Dólar Obs: $ 634,23 | -0,09% IPSA 0,00%
Fondos Mutuos
UF: 26.699,16
IPC: 0,60%
Ministra que lleva el caso del ex oficial FACh que se suicidó:

"Yo solamente di la orden de que lo aprehendieran para traerlo al tribunal"

jueves, 19 de octubre de 2017

Lilian Olivares
Nacional
El Mercurio

"No necesariamente implicaba una condena a futuro", dice Marianela Cifuentes, la jueza de la Corte de Apelaciones de San Miguel que lleva 250 casos de DD.HH.



¿Qué le podría suceder a una persona si un día llega la Brigada de Derechos Humanos de la PDI, a las siete de la mañana, para llevarla detenida?

¿Sería el temor de enfrentar un largo juicio, a los 71 años, de esos que llevan a muchos ex uniformados de la tercera edad a la cárcel de Punta Peuco?

Estas y otras preguntas, más profundas, surgieron a propósito del suicidio del ex oficial de la FACh Carlos Alberto Rey Cortés, quien el martes se disparó un tiro en la sien con su pistola inscrita, semiautomática, luego que sonara el timbre en su departamento y su esposa abriera la puerta y aparecieran los funcionarios de la PDI diciendo que iban a buscarlo.

Rey se encontraba en el baño de su dormitorio y el proyectil cruzó su cabeza y salió por la ventana del baño del 9º piso del edificio ubicado en Las Condes. Los detectives de la Brigada de Homicidios no pudieron encontrar esa evidencia. Tampoco hay antecedentes de que el ex oficial haya escuchado que lo llevaban detenido, acusado como autor del homicidio de un poblador de La Victoria, que infringió el toque de queda en 1974, cuarenta y tres años antes.

La ministra Marianela Cifuentes, de la Corte de Apelaciones de San Miguel, dice que "a él no se le imputaba autoría directa, sino como jefe de la patrulla".

-Pero usted escribió en el punto 3 de su procesamiento que "existen presunciones fundadas en cuanto a la participación de Carlos Alberto Rey Cortés como autor del referido delito de homicidio (...)". Es como para pensar que lo están acusando de asesino.

"Hay autores directos y autores mediatos, en razón de mando. El auto de procesamiento es el equivalente en el proceso reformado a la formalización de cargo. Estábamos todavía en la etapa de sumario; por tanto, venía la etapa del plenario. No necesariamente implica en el futuro una condena".

La ministra Cifuentes dice que no recuerda cuándo se inició este caso, "pero yo estoy desde 2012 aquí y paulatinamente fui asumiendo los casos de derechos humanos".

-¿Usted lo interrogó personalmente antes de dictar su procesamiento?

"Fue interrogado en el tribunal, alrededor de 2015".

-¿Pero lo interrogó usted o un actuario? Se lo pregunto porque hay abogados que señalan que este ex oficial nunca declaró ante un ministro y, por lo tanto, no tuvo el derecho a ser escuchado.

"Estoy todos los días presente. A ver, yo comparecí en el acta. En el tribunal estoy haciendo un montón de cosas todos los días. Si exactamente estuve con él, en qué momento, no se lo podría asegurar. Pero la declaración a él se le leyó, yo la leí y él la firmó. Tengo más de 250 causas y, en general, estoy presente en algún minuto de las declaraciones de los imputados. Le hago presente, en todo caso, que la etapa de sumario es de recopilación de antecedentes y durante el plenario es el momento en que se inicia la etapa de pruebas de la causa. El juicio propiamente tal se da en el plenario".

-¿Cuál fue exactamente la misión que usted le encargó a la Brigada de Derechos Humanos de la PDI que llegó el martes al domicilio de Carlos Rey?

"Que lo aprehendieran para ser conducido inmediatamente al tribunal, para notificarlo del auto de procesamiento. Aquí yo tenía que notificarlo, preguntarle si tenía un abogado y si no lo tenía, designarle uno de oficio. Ya notificado, le tenía que consultar si estaba conforme o si deseaba apelar del auto de procesamiento. Y yo me tenía que pronunciar si él me pedía la libertad provisional o yo dársela de oficio eventualmente".

Dice que después de eso lo iban a llevar al centro de detención de la Base Aérea de El Bosque, por ser un ex funcionario de la FACh. "Pero él no alcanzó a ser llevado al tribunal; por lo tanto, no hubo ninguna notificación de autoprocesamiento. Desconozco siquiera si alcanzaron a notificarlo directamente que estaba siendo detenido por una orden mía. Me da la impresión que no. El jefe de la agrupación me dio cuenta de que la persona que habían ido a detener había fallecido, aparentemente se había inferido un disparo y que habría ocurrido estando ellos en el departamento".

-¿No ha pensado en la necesidad de cambiar los protocolos, tal vez?

"¿Por qué? Se cumplió con lo que señala la ley".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia