Dólar Obs: $ 627,26 | 0,18% IPSA 0,81%
Fondos Mutuos
UF: 26.637,26
IPC: 0,20%
Participará en la Cumbre Agrícola Mundial de la Juventud:

Proyecto para reutilizar la fibra del jugo de fruta representará a Chile

lunes, 17 de julio de 2017

M. Cordano
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Mateo Rubio será uno de los 100 participantes en el encuentro que se realizará en Bruselas, cuyo objetivo es generar soluciones alimentarias para el futuro.



Fue haciendo un magíster en Innovación y Diseño que Mateo Rubio (23) aprendió que más del 20% de los trabajos que se realizan en Chile se relacionan con la industria de los alimentos.

"Este es un país productor que se jacta de ser uno de los principales exportadores de manzanas y de vino alrededor del mundo", ejemplifica el egresado de Ingeniería Comercial, quien en el último tiempo se ha llenado de datos sobre el mundo agrícola; como parte de la tesis para terminar su postítulo, Mateo y otros tres compañeros -todos de la Universidad Adolfo Ibáñez- decidieron indagar acerca de las medidas que está tomando Chile para reducir el desperdicio de alimentos.

"La cocina es un tema que a mí me encanta, lo mismo que la sustentabilidad. Como sabíamos el potencial que tenemos en el área de la agroindustria, optamos por ver qué se estaba haciendo para reducir las pérdidas en el área. Y descubrimos que un tercio de los alimentos que se producen en Chile termina en la basura. Que no hay muchas iniciativas entre el empresariado y el gobierno para rescatar aquellos alimentos que se botan, siendo que todavía pueden ser usados", plantea.

Fue así que el proyecto Cáscara fue tomando vida, una iniciativa que en octubre tendrá a Mateo Rubio en Bruselas (Bélgica) como el único representante chileno en la Cumbre Agrícola Mundial de la Juventud, que por tercer año consecutivo organiza Bayer (con la ayuda de asociaciones de agricultores belgas). La iniciativa reunirá a jóvenes de entre 18 y 25 años para debatir sobre el futuro de la agricultura. La meta final es que de estos encuentros nazcan soluciones para alimentar al planeta.

Toneladas de pérdidas

En el caso del proyecto Cáscara, la propuesta es reutilizar los remanentes que deja la industria de los jugos prensados en frío y con ellos generar colaciones de alto contenido nutricional. "Nos pusimos a averiguar y descubrimos que es una industria que crece a pasos agigantados. De la misma forma vimos que por cada jugo hecho, pueden utilizarse hasta 2 kilos de frutas. De ese total, el 60% se pierde en forma de fibra", comenta Rubio, quien, tras reunirse con productores del sector, averiguó que cada empresa se deshace de hasta una tonelada de fibra al día. "Algo que uno come y sabe a zanahoria o a manzana, según sea el caso, se estaba yendo directo a la basura".

La solución de Rubio y sus compañeros fue generar alianzas con empresas de jugos -la principal de ellas es Primal- para recolectar restos de fibra que no se usan. Tras ello, estos se someten a un proceso de secado a baja temperatura (lo que hace que no se pierda la calidad nutricional) y se termina moliendo, generando una especie de harina de fruta. Aunque por ahora Cáscara experimenta generando barras de cereal con el resultado, a futuro el plan también es hacer galletas y cereales, una idea que se evalúa como muy prometedora: de 1.200 postulantes, Mateo Rubio es uno de los 100 jóvenes de 49 países que participarán en la cumbre agrícola.

"En 2050, nuestro planeta deberá proporcionar sustento a 9 mil millones de personas, y una gran parte de ese crecimiento de la población se concentrará en los países en desarrollo. Durante los cinco días de la cumbre, se hablará sobre las metas de sostenibilidad de la ONU para acabar con el hambre, alcanzar la seguridad alimentaria y promover la agricultura sustentable", indica Gabriel Assandri, de Bayer Chile.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia