Dólar Obs: $ 661,72 | -0,34% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.658,87
IPC: 0,10%
El período de conversaciones parte hoy y finalizará en marzo de 2019:

Un Reino Unido disminuido y una UE cada vez más fuerte comienzan a negociar el Brexit

lunes, 19 de junio de 2017

Francisca Maturana Torres
Internacional
El Mercurio

Tras las elecciones británicas, en las que los conservadores perdieron la mayoría, el país ha suavizado su postura respecto de la salida. Mientras, los europeos han dejado la puerta abierta a que la nación permanezca en el bloque.



La batalla hasta hace algunas semanas se anticipaba dura y, aunque el escenario ha cambiado, abrirá paso a un territorio inexplorado y lleno de incertidumbre. La Unión Europea (UE) y Reino Unido se sentarán hoy a la mesa para comenzar a negociar el futuro de su relación, un acuerdo que ambos esperan tenga buen resultado, pero que buscan desde una posición de fuerza muy diferente.

Desde el referendo hace casi un año, donde poco más del 50% de los británicos decidió terminar la relación de Reino Unido con la UE, el liderazgo británico se ha debilitado, mientras, del otro lado, el bloque parece cada vez más unido y preparado para unas negociaciones que, de acuerdo con la normativa, se extenderán hasta marzo de 2019.

La UE, que estará representada por una delegación encabezada por Michel Barnier, pretende negociar en primer lugar garantías para los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido, la factura que Londres tendrá que pagar tras más de 40 años de pertenencia al grupo (se estima que Bruselas pedirá unos US$ 63.000 millones), así como la futura frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda. Por su parte, Reino Unido, representado por el ministro para el Brexit, David Davis, buscará pactar inmediatamente sobre la configuración de las relaciones futuras y un ambicioso acuerdo de libre comercio con el bloque, ante el deseo de la Primera Ministra, Theresa May, de sacar al país del Mercado Común Europeo y la unión aduanera.

Esas son las aspiraciones, sin embargo, los días del "Brexit duro" anunciado por May parecen quedar atrás y el país ha suavizado su retórica. El problema se debió a que la estrategia de la Primera Ministra de convocar a elecciones anticipadas para ampliar su apoyo -y tener una mano más firme en las negociaciones- no salió como esperaba. El Partido Conservador perdió la mayoría que tenía en el Parlamento y ahora negocia la formación de un gobierno en minoría.

"Cuando empecemos las negociaciones, lo haremos con un espíritu de cooperación sincera y tratando de asumir un enfoque pragmático para intentar encontrar una solución que funcione tanto para Reino Unido como para los 27 (miembros restantes) de la Unión Europea", afirmó el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond.

Hoy, de acuerdo con medios británicos, May estaría considerando hacer concesiones en una de las prioridades de la UE: el futuro de los 3,2 millones de ciudadanos del bloque que viven en el Reino Unido y de otros 1,2 millones de británicos que habitan en el continente.

Puertas abiertas

Mientras Reino Unido intenta poner orden en casa, la UE parece tener las cosas claras. Tras los comicios, los líderes europeos enviaron rápidamente un mensaje a los británicos: todo se perdona si Londres quiere abandonar su divorcio del bloque.

El sentimiento, expresado por el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, fue compartido por el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, y el negociador del Parlamento Europeo para el Brexit, Guy Verhofstadt.

"Por supuesto, la puerta sigue abierta, siempre abierta, hasta que las negociaciones por el Brexit no hayan terminado", dijo Macron. "Pero seamos claros y organizados. Una vez que se hayan iniciado las negociaciones, debemos ser muy conscientes de que será cada vez más difícil dar marcha atrás", agregó.

May ya ha rechazado la idea de una "salida del Brexit". Sin embargo, muchos políticos británicos ven los resultados de los comicios del 8 junio como una señal de que los votantes no quieren la división completa que una vez se propuso, sino más bien una ruptura más suave, que podría dejar fuertes lazos comerciales en su lugar.

"Las elecciones han aumentado las expectativas de que Brexit ya no significa Brexit... Pero para que el Reino Unido permanezca en la UE se requeriría otro referéndum o que el Parlamento haga valer su derecho a pasar por alto la votación", dijo a "El Mercurio" Tim Oliver, analista del London School of Economics.

May recalcó que es posible alcanzar un pacto que represente los intereses de las dos partes, pero aclaró que "ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo".

De todas formas, el bloque se encuentra en una mejor posición para negociar.

La UE hoy es una superpotencia y, probablemente, lo seguirá siendo en las próximas décadas. Su gasto militar representa el 16% del total mundial, lo que lo deja en segundo lugar detrás de EE.UU. (40%), pero por delante de China (9,7%), y la mayoría de sus países son miembros de la OTAN. Además, es la segunda economía del planeta, con un PIB nominal de US$ 17 mil millones, y es la mayor potencia comercial de bienes y servicios. Por otro lado, tras el Brexit, el bloque ha vuelto a recuperar apoyo, resistió a los avances del populismo y avanzó en su crisis migratoria.

"Claramente la UE está en una posición de fuerza para esta negociación, aunque este hecho aún no se aprecia plenamente en el Reino Unido", dijo a este diario Andrew Blick, profesor del King's College de Londres. Sin embargo, "sería perjudicial para ambas partes que Reino Unido abandonara la UE sin un acuerdo de libre comercio después de la salida; aunque mucho más para Reino Unido que para la UE. Es probable que esta dinámica influya en la naturaleza del proceso de negociación".

La mayoría de los líderes europeos darían la bienvenida a una relación tan estrecha con Reino Unido como sea posible, pero siguen siendo firmes en que mientras más beneficios los británicos quieren de la UE, más soberanía tendrá que dejar en manos de Bruselas. Además, el tiempo está de su lado, dándoles pocas razones para comprometer cosas al principio de las negociaciones.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia