Dólar Obs: $ 646,57 | 0,20% IPSA 0,10%
Fondos Mutuos
UF: 26.581,81
IPC: 0,20%


Oda al vidrio

sábado, 12 de agosto de 2017

Texto, Soledad Salgado S. Fotografías, Viviana Morales R.
Anticuario
El Mercurio

Importantes piezas realizadas por Émile Gallé, René Lalique y la famosa fábrica checa Moser forman parte de la exposición "Relieve y Transparencia: 100 años del vidrio", que se está presentando en el Museo de Artes Decorativas, en Recoleta. Una fascinante muestra que permite aprender sobre la elaboración con este material en tierras europeas.



Cuarenta y cuatro piezas de vidrio son las protagonistas de la muestra "Relieve y transparencia: 100 años del vidrio" que se está presentando en el Museo de Artes Decorativas. La exposición es una magnífica síntesis del trabajo que se realizó en Europa con este material, desde las piezas producidas entre 1850 y 1870 en la región de Bohemia con la técnica del soplado libre y decoradas con esmaltes y dorados hechos con oro, hasta una serie de objetos art déco que forman parte de un juego de tocador y que fueron realizados con la técnica del prensado, probablemente en República Checa hacia 1930.

La curaduría estuvo a cargo de Manuel Alvarado, licenciado en Historia y Estética en la UC, y alumno del magíster en Teoría e Historia del Arte en la U. de Chile. El profesional cuenta que se definieron tres grandes ejes para agrupar las piezas: eclecticismo victoriano, art nouveau, art déco. Y, a su vez, cada uno de esos tres estilos divididos según las técnicas de fabricación o decoración. "Por ejemplo, en el caso del art nouveau hay vitrinas con cristales iridiscentes, medio nacarados, y otra con vidrios de camafeo hechos por Émile Gallé y otras fábricas que copiaron esta técnica", dice. Las piezas exhibidas tienen un alto valor estético, ya que fueron hechas para seducir a la vista y al tacto, y si bien todas son importantes, hay algunas notables, como un florero hecho por René Lalique en la década de 1920 con mucho énfasis en el diseño y que pertenece a su serie "Helechos", hecha con la técnica del prensado.

Según cuenta la directora y museóloga Ximena Pezoa, la exposición se enmarca dentro de la política de la institución de exhibir sus colecciones de manera independiente de la muestra temporal, a través de dos montajes temáticos al año. El primer semestre se exhibió la colección oriental y se espera organizar para el próximo año la de metales y la de mobiliario. "Queremos instalar una visión más moderna, porque las colecciones están muy ancladas al siglo XVIII y XIX, y no han migrado hacia delante; tenemos pocas cosas actuales y el énfasis es adquirir piezas que estén en la lógica del diseño, lo que viene después de la Bauhaus", explica Pezoa. 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia