembre de 2017


Deportes
El Mercurio

Era una jornada decisiva y el ataque "azzurro" se estrelló una y otra vez con el orden táctico y la cerrada retaguardia de los escandinavos. Los italianos se quedaron sin Mundial por primera vez en 60 años y dejaron la Copa del próximo año sin uno de sus animadores estelares.



Los jugadores de la selección italiana iban cayendo uno a uno sobre el césped del estadio Giuseppe Meazza de Milán. El empate sin goles contra Suecia -tras el revés de la semana pasada en Solna (1-0)- bastó para dejar a los tetracampeones mundiales al margen del Mundial de Rusia.

Las lágrimas del mítico portero Gianluigi Buffon fueron la síntesis de una de las noches más amargas que recuerde el rico historial de la "azzurra". "Me voy con mucha rabia y tristeza. No quería terminar así mi ciclo en la selección", admitió el portero, quien en Rusia esperaba defender a su representativo por sexta vez en un Mundial

La decepción se fue multiplicando: Daniele De Rossi y Giorgio Chiellini, otros supervivientes del elenco que ganó el Mundial de 2006, también se despidieron de la "nazionale" en la zona mixta. "Solo creo que seguirá Bonucci", admitió Buffon.

Seguramente les seguirá la salida del seleccionador Gianpiero Ventura tras el colosal fracaso. "Pido perdón a los italianos por el resultado, pero no hubo falta de voluntad o de entrega", dijo el atribulado DT.

Italia jamás encontró el camino frente a una defensiva y ordenada escuadra sueca. Y un ejemplo que graficó ese extravío táctico lo vivieron, precisamente, el DT y De Rossi.

Las cámaras de la transmisión captaron el momento en el que un miembro del cuerpo técnico le decía al volante de la Roma que debía ingresar. "Debe entrar (Lorenzo) Insigne, no yo. Necesitamos ganar, no empatar", protestó De Rossi.

Pese a que los anfitriones tuvieron una posesión superior al 70 por ciento, fueron incapaces de romper el cerco que construyeron los escandinavos cerca del portero Robin Olsen.

Lo de Suecia, sin el determinante Zlatan Ibrahimovic en sus filas desde hace más de un año, rozó en lo heroico.

Mientras que para Italia fue la consumación de una de sus peores pesadillas históricas. Para que se tenga una idea del cataclismo que representa la eliminación, solo recordar que los "azzurri" se perdieron el Mundial de 1930 por decisión propia, el de 1958 tras caer eliminados por Irlanda del Norte (ver página 4); y nunca más... hasta ayer.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia