Dólar Obs: $ 636,71 | 1,19% IPSA -5,86%
Fondos Mutuos
UF: 26.677,87
IPC: 0,60%
Tras seis años, Start-Up Chile deja tradicional sede de Providencia y llega a edificio en barrio Bellas Artes

lunes, 17 de julio de 2017

Pablo Tirado
El Mercurio

El palacio Droguett, que albergó a las casi 20 generaciones del programa de la Corfo, será reemplazado por nuevas oficinas de 1.000 m2 , ubicadas en las cercanías del Parque Forestal.

Fue a principios de 2011 cuando el sueño de levantar un espacio de trabajo colaborativo destinado íntegramente a la innovación comenzó a hacerse realidad. Por esa época, el entonces recién renunciado gerente general de Telefónica Chile, Oliver Flögel, compraba el icónico palacio Droguett -también conocido como Casa de Cristal-, en Providencia, y comenzaba a sentar las bases del Centro Movistar Innova, un espacio que se desarrolló al alero de la compañía de telecomunicaciones y que en sus inicios tuvo como principal inquilino al programa Start-Up Chile.

Así, la glamorosa casona de principios del siglo XX se convirtió prácticamente en sinónimo del programa de emprendimiento de la Corfo. Pero la relación tiene sus días contados: desde el próximo 1 de agosto, las operaciones de los emprendedores de Start-Up Chile se trasladarán a un nuevo edificio, ubicado en calle Monjitas, en las cercanías del metro Bellas Artes, en Santiago Centro.

El nuevo espacio de la aceleradora ocupa los 1.000 m2 de un quinto piso y está pensado para alrededor de 180 personas, además de una terraza de 350 m2 , una cafetería, cinco salas de reunión, una sala de capacitación y cabinas para teleconferencias. "El espacio es dinámico y flexible, lo que nos permite mover mesas y quedar con un lugar para hacer eventos de, aproximadamente, 120 personas", explican desde Start-Up Chile.

El traslado de este espacio para los emprendedores se produjo por la suma de factores. El primero es que este año caducaba el contrato al que la organización había llegado con Telefónica, y a eso se sumó la necesidad que planteaban los emprendedores de contar con un espacio que funcionara 24/7. Así, el año pasado, la empresa Co-Work Latam se adjudicó una línea de financiamiento para desarrollar el Hub Global de Start-Up Chile, cuyas obras comenzaron en marzo de 2017. Inicialmente, el convenio con esa empresa es por tres años, con evaluación anual de continuidad.

Aunque se espera que para el 15 de agosto el nuevo "cuartel" de Start-Up Chile esté completamente operativo, el recinto no es el único que la aceleradora ofrece a sus emprendedores. De hecho, está pensado principalmente para el programa SEED -el original y más grande-, ya que los seleccionados de los programas Scale y TSF también cuentan con la opción de instalarse en un espacio de cowork en Pérez Valenzuela, en Providencia. Asimismo, las oficinas centrales del programa están todavía instaladas en calle Lastarria -a un par de metros del nuevo edifico-, aunque la intención de la organización sería mudarlas a calle Merced para estar más cerca de los emprendedores.

El destino del palacio

Lo que sucederá con el palacio Droguett aún no es de público conocimiento, pero se espera que siga ligado al mundo de la innovación. El recinto, conocido en el último tiempo como Centro Telefónica Open Future (Cetof), seguirá ligado a la compañía de telecomunicación hasta 2020, año en el que culmina su arriendo. "El Cetof fue el primer centro de cowork y ha sido clave en el desarrollo del ecosistema nacional de emprendimiento e innovación. Durante más de seis años fuimos la casa de Start-Up Chile y hoy nos encontramos trabajando en una nueva estrategia que siga potenciando la innovación en Chile. En los próximos meses, haremos anuncios relacionados con esta materia", dice Claudio Barahona, country manager de Telefónica Open Future.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia