Dólar Obs: $ 646,57 | 0,20% IPSA 0,10%
Fondos Mutuos
UF: 26.581,81
IPC: 0,20%
Ricardo López Murphy, economista y ex ministro argentino:

"Desde mediados de esta década, Chile dejó de ser un paradigma de crecimiento en la región, y Perú tomó el lugar"

sábado, 12 de agosto de 2017

David Lefin L.
Economía y Negocios
El Mercurio

De paso en el país para participar en un seminario de la Fundación Para el Progreso, el experto afirma que en las próximas elecciones presidenciales habrá un "reclamo mayoritario" de que Chile requiere volver a dinamizar su economía.



Los problemas que enfrentan los países en la transición desde regímenes populistas a democracias republicanas es el tema que actualmente ocupa el tiempo del economista argentino, Ricardo López Murphy.

Y un ejemplo cercano que ha estudiado con detención es el de su propio país, tras el fin de los gobiernos de los Kirchner y la instalación de Macri, proceso que, a su juicio, no ha logrado concluir con éxito.

Esta semana el ex ministro de Economía de Argentina estuvo en Chile participando -al igual que en los últimos años- en un seminario organizado por la Fundación Para el Progreso para jóvenes de todo el continente, en que debatieron sobre la libertad en los países latinoamericanos.

La crisis en Venezuela es un tema ineludible para él, situación que califica como una "tragedia". "Yo nunca vi algo tan demencial, y lo peor es que todavía hay gente que no lo reconoce. Tienen miedo de reconocer ese fracaso brutal, que es como no reconocer el fracaso de la Unión Soviética. Colapsó, fracasó. El debate no puede ser intentar volver a eso", enfatiza.

Aunque asegura que la robustez institucional de Chile lo aleja de esos hechos, también advierte los riesgos de la "retroexcavadora".

-¿Qué diferencia ve en la economía chilena respecto de hace un año cuando vino al mismo seminario?

"No hace un año. Yo diría que desde mediados de esta década, Chile se ha desdibujado, dejó de ser paradigma de crecimiento en la región, y Perú tomó ese lugar. Ahí uno ve más dinamismo, más inversión, más prosperidad...".

"No necesariamente Chile ha caído en una crisis o una decadencia como Argentina o como Ecuador y menos Venezuela o en los problemas de los casos populistas, pero me parece que esa sensación de vigor que tenía esta economía ya no está".

-¿Qué llevó a esta situación de "desdibujamiento"?

"Yo creo que las reformas generaron escepticismo. Las reformas no tuvieron la capacidad de cautelar y mejorar lo que había, sino que tuvieron la idea de destruir, por la razón que fuera. En lugar de seguir avanzando quisieron dar la vuelta. Quisieron pasar la retroexcavadora. Retro es ir para atrás, retroceder... Hasta el título fue desafortunado".

"También creo que incurrieron en desequilibrios fiscales complicados, cosas que Chile no tenía. Lo voy a poner en estos términos: el Chile de Andrés Velasco era impresionante, ejemplar. Yo me acuerdo haber venido en el medio de la crisis de 2009 y uno lo que veía era un manejo excepcional. Ahora, sin embargo, veo todo lo contrario".

-Eso fue en el primer gobierno de la Presidenta Bachelet, ¿qué cambió en su opinión?

"Eso es lo llamativo. Yo creo que parte del cambio se debió que antes estaba Velasco y no estaba el Partido Comunista. Me parece que el cambio en ese cóctel ha tenido un costo. Se va en una dirección distinta a la que yo creo es el futuro".

-Este año dos agencias bajaron por primera vez la clasificación de riesgo al país. ¿Qué lectura hace de ello?

"Es una mala noticia. No le demos vueltas, es una mala noticia. Si yo tuviera que resumir todas mis opiniones, eso es. No es que han logrado destruir lo que tenían, pero van para atrás. Eso resume mi argumento".

-¿Por qué usted dice que se ve difícil que Chile caiga en las crisis de los gobiernos populistas?

"En Chile hay un sistema institucional fuerte. Por ejemplo, en Estados Unidos, Trump luce muy populista, pero el sistema al final no lo deja hacer lo que quiere. En Chile también hay elementos muy potentes de equilibrio. El sistema institucional no permite, por ejemplo, hacer la destrucción que se hizo en Argentina".

-Por otra parte, usted destaca el desempeño de Perú y como ha seguido avanzando como ejemplo en la región, ¿lo ve más atractivo para la inversión hoy que Chile?

"Perú ha mantenido un vigor de crecimiento, de modernización y de consolidación de reglas económicas, y le ha ido bien. No estoy diciendo que el ingreso per cápita de Perú sea alto, pero es una economía que viene creciendo muy rápido".

"Pero tampoco diría que este mayor empuje de Perú sea algo de largo plazo. Me da la sensación, viéndolo desde fuera, que el electorado chileno va a hacer un gran cambio".

-Se refiere a las próximas elecciones. ¿Qué se juega el país en este proceso?

"Hay una lectura de que se necesita recuperar el dinamismo que tuvo esta economía desde 1990 y hasta mediados de esta década. O sea, de 25 años de espectacular desempeño. Ese creo yo que será el reclamo mayoritario de la ciudadanía chilena, un reclamo de crecimiento y modernización".

-El economista Sebastián Edwards dijo que hoy lo mejor para el país es que gane Sebastián Piñera ¿Está de acuerdo?

"Eso indica lo que yo percibo: la necesidad de retornar a un sendero de crecimiento y modernización, de vigorizar las oportunidades".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia