Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA -1,35%
Fondos Mutuos
UF: 26.688,51
IPC: 0,60%
Fue hallada en las cercanías de la capital de Georgia:

Descubren evidencia de lo que sería el vino más antiguo de la historia

martes, 14 de noviembre de 2017

M. Cordano
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Un análisis químico realizado a residuos en vasijas que datan del año 6000 aC muestra que la presencia del licor se remonta a entre 600 y mil años antes de la fecha previamente aceptada.



Cuando en 1930 se encontraron una serie de antiguas vasijas en Georgia -país en la costa del mar Negro, por entonces parte de la Unión Soviética-, se documentó que muchas de ellas estaban decoradas.

"La imagen más frecuente era la de unos racimos de uva, además de una figura de palo con los brazos levantados y aparentemente bailando debajo de una parra. Eso fue la primera pista que sugirió que las uvas y sus productos derivados desempeñaban un papel importante dentro de esta sociedad", plantea a "El Mercurio" el arqueólogo Steve Batiuk respecto del período Neolítico que vivió esa zona de Eurasia, alrededor del año 6000 aC.

Batiuk es uno de los integrantes de un equipo de especialistas de la Universidad de Toronto (Canadá) y del Museo Nacional de Georgia que en 2015 quisieron ir más allá de solo describir las imágenes de uvas que mostraban las cerámicas.

Para ello, tomaron muestras de la arcilla con la que fueron construidas las vasijas y las enviaron al laboratorio: tras varios análisis, este año se confirmó en ellas la presencia de ácido tartárico, que en enología se usa como acidificante. Asimismo, se detectaron tres ácidos orgánicos asociados a la producción de vino: málico, succínico y cítrico. Esto permitió a los investigadores concluir que en estas vasijas se encuentra la evidencia más antigua de la elaboración de vino.

"Esto se condice con el hecho de el Cáucaso es una zona privilegiada para la horticultura y que nuestro estudio ha demostrado que entre el Neolítico y la Edad de Bronce el clima fue particularmente favorable para el crecimiento de los racimos", indica Batiuk.

De fácil acceso

Antes de las muestras halladas en estas vasijas del año 6000 aC, la evidencia más antigua de producción vitícola correspondía a muestras descubiertas en las montañas Zagros (Irán), que datarían de los años 5400 a 5000 aC.

Por su parte, la cerámica de Georgia recientemente analizada fue descubierta en las zonas de Gadachrili y Shulaveris Gora, a 50 kilómetros al sur de la capital, Tiflis.

"Basado en los contextos domésticos en los que se encontraron estas vasijas de vino, este licor parece haber sido un producto fácilmente accesible", explica Batiuk.

En la revista Proceedings of the National Academy of Sciences -donde originalmente se publicó esta investigación- los autores incluso sugieren que por aquel entonces este alcohol habría penetrado casi todos los aspectos de la vida, lo que incluye celebraciones y hasta la práctica médica.

"Como una medicina, un lubricante social, una sustancia que altera la mente y una mercancía valorada, el vino se convirtió en el foco de cultos religiosos, farmacopeas, cocinas, economía y sociedad en todo el antiguo Oriente Próximo", indican.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia