Dólar Obs: $ 635,72 | -0,16% IPSA 2,42%
Fondos Mutuos
UF: 26.683,19
IPC: 0,60%
PROYECTO INGRESA EL 30 DE SEPTIEMBRE AL CONGRESO:

Baja en clasificación de riesgo anticipa un complejo debate presupuestario

lunes, 17 de julio de 2017

MARIANA PENAFORTE
Economía y Negocios
El Mercurio

Oficialismo pide que Hacienda no haga un recorte en gasto de inversión para que no haya una nueva caída en este ítem en 2018 y que el ajuste venga por el lado corriente. Oposición se enfocará en priorización de proyectos.



Poco más de dos meses quedan para que el Gobierno ingrese su último Presupuesto de la Nación, que será un erario de transición y puede quedar en manos de una administración de signo político distinto. Los parlamentarios adelantan un fuerte debate en torno a las prioridades de gasto y la austeridad fiscal, intensificada por el recorte que hizo la agencia clasificadora de riesgo Standard & Poor´'s (S&P) el jueves en la nota de Chile, hecho inédito en los últimos 25 años.

Luego de la rebaja, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, rayó la cancha ad portas de la discusión del Presupuesto 2018. "Si alguien pensaba que era tiempo de salirnos un poquito, de hacer un poco más de gasto, la verdad es que no existe ese espacio", señaló la autoridad el mismo jueves. Incluso, dijo que "muchos ministerios van a tener que hacer un esfuerzo de crecer cero o crecer poco" de ahora en adelante.

El gasto público tendrá una expansión de 4% este año, según las proyecciones actualizadas de Hacienda, y para el próximo ejercicio algunos parlamentarios hablan de una cifra más austera, cercana a 3% y coherente con el bajo nivel de crecimiento.

El oficialismo ya estableció sus prioridades frente a este escenario más estrecho y piden algo muy claro: que el gasto en inversión no vuelva a caer y que los ajustes se hagan por el lado del gasto corriente. De hecho, Hacienda emitió por estos días un instructivo donde exigió a todos los ministerios que recorten en 5% sus gastos de bienes y servicios en el marco de la elaboración de sus presupuestos internos para el próximo año.

"El ministro de Hacienda ya tenía internalizado este recorte en la nota de Chile hace mucho rato. Si en el presupuesto nos presenta una segunda caída en el gasto de inversión, no vamos a apoyar y mostraremos nuestra molestia. Otra cosa es el gasto corriente, que puede tener recortes puntuales y restricciones", señala el senador PS Carlos Montes, presidente de la Comisión Mixta de Presupuestos.

"Hay que regular el presupuesto del próximo año de tal manera que no disminuya la inversión, sino que la potencie.Hay que tratar de ser muy austeros con el gasto corriente, dejar en efecto algunos programas que no sea muy exigentes", dice por su parte el senador DC Andrés Zaldívar, quien presidió la Comisión Mixta el año pasado.

Sobre el recorte en la nota, Zaldívar señaló que el país necesita volver a alimentar sus tasas de crecimiento, tener una política fiscal regular y no incrementar el gasto, y que eso es tarea del actual ministro de Hacienda y del que viene. Por su parte, Montes dijo que no hay que "sobrepolitizar" lo que pasó y que Chile sigue manteniéndose en el nivel más alto de los países de la región.

Oposición pide priorizar proyectos

La oposición, por su parte, dijo que apoyan la austeridad fiscal destacada por Valdés, pero que es hora de evaluar la prioridad de gasto en ciertos programas. "El próximo año lo que vamos a tener que hacer es empezar a analizar bien los programas, a definir y ver los que tienen una evaluación positiva y empezar a ser más prudentes con el gasto fiscal", afirmó el diputado UDI Felipe de Mussy.

Por su parte, el diputado UDI Ernesto Silva sostuvo que hacer un presupuesto austero es el "mínimo" y que si el ministro de Hacienda quiere dar una señal más potente, debería ajustar su estrategia en grandes proyectos y reformular y revertir el avance en el proyecto de gratuidad a la educación superior, porque tiene impacto en los gastos comprometidos a futuro.

"Hay que ser muy estrictos en la revisión de la estimación de ingresos que hará Hacienda en el Presupuesto. Debe estar fundamentado en bases realistas, para que no aparezca un menor déficit efectivo fruto de que se está aumentando artificialmente el cálculo de los ingresos de la nación", añadió el senador RN José García Ruminot.

A su turno, el senador UDI Juan Antonio Coloma señaló que el Gobierno recibió el país con un déficit de 0,6% del PIB y lo va a entregar con un 3,1% del PIB. "Es una cifra realmente preocupante para todo lo que haya que hacer hacia delante y más aún sin holguras de ningún tipo", acotó.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia