Dólar Obs: $ 638,37 | -0,42% IPSA 2,25%
Fondos Mutuos
UF: 26.784,32
IPC: 0,10%
Plan de Gobierno:

"Sabemos lo que vamos a hacer desde el primer día"

domingo, 12 de noviembre de 2017


Reportajes
El Mercurio




-Se comenta que los US$ 14.000 millones que cuesta su programa son más tímidos de lo que se esperaba, menos "audaces".

-Leí el comentario de Harald Beyer y les voy a decir algo. Cuando conversábamos antes de que fuera ministro, él me decía: "Mire, está bien orientado, pero no es suficiente". Hasta que un día llegó a su primera bilateral como ministro y planteó su propuesta de Educación. Yo le dije: "Mire, ministro, está bien orientado, pero no es suficiente". Es muy distinto escribir papers y documentos, que hacer las cosas.

-Le dolió, parece, lo de falta de "audacia"...

-Yo soy audaz por naturaleza, me gustan los deportes audaces, pero es tan fácil desde un escritorio académico... Lo importante es destacar que nuestro programa es tremendamente ambicioso y audaz: transformar a Chile en un país desarrollado y sin pobreza en 8 años; duplicar su capacidad de crecimiento, de crear empleos; mejorar salarios y pensiones; enfrentar la crisis de la salud y volver a terminar las listas de espera donde hoy están millones de chilenos; hacer de verdad la reforma a la Educación, que es mejorar calidad; hacer retroceder la delincuencia y el narcotráfico. La audacia no se mide por la cantidad de plata que uno gasta, nosotros queremos ser juzgados por los resultados. Y US$ 14.000 millones es una cifra muy exigente dada la difícil situación fiscal que vamos a heredar. Habrá que hacer un ' shock de inversión', porque el país no crece, no crea trabajo, no se invierte.

-¿Tienen pensado el paquete de medidas para ese " shock de inversión" ?

-Llevo cuatro años pensando y los grupos "tiempos mejores" llevan un año trabajando para lograr que Chile recupere el liderazgo perdido. Nos hemos preparado a conciencia. Sabemos lo que vamos a hacer desde el primer día, pero la prudencia indica que no hay que dar armas para que tergiversen todo lo que uno dice. Un solo ejemplo, lo del Sence, y la pregunta ahí es si debemos seguir gastando US$ 360 millones en un programa mal evaluado o hacer una revolución audaz -y nos mira con su qué-, que signifique cambiar radicalmente nuestro sistema de capacitación siguiendo el modelo australiano, alemán, neozelandés, que son los exitosos en el mundo.

-¿Podría anticipar, al menos, por dónde piensan partir?

-Desde el primer minuto, vamos a perfeccionar las tres grandes reformas de este gobierno: tributaria, educacional y laboral. Algunas requieren leyes que dependen de la capacidad y voluntad del Congreso; otras son reformas administrativas. Por ejemplo, después del fallo del Tribunal Constitucional quedó claro que el sindicato no debe tener el monopolio de la negociación, que también pueden negociar los trabajadores en grupos negociadores. Hoy no pueden hacerlo porque no quedó reglamentado, y vamos a reglamentarlo.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia