Dólar Obs: $ 622,07 | 0,39% IPSA 0,32%
Fondos Mutuos
UF: 26.657,27
IPC: -0,20%
Aceleradoras y venture capital corporativos: Así es como las grandes empresas se renuevan

lunes, 19 de junio de 2017

Pablo Tirado
El Mercurio

Compañías como Disney o Airbus, y más localmente Telefónica y Wayra, están trabajando codo a codo con emprendimientos en la búsqueda de productos y servicios más innovadores.

BB-8, el androide que se lució en "El despertar de la fuerza" de la saga "Star Wars", fue una realidad gracias a la startup Sphero, una de las alumnas más destacadas de la aceleradora de negocios de Disney, también dueña de la franquicia "Star Wars".

Dos años después del estreno de la película y del enorme impacto comercial que tuvo, el ejemplo se mantiene como uno de los casos más exitosos de aceleración corporativa, una estrategia en la que Disney es líder y que ha tomado gran fuerza en los últimos años. "Las grandes empresas están utilizando nuevas estrategias para desarrollar su músculo de exploración de nuevas tecnologías, de nuevos modelos de negocios, mercados y consumidores, y han surgido nuevas plataformas. Así, las empresas se transforman en compañías ambidiestras y dentro de esas herramientas, de esos programas, tenemos el capital de riesgo corporativo, los programas de innovación abierta y, recientemente, desde hace tres años, las aceleradoras corporativas", comenta Cristóbal García, ex director de Jump Chile y actual investigador del Imperial College London.

Radicado en Europa desde hace un tiempo, García ha dedicado el último tiempo a la investigación de las aceleradoras corporativas, en particular PortXL, la iniciativa del puerto de Rotterdam, en Holanda, en la que distintas empresas se han asociado para buscar startups en áreas como la portuaria, la energía, la logística y la refinería. Explica que existen tres tipos de aceleradoras corporativas y que la de Rotterdam corresponde a una de clústers (ver recuadros). "En la aceleración corporativa, lo que yo he encontrado es que las empresas las ven como una forma que les permite fomentar la innovación interna. Hoy todas las empresas están aprendiendo de los emprendimientos", agrega García.

Compañías como BMW, Airbus o Telefónica, están liderando la tendencia a nivel mundial, que lentamente también comienza a tomar forma en Chile. De hecho, este año comenzaron a operar tres nuevos fondos de Corfo enfocados en aceleradoras corporativas. Uno de ellos fue para Masisa Labs, ligada a la maderera. "La principal diferencia de una aceleradora corporativa es el foco en una industria y la conexión con una empresa o corporación que transmita su experiencia y plataforma de negocios a los emprendimientos y, potencialmente, se convierta en su forma de salida. En nuestro caso, el foco es la industria del diseño, arquitectura y construcción", dice José Catalán, gerente de Innovación de Masisa. A la fecha, fruto de la aceleradora, la firma ha generado productos como Masisa Decora, una línea de soluciones de revestimientos decorativos y acústicos, que en 2016 aumentó en un 660% sus ventas respecto del año 2015, u Optimiza Placacentro, una plataforma digital enfocada en que los mueblistas ahorren tiempo en sus proyectos, la cual está siendo utilizada en siete países de América Latina.

El incipiente venture capital corporativo

Entre las aceleradoras corporativas que operan en Chile la más antigua es Wayra, ligada a Telefónica. Con presencia en 12 países, en los últimos años la aceleradora está dando un giro para convertirse en una especie de venture capital corporativo, un segmento donde la aceleración va acompañada de tickets de inversión más altos. "Esta industria es muy incipiente, pero creo que será muy importante para el país que los corporate venture capital tengan protagonismo y que cada vez inviertan mayores montos", cuenta Claudio Barahona, country manager de Telefónica Open Future y Wayra Chile.

El ejecutivo explica que, tanto como aceleradora y como venture capital corporativo, el trabajar con emprendedores y startups se ha convertido en una buena estrategia para la compañía. "En Telefónica hemos entendido que es un muy buen negocio el trabajar con ellos, porque sabemos que aportan valor real a la corporación, ya sea para nuestras verticales de negocio o para nuestros clientes, con aplicaciones, plataformas o servicios innovadores", dice y agrega que la compañía los puede ayudar a escalar a nivel global, aun cuando sus productos o servicios no sean parte de su foco.



Los distintos tipos de aceleradoras corporativas



Cerrada:

Según explica Cristóbal García, investigador del Dyson School of Design Engineering del Imperial College London, este tipo de aceleradora es la que se da 100% al interior de una empresa. Compañías como BMW tienen iniciativas como estas, en las que cuando los empleados tienen alguna buena idea, la pueden desarrollar en la organización.

"En este formato, la startup es propiedad de la empresa, que se queda con más del 50%. Son dueños de la propiedad intelectual, de lo que surja de ahí y ofrecen incentivos adicionales para los empleados", dice García.

Híbrida:

Se trata de un modelo tanto interno como externo. Un claro ejemplo es la aceleradora BizLab de Airbus, donde, por un lado, les dan espacio a sus empleados para explorar, validar o prototipar un nuevo servicio en el área aeroespacial por tres meses, pero también hacen llamados a startups de afuera. "Aquí abren y dicen "tenemos este desafío, tenemos este problema", e invitan a startups de afuera de la compañía. En esos casos, funcionan con una participación por equity de entre el 5 y el 10% del emprendimiento que apoyan", dice García.

De clúster:

En este tercer modelo, usualmente ligado a un mismo sector industrial o clúster, las firmas se asocian para apoyar proyectos. "Todos ponen dinero para financiar la aceleradora, que hace scouting y busca startups de todo el mundo para que acudan a solucionar problemas o a validar oportunidades en ese sector industrial", dice García, sobre este formato que en Rotterdam desarrolla PortXL. "Más que el exit , el retorno acá está por el aprendizaje de procesos, de tecnología, el hacer scouting y, finalmente, resolver algún problema".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia