Dólar Obs: $ 638,37 | -0,42% IPSA 2,25%
Fondos Mutuos
UF: 26.784,32
IPC: 0,10%
Alejandro Guillier, candidato presidencial del bloque Fuerza de la Mayoría:

"La gobernanza estará dada por la construcción de consensos y grandes objetivos que les hagan sentido a las mayorías"

domingo, 12 de noviembre de 2017

Waldo Díaz
Política
El Mercurio

A siete días de la elección, el aspirante a La Moneda mejor perfilado de la centroizquierda señala que el camino óptimo para lograr apoyos en una eventual segunda vuelta es la búsqueda de acuerdos programáticos.



Viernes, 16:00 horas. En las calles que circundan la Plaza de Armas de Copiapó no parece que en ocho días más se elegirán parlamentarios, consejeros regionales y al sucesor de la Presidenta Michelle Bachelet en La Moneda. Solo en algunas arterias, las principales, cuelgan algunos carteles. Los lugareños transitan sin prisa y, más bien, preocupados de los bocinazos de un automovilista que se detiene en plena calle sin razón aparente.

A dos cuadras, casi en ese mismo instante, el candidato Alejandro Guillier termina de almorzar en el hotel en que se aloja desde la madrugada del día anterior, cuando llegó desde Antofagasta. Por la tarde irá a un acto en un centro cultural, para posteriormente regresar a Santiago.

"Creo que la gente percibe que los de derecha manejan mejor la economía y la izquierda maneja mejor el campo de lo social y de la cultura. Por lo tanto, si en un momento dado la economía baja, probablemente hay tendencia a creer en esos liderazgos. Creo que hay un error profundo de apreciación, porque la derecha no tiene proyecto político para Chile, no tiene una visión estratégica a 25-30 años más; es más de lo mismo", dice el senador, en medio de esta entrevista.

Sus definiciones, a medida que se acercan las elecciones y la segunda vuelta, aparecen cada vez más nítidas.

-En 1992, durante la campaña contra George Bush, en la oficina central del Bill Clinton se pegó un cartel como un recordatorio interno: "Es la economía, estúpido". La frase se convirtió en una especie de eslogan no oficial, enfocado en las necesidades más inmediatas de los ciudadanos. ¿Afecta a una candidatura de centroizquierda un flanco en el escenario económico?

-Yo creo que sí, pero también hay que asumir que nosotros tenemos una visión del crecimiento muy distinta. No se ha dicho mucho, pero durante este Gobierno Chile está protagonizando el mayor cambio en su estructura económica de décadas con las energías renovables no convencionales. No olvidemos que medido por unidad, la energía en Chile llegó a estar en 200 dólares; eso hacía inviable cualquier proyecto. Así entregó Piñera la economía del país: inviable. Y gracias a la modernización que se llevó a cabo se destrabó el monopolio eléctrico y se hizo la ley que permite licitar bloques de energía por montos más pequeños. También dimos un salto, con una enorme inversión, que nos transforma en líderes en América Latina en energía solar y eólica: estamos dando una baja en el precio de la energía, que es el gran factor que le quitó competitividad a la economía chilena. Si no resolvíamos eso, no había ninguna posibilidad de nuevas inversiones. Hemos hecho reformas económicas que van a modificar la estructura de la economía chilena, pero ahora hay que continuar.

-¿Cómo se modifica, a su juicio, la estructura económica en Chile?

-Tenemos que ir a la digitalización, necesitamos fibra óptica de más ancha banda para tener economía 4.0, y eso nos va a permitir la modernización de todo el Estado. Entonces, tenemos claridad de que hay que crecer, pero no haciendo más de lo mismo: tenemos que cambiar la matriz productiva de Chile. Si cambiamos energía, digitalizamos y, además, apoyamos a las pymes, que son un milagro no suficientemente ponderado, está el turismo de la naturaleza, el turismo étnico. También contamos con otras áreas donde tenemos que entrar fuerte, que es la cadena de valor.

Si Chile deja que la refinería y la fundición estén en el extranjero, pierde el control de la principal materia prima que tiene, y no participará de los grandes negocios del futuro. ¿Cómo cuál? La electromovilidad.

Hay una visión excesivamente conservadora de Chile, que es el Chile del retail , el Chile de las materias primas, el Chile de la especulación financiera, que representa Piñera.

-¿Por qué afirma que Piñera dejó inviable la economía?

-Porque fue más de lo mismo. Además, es cosa de mirar los cuadros estadísticos: él recibió la economía chilena subiendo y la entregó bajando. En los últimos dos trimestres crecimos al 2,4. A Codelco, produciendo cobre con el mejor precio, lo entregó endeudado. ¿Cómo no hizo la conversión productiva? No tuvo audacia de mirar el futuro con otros ojos. Piñera es más de lo mismo. Esto nos pasa, está muy bien explicado en el libro "Por Qué Fracasan Los Países", de Acemoglu y Robinson.

La clase gobernante y económicamente hegemónica está acostumbrada a trabajar en el sector primario exportador, y cuando copan esos mercados, sacan sus recursos y se los llevan para afuera. Pasa en Chile con los fondos de pensiones: más del 40% están en el extranjero, porque no ven áreas de negocios en los espacios que ellos tradicionalmente se han movido, pero eso no significa que no haya grandes posibilidades de inversión en Chile; pero tendrían que ir al valor agregado, a diversificar inversiones. Pero no quieren correr riesgos.

-En la última encuesta CEP, el 43% percibe que Piñera daría mayor crecimiento económico al país y el 12% estima que usted lo haría. ¿A qué lo atribuye?

-Piñera es empresario, y la gente cree que los empresarios siempre generan mucha distribución de riqueza; pero no pasó en su Gobierno. Ejemplo, la ley de pesca: la única reforma económica que hizo su Gobierno fue entregarles a siete familias el mar de Chile, y se fregó a todos los pescadores artesanales. Otro ejemplo: él quiere echar para atrás la reforma tributaria para favorecer al 0,1%; no tiene sentido. Está anunciando que va a cortar los programas sociales; pierde la gobernanza. No sé si los chilenos están conscientes: si echa a 20 mil funcionarios públicos porque son "grasa" y porque tiene un prejuicio ideológico y piensa cortar los programas sociales, ¿cuánto le va a durar la gobernabilidad?

Va a ser un gobierno catastrófico. Yo lo he dicho: es un peligro para la gobernabilidad política de Chile.

-¿No es la suya una campaña del terror?

-¿Y qué va a pasar si echa a 20 mil funcionarios públicos? ¿Qué va a pasar si empieza a echar para atrás los programas sociales? Piñera ha dicho que va a recortar, realizar cambios, pero no que va a despedir a todos los funcionarios públicos. Ayer hablo del Sence, ¿no? Y es grasa... ¡Los funcionarios públicos son grasa! Además, quiere cortar, pero no quiere decir dónde.

Para que lo sepa el señor Piñera: el Sence atiende al 40% más pobre de Chile, dándoles capacitación. ¿Cómo le quita lo único que tienen? Diga que va a mejorar, que va a ser más empleabilidad, que los planes se van a actualizar en función de las grandes áreas de desarrollo potencial para que la gente tenga más empleabilidad, pero no que va a venir cortando porque esto es de "puros políticos y activistas".

Les garantizo que con esa política se va a repetir lo de los estudiantes de 2011, y va a quedar pálido.

"Desde que se conozca el resultado hasta las próximas 24 horas son las decisivas".

"Voy a hacer una invitación a los ciudadanos, no a los políticos, porque si no, quedo prisionero de las negociaciones".

"(El Presidente) Kuczynski tuvo más de 20 puntos de diferencia con Keiko Fujimori, y le dio vuelta la elección. ¿Por qué? Porque el voto anti Keiko era más importante que el voto pro Keiko".

"Hay una visión excesivamente conservadora de Chile, que es el Chile del retail, el Chile de las materias primas, el Chile de la especulación financiera, que representa Piñera".

"(Si Piñera gana), va a ser un gobierno catastrófico. Yo lo he dicho: es un peligro para la gobernabilidad política de Chile".

"Piñera es empresario, y la gente cree que los empresarios siempre generan mucha distribución de riqueza, pero no pasó en su gobierno".

"En el Frente Amplio, creo que a su gente le hace mucho más sentido nuestro programa que el de Piñera, y van a tener que tomar una decisión entre abstenerse o apoyarnos".

"Curiosamente, solo como anécdota, no recuerdo que hayamos votado distinto con Carolina Goic ningún proyecto de gobierno".

"Si gano, gobernaré para los 17 millones de chilenos. Voy a conversar con todos los sectores, pero mi gobierno va a tener una impronta progresista".

"Voy a gobernar con los que quieran trabajar conmigo, y el mecanismo más simple es el acuerdo programático".

"Siempre la segunda vuelta es una elección completamente distinta, y, por lo tanto, la franja cumple otro rol".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia