Dólar Obs: $ 661,72 | -0,34% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.661,54
IPC: 0,10%
"Hospitality Dynamics", de Rodrigo Manríquez, cesó sus operaciones, mientras ejecutivos vaciaban las cuentas de la firma y salían del país.

Empresa liderada por chileno cierra en Dubái y deja US$ 1 millón en deudas

viernes, 19 de mayo de 2017


Economía y Negocios
El Mercurio




Con cinco años de existencia en Dubái, la empresa "Hospitality Dynamics", proveedora de servicios de fidelización de clientes para cadenas hoteleras, parecía ser una firma confiable para las 40 personas que trabajaban en sus oficinas y sus prestigiosos clientes. A pesar de las apariencias, la firma cerró sorpresivamente hace dos meses, y su fundador y gerente general, el chileno Ricardo Manríquez, desapareció, sin dejar rastro alguno.

Según las versiones de los trabajadores que operaban desde el piso 21 de la torre "Mazaya Business Tower" -difundidas por la prensa local y que publica el portal informativo Gulfnews.com-, todos los ejecutivos de la compañía vaciaron las cuentas bancarias de la empresa y salieron del país sin rumbo conocido a fines de febrero. Detrás de ellos dejaron una millonaria deuda, que se calcula en casi un millón de dólares, a tres importantes cadenas hoteleras de la ciudad, cuatro instituciones bancarias, una compañía de telecomunicaciones y sus propios empleados, quienes, además de estar con sueldos impagos, también comenzaron a tener problemas con sus visas de trabajo.

Previo a lo sucedido, Manríquez había enviado un email a sus empleados confirmando la difícil situación que vivía la empresa y las fuertes pérdidas que estaban enfrentando. "Hemos hecho todos los esfuerzos para asegurar un ambiente de trabajo adecuado y mantener el pago de los salarios, pero, desafortunadamente, la situación nos lleva a buscar otras soluciones fuera de Dubái", explicaba en el email , donde también ordenaba detener las operaciones y les recomendaba "buscar mejores alternativas de trabajo".

Hasta la fecha no se tienen pistas acerca del paradero de Manríquez. Quienes han tratado de contactar a los líderes de la compañía a través de sus canales oficiales no han recibido respuesta alguna. La página oficial de la compañía no tiene ninguna forma de comunicarse con sus ejecutivos, los correos electrónicos a estos mismos no han sido respondidos, y pese a los insistentes llamados de los trabajadores, sus antiguos empleadores no contestan.

El empresario nacional pareciera no haber dejado rastro de su salida, e incluso -trascendió- la casa donde vivía él con su familia ya estaría disponible para ser arrendada.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia