Dólar Obs: $ 661,72 | -0,34% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.658,87
IPC: 0,10%
Propuesta será debatida en la Cámara Alta en cuatro sesiones consecutivas:

Comisión de Constitución tramitará sin acuerdo alcance de objeción de conciencia, aspecto clave de proyecto de aborto

lunes, 19 de junio de 2017

R. Franco, J. Barrueto y J. Soto
Nacional
El Mercurio

Senadores de Chile Vamos plantean objeción de carácter institucional mientras que la Nueva Mayoría llega dividida a la discusión. Además, se abordará el programa de acompañamiento para madres.



Hoy, la comisión de Constitución del Senado comenzará a debatir aspectos clave del proyecto de aborto en tres causales: riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto y violación. Con ese fin se programaron cuatro sesiones consecutivas en la Cámara Alta.

Una de las materias que se espera resolver es la referida al alcance de la objeción de conciencia. Al respecto no hay acuerdo en la comisión: los senadores de Chile Vamos Hernán Larraín (UDI) y Alberto Espina (RN) apuestan porque la objeción sea institucional, mientras el oficialismo llega dividido.

"Soy absolutamente partidario de que se establezca la objeción de conciencia, no solo al doctor, sino que a todo el equipo médico. Eso debiera ser aprobado en el Senado, porque en un acto que implica quitarle la vida a una persona no puede obligarse a un médico o a un personal de salud a tener que actuar en esa hipótesis", señala Espina.

"Me parece ridículo que el beneficio sea solo al médico y no a la matrona, es una desprolijidad de este proyecto", agrega el parlamentario.

Asimismo, Larraín dice que si hay objeción de conciencia para uno, "lo debe haber respecto del total". "Esta discriminación es francamente inexplicable y por supuesto motivo de una grave inconstitucionalidad", asevera.

Oficialismo dividido

La misma postura de Chile Vamos tiene el senador independiente Pedro Araya. Así, el parlamentario está de acuerdo con extender al equipo médico presente en el procedimiento la objeción de conciencia. "Yo lo que planteé en la comisión y lo que se tradujo en una indicación es que la objeción de conciencia debiera alcanzar a todo el equipo médico que interviene en la operación, partiendo en el fondo en todos los que están al interior del pabellón", afirma.

De manera opuesta, el senador PS Alfonso De Urresti busca que no exista tal objeción. "En el sector público no debiese existir objeción de conciencia. No corresponde, porque estamos haciendo una política pública de interrupción del embarazo y no veo que exista posibilidad de una objeción institucional ni individual", argumenta.

El senador explica que presentó una indicación en ese sentido, para no incorporarla. "Si alguien quiere presentarlo en instituciones particulares tendrá que justificarla, pero no estoy de acuerdo con la objeción de conciencia", remarca.

En línea con el Gobierno, el presidente de la comisión, Felipe Harboe (PPD), está por mantener la opción original. Es decir, que, tal como propuso el Ejecutivo, la objeción de conciencia aplique solo al médico.

"La objeción de conciencia es una institución excepcionalísima que permite que una persona incumpla una ley sin sanción. Al ser excepcional debe restringirse, en este caso, a la persona que participa activa y de manera determinante en un aborto médico. Nunca a las instituciones. Ellas no tienen conciencia y no corresponde eximir a una institución", dice.

Harboe también señala que le parece curioso que "la derecha pida que la objeción de conciencia se extienda incluso a las instituciones y no permita que la conciencia de la mujer sea validada para interrumpir su embarazo en condiciones extremas".

De esta manera, la Nueva Mayoría llegará sin acuerdo a la discusión del artículo en la comisión de Constitución. En lo que va de su trámite, ya se aprobaron las tres causales.

Aunque con menor debate interno, la comisión también deberá discutir el programa de acompañamiento para las madres. El principal punto a acordar está en los recursos que se destinarán. La promoción de esta idea surgió de la DC mientras el proyecto se debatía en primer trámite en la Cámara de Diputados.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia