Dólar Obs: $ 635,72 | -0,16% IPSA -1,14%
Fondos Mutuos
UF: 26.688,51
IPC: 0,60%
Industria del venture capital propone que AFPs puedan invertir en fondos locales

lunes, 11 de septiembre de 2017

Pablo Tirado
El Mercurio

Además, es necesario que se reasignen los recursos existentes, limitando aquellos que van a capitales semillas o a subsidios y enfocándolos en aquellos que sean devueltos a Corfo.

A ojos de la industria del venture capital , si bien el ecosistema del emprendimiento local ha tenido un salto destacable en los últimos años, aún sigue teniendo un gran talón de Aquiles que no le permite a las startups alcanzar su máximo potencial: la falta de recursos para fases de escalamiento.

Es por eso que la Asociación Chilena de Venture Capital, un organismo que agrupa a cerca de 15 gestoras, se organizó para proponer a los candidatos presidenciales una serie de iniciativas que ayuden a que esta industria logre fortalecerse en el próximo gobierno. "El diagnóstico que tenemos como asociación es que se ha hecho mucho por el ecosistema, por el tema cultural, subsidios de apoyo a lo que son startups o emprendimientos y también de innovación, pero lamentablemente esos proyectos se quedan en etapas muy planas y no logran escalar, no logran crecer y ser exitosos a nivel internacional. Para eso se requiere combustible y ese combustible lo dan los fondos de inversión de capital de riesgo, tanto locales, regionales como de mercados desarrollados", afirma Rodrigo Castro, presidente de la agrupación.

Y es en ese sentido que están proponiendo medidas concretas. Lo primero es que, gracias a la próxima modificación al sistema de pensiones, las AFP van a poder invertir en fondos de capital de riesgo extranjeros, pero no así en chilenos, y eso, a juicio de Castro, no les parece justo. "La gran mayoría de estos fondos reciben financiamiento de Corfo y, por lo tanto, todo el due dilligence lo hace Corfo, además de la SVS. Nosotros somos entidades informantes y algunos somos regulados por la superintendencia, por lo tanto, ya tenemos un estándar de control de gestión de compliance súper alto, tal como un fondo de inversión americano y esa paradoja hay que despejarla", señala Castro.

Asimismo, la entidad gremial plantea que se necesitan nuevas formas de generar más recursos para proyectos que, en algunos casos, requieren de hasta US$ 4 millones por sí solos para salir adelante. "Por ejemplo, hay toda una línea de apoyo en Europa, principalmente en Reino Unido, por parte del fisco para que los inversionistas puedan asumir este mayor riego que tiene invertir en la industria del venture capital a través de exenciones tributarias", comenta Castro y agrega que eso se puede dar, por un lado, en apoyo al emprendedor que está partiendo, pero también para el inversionista que está apostando capital y así mitigar en algo su riesgo.

Más recursos

En la misma línea, la asociación de venture capital sostiene que los montos que aporta Corfo tienen que ser más altos, ya que actualmente tienen un límite de US$ 36 millones. "Necesitamos hacerlo crecer, el estándar internacional supera los US$ 100 millones, por lo tanto, el apoyo de Corfo tiene que ir enfocado a ese sentido", advierte Castro.

Con respecto a los recursos, el ejecutivo sostiene que debido a la estrechez fiscal que se vislumbra para los próximos años, lo más sensato sería reorientar los dineros de Corfo. "Evidentemente se requiere una reasignación de recursos de Corfo y eso pasa por disminuir los subsidios y capitales semilla y que estos se reasignen a lo que es la industria del capital de riesgo", resume.

A su juicio, la gran diferencia entre ambos recursos públicos pasa porque en el caso de los subsidios los dineros se están básicamente regalando, mientras que en el la industria del capital de riesgo se trata de préstamos que deben ser devueltos al Estado.

Sobre el impacto que estas medidas podrían tener en el ecosistema, pone como ejemplo que hoy la industria local de capital de riesgo maneja cerca de 400 empresas, con un promedio de entre cinco y diez empleados; la meta sería crecer a unas 12 mil personas trabajando ligadas en la actividad y estas, a su vez, tendrían la oportunidad de obtener, según cuenta Rodrigo Castro, salarios hasta 55% más altos.

"La mayoría de los emprendimientos tecnológicos -los que más venture capital requieren- están al servicio de resolver problemas en las industrias de la minería, agrícola, forestal. No es que cambiamos a Chile, sino que logramos que la matriz productiva tenga un mayor componente de innovación", apunta Rodrigo Castro.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia