Dólar Obs: $ 651,82 | 0,04% IPSA -0,50%
Fondos Mutuos
UF: 26.631,74
IPC: -0,40%


Renacimiento paltero

lunes, 17 de julio de 2017

Eduardo Moraga Vásquez
Reportajes central
El Mercurio

* Las mayores lluvias y una primavera benigna permitirán un crecimiento en la producción para la temporada 2017-2018. Se estima que llegaría a las 220 mil toneladas.



Los palteros están metidos en un problema. En uno que cualquier agricultor querría tener, eso sí.

Por estos días tienen que decidir si cosechar lo antes posible y aprovechar un mercado poco abastecido o esperar paltas de calibres más grandes y lograr una mayor productividad.

En realidad, agosto es el mes clave para los productores: en dos semanas, el valle de Aconcagua, el corazón de la producción de palta, entrará en producción. Las expectativas son altas.

Estados Unidos, el principal consumidor mundial, tendrá una fuerte caída en su producción para este año. La California Avocado Commission recortó a 102.058 toneladas la proyección de cosecha para 2017, una caída de 44% respecto del ejercicio anterior.

China, un mercado que se abrió a las paltas chilenas en 2014, marcó la temporada para un incremento en los volúmenes y con precios más altos que Estados Unidos.

En la Unión Europa el consumo sigue creciendo y ya se acerca al kilo por persona. Ni siquiera los altos precios han podido frenar esa arremetida.

Como si las posibilidades comerciales no bastaran, las productivas también son brillantes. El Comité de Paltas estima que este año se producirán 220 mil toneladas, un ligero aumento respecto del año pasado. Más aún, gracias al mejor acceso a agua, hay mayores probabilidades de lograr calibres más grandes si es que los agricultores desean esperar.

"Las paltas en todo el mundo son difíciles de cultivar. Por eso es difícil que se dé un aumento abrupto en la producción mundial. Siempre va a haber problemas en algún país productor. Mientras tanto, la demanda internacional es creciente", explica Gonzalo Vargas, asesor agronómico.

El buen momento de los palteros chilenos marca un quiebre frente al escenario de hace un lustro. La producción estaba contra las cuerdas. Recibía un golpe tras otro: heladas en el valle de Aconcagua, sequía en Petorca, La Ligua, Cabildo y Limarí.

Aunque un número indeterminado de hectáreas se perdieron, comenzó la búsqueda de nuevos sectores que tuvieran un acceso seguro al riego pero también el clima correcto. La zona de Santo Domingo, en la costa de la V Región, se abrió como una nueva área productiva. Las cuentas de los agricultores que están instalados en la zona hablan de cerca de 2.000 hectáreas en producción o que deberían entrar en régimen en los próximos dos años.

"Las paltas se están pegando un renacer", resume Manuel José Alcaíno, presidente de Decofrut.

Demanda al alza

Puede que las relaciones entre los gobiernos de México y Estados Unidos estén en uno de sus momentos más bajos, sin embargo, fuera de los círculos de poder, la realidad es muy distinta.

En el país de Trump la comida mexicana está al alza, tanto que comer un burrito o guacamole se considera parte de la dieta típica de los estadounidenses.

Los productores de palta Hass de California han sostenido una larga campaña de márketing para difundir las bondades de esa fruta. Inicialmente uno de los principales objetivos fue asociar al Rose Bowl, el partido que corona al campeón del fútbol americano y una de las ocasiones más festivas del año, con el consumo de paltas, vía el guacamole. El resultado fue muy exitoso en términos de venta.

La creciente importancia de la fiesta del "Cinco de Mayo", que celebra la herencia de la cultura latina en Estados Unidos, se convirtió en otro puntal del consumo de palta.

Sin embargo, a esos dos eventos se sumó un factor aún más fuerte. Los últimos años han visto un aluvión de estudios médicos que hablan de los efectos benéficos para la salud del consumo de paltas. Se destaca que sean bajas en calorías, libres de sodio y colesterol y ricas en grasas monoinsaturadas, además de ayudar a absorber disolventes de grasas como las vitaminas A, D, K y E.

En palabras simples, la palta se convirtió a ojos de los consumidores estadounidenses en una "superfruta", categoría en la que también están los arándanos. De hecho, el consumo se ha mantenido firme a pesar del alza en los precios del último tiempo.

De hecho, Estados Unidos importó 859 mil toneladas, un aumento de 149% en cinco años.

Gracias a la globalización, las costumbres culinarias gringas saltaron el Atlántico y en los últimos años los europeos también comenzaron a adoptar a las paltas dentro de su dieta. Se estima que hoy el consumo promedio en la Unión Europea está en torno al kilo por persona.

De hecho, Europa es el principal mercado para la palta chilena. Los exportadores nacionales, ante la presión de los productores mexicanos en Estados Unidos, que llegan con menos costos, decidieron apuntar a ese mercado hace varios años. Los resultados son más que interesantes. De hecho, el grueso de la oferta chilena en ese mercado se movió entre los US$ 3,5 a US$ 2,5 el kilo en la última temporada, superior a los precios promedio pagados en Estados Unidos.

En todo caso, todo indica que ese año el mercado estadounidense estará más activo en su demanda por el producto chileno. La caída en la producción de California y el aumento del consumo abriría el espacio para un aumento de las importaciones.

En el rubro se recuerda que en la temporada pasada, debido a desacuerdos entre los productores mexicanos de Michoacán y los poderes compradores gringos, durante un par de semanas las exportaciones aztecas se cerraron. Grandes cadenas se retail se movilizaron para reemplazarla por producción chilena. Incluso, se llegó a realizar envíos por avión, a pesar del alto costo que eso implica.

China, el as bajo la manga

En todo caso, el principal as bajo la manga para los exportadores es China. Ese mercado se abrió en septiembre de 2014. México también recibió la venia de las autoridades asiáticas. Al año siguiente se sumaría Perú. Si antes de la entrada de esos tres países, las importaciones, que principalmente se hacían vía Hong Kong, eran inferiores a las 500 toneladas mensuales, en 2016 subieron a un promedio mensual entre 2.500 a 3.500 toneladas. El último tercio del año la oferta chilena dominó casi todo el mercado chino.

¿Y los precios en China? Mejores que en los años anteriores, moviéndose en torno sobre los US$ 3 por kilo.

"El mercado chino tiene un potencial que creo que todavía no podemos dimensionar. Es un producto que hasta hace un par de años era desconocido para las personas de ese país. La demanda es cada vez más grande y los precios no se han resentido por el aumento de las importaciones. La palta tiene una imagen de beneficiosa para la salud y eso es muy importante para el consumidor chino. Seguramente, China nos va a dar buenas noticias en las próximas temporadas", afirma Manuel José Alcaíno.

En todo caso, el interés del resto del mundo palidece frente a la demanda chilena. La temporada pasada la demanda nacional dio cuenta de cerca de 70.000 toneladas. Los precios internos, descontados los costos de logística para exportar, son similares a los de los mercados desarrollados. Hay que tener en cuenta que a nivel de retail, valores en torno a los $2.500 el kilo, unos US$ 3,7 son habituales. Por estos días es muy difícil que un paltero obtenga menos de $1.000 por kilo.

Para las empresas exportadoras, que generan sus ingresos vía la comercialización fuera de Chile, esa situación les impacta en sus resultados. Sin embargo, para los agricultores, se trata de un mundo ideal. La posibilidad de vender en el mercado interno permite generar ingresos rápidamente en la temporada, lo que disminuye las necesidades de capital de trabajo.

Isabel Quiroz, directora de iQonsulting, tiene claro el beneficio de la demanda nacional.

"Siempre es buena y es un seguro para los productores. Sin embargo está tan fuerte la demanda en los mercados internacionales, que ya la temporada pasada se notó un desvío de palta que inicialmente estaba destinada al mercado nacional, hacia la exportación. Por suerte, los volúmenes (en esta temporada) se están incrementando y eso es positivo para mantener abastecido el mercado nacional", sostiene la analista.

Los palteros chilenos, en todo caso, están dispuestos a seguir abasteciendo el mercado local.

"Estamos haciendo un gran esfuerzo por revertir un pequeño deterioro observado ahora último, principalmente debido al alto precio que tiene el producto en el punto de venta", afirma Juan Enrique Lazo, gerente general del Comité de Palta Hass.

California a la baja

Jan DeLyser es vicepresidente de márketing de la California Avocado Commission, la organización encargada de fomentar la venta de paltas de ese estado norteamericano.

En enero, la organización comunicó que se venía una baja de 44% en la producción californiana para 2017. DeLyser comentó la noticia con un "estamos trabajando para enfocar la distribución de la cosecha dónde y cuándo la fruta sea más valorada".

Los productores norteamericanos se han caracterizado por trabajar muy bien la comercialización. Sin embargo, este año la duda es de cuánto estará dispuesto a pagar el mercado sin que se trabe la comercialización.

En California se estima que las 102 mil toneladas que se proyectan para 2017 deberían elevar el precio al productor en torno a los US$ 3,3 a US$ 4,4 el kilo.

El techo de valor, que ya se logró en algunas semanas de la temporada pasada, eso sí, demoró la venta de la fruta californiana.

"La menor producción de California se explica por el añerismo de los paltos. El año pasado fue de buena producción. Es un problema que se da en todos los países. Se ha avanzado en las técnicas para atenuarlo, pero no se puede evitar", explica Francisco Gardiazabal.

Todo indica que Chile encontrará un mercado menos abastecido especialmente hacia fines de año y comienzos de 2018, lo que sostendría los precios en Estados Unidos. De paso se descomprimirían terceros mercados, pues los productores mexicanos tendrían vía libre para venderle a la potencia norteamericana.

Otro oferente importante, Perú, apuesta a cerrar el año con un aumento en sus envíos. Las proyecciones de la industria peruana apuntan a un crecimiento de entre 20 a 30% respecto de las 194 mil toneladas exportadas en 2016. El crecimiento podría haber sido mayor de no mediar los daños que produjeron los aluviones en el verano en las zonas costeras.

Cerca del 60% de la producción de ese país va a Europa y el 30% a Estados Unidos.

En todo caso, el aumento peruano no debería dañar la oferta chilena. La cosecha en ese país parte bastante antes y todo indica que la temporada para ellos será más corta de lo previsto, lo que despejaría el espacio para el ingreso a los mercados internacionales de las paltas nacionales.

Conocedores de esa industria afirman que los paltos en ese país tienden a sufrir un añejamiento anticipado debido a la condiciones climáticas. La falta de horas de frío limitaría la producción.

De esta forma, más que un competidor, Perú se está convirtiendo en un complemento a la hora de abrir mercados y generar conocimiento y acostumbramiento al producto.

"La palta chilena goza de un gran prestigio y conecta muy bien con la palta de Perú y de Sudáfrica que son más tempranas que la chilena. De hecho cuando éstas están a la baja, llega Chile a los mercados y sus precios son superiores. Por ello la competencia desde Perú y Sudáfrica es parcial. No así México, que puede suplir con palta de calidad todo el año. Es lo que hace en EE.UU. Con ello, se espera que Chile siga concentrado en Europa y los envíos a EE.UU. se deban a aprovechamiento de oportunidades. En tanto, seguirá expandiéndose en los mercados asiáticos, especialmente China", sostiene Isabel Quiroz.

La analista frutícola cree que la única posibilidad de que México, Perú o Sudáfrica reduzcan sus exportaciones es mediante algún problema climático que pudiera presentarse entre julio y octubre, de lo contrario, se mantendrán con niveles similares y al alza en la nueva temporada.

Mayor producción chilena

Luis Macchiavelo tiene a cargo cerca de 150 hectáreas de paltos en la zona de La Cruz, en el valle de Aconcagua. Aunque mira los mercados internacionales, su principal preocupación es sacar la mejor producción de sus huertos.

Sus expectativas son altas para la temporada 2017-2018. Espera aumentar entre 20% a 30% el volumen respecto de la campaña anterior.

Macchiavelo explica que la primavera fue benigna, lo que permitió una buena cuaja. Adicionalmente, las lluvias de los últimos meses les permitirán a los paltos trabajar bien en el desarrollo de las frutas, lo que ayudará a lograr calibres más grandes.

"En términos productivos será una buena temporada para mí", explica Macchiavelo.

En el gremio de los palteros asumen que la producción está pasando por un buen momento.

"Los dos buenos últimos inviernos han tenido responsabilidad en este crecimiento. Además se han incorporado nuevas hectáreas en nuevas zonas, pero que no han aparecido aún en las cifras de superficie oficiales", afirma Juan Enrique Lazo, gerente general del Comité de Paltas.

Las 220 mil toneladas de producción que proyecta el gremio para la temporada 2017-2018 se deben a la suma de factores positivos en el último par de años.

En todo caso, algunos en el sector paltero estiman que los altos precios pueden complotar contra el aumento de la producción.

La tentación de cosechar anticipado, para aprovechar los precios altos con los que debería partir la temporada, podría hacer que se cosechara con calibres más pequeños. De paso, un término anticipado de la cosecha permite descansar mejor al árbol y realizar las labores de poda que facilitan su rejuvenecimiento.

"El desafío de esta temporada es cosechar con una materia seca que permita madurar bien a la palta", advierte el agrónomo Gonzalo Vargas.

"México está pasando por un período de cosecha lenta, pero se revertirá al iniciar la cosecha de su flor normal. Estados Unidos terminará más temprano que en otras temporadas ya que viene bajo"
JUAN ENRIQUE LAZO, GERENTE GENERAL DEL COMITÉ DE PALTAS

"El precio internacional se espera que se mantenga firme, sobre todo en el período en que Chile tiene la mayor oferta. Eso seguirá restando al mercado interno, como sucedió la temporada pasada"
ISABEL QUIROZ, DIRECTORA DE IQONSULTING

"Las paltas tienen muy buenas perspectivas. Se nota una reactivación del interés por este cultivo. Me llama la atención una evolución en la comercialización. Se están formando alianzas con empresas de otros países para ofrecer el producto todo el año"
MANUEL JOSÉ ALCAÍNO,
PRESIDENTE DE DECOFRUT

"La palta es un cultivo que ha demostrado tener una demanda creciente. Chile puede aprovecharla y aumentar su superficie plantada. Hay zonas con potencial para crecer en puntos específicos de las regiones Metropolitana, Quinta y Sexta".
GONZALO VARGAS,
ASESOR AGRÍCOLA

US$ 3,5
a US$2,5 fue el rango de precios del kilo de la palta chilena en la UE

2.500
a 3.500 toneladas mensuales importó China en 2016

20%
a 30% aumentarían las exportaciones peruanas a EE.UU. esta temporada respecto de 2016

1.650%
crecieron las importaciones de China en 2016 versus 2011

44%
caería la cosecha de EE.UU. en 2017 respecto de 2016

220
mil toneladas sería la producción chilena esta temporada

2
mil hectáreas habría ya en Santo Domingo, zona que se suma a las ya establecidas

859
mil toneladas importó Estados Unidos en 2016, con un crecimiento de 107% respecto de 2011.

70
mil toneladas es la demanda del país

US$3
se pagó por el kilo en China

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia