Dólar Obs: $ 661,72 | -0,34% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.661,54
IPC: 0,10%
Elecciones Sofofa, un triste espectáculo

jueves, 18 de mayo de 2017




Mónica Reyes
Comunicaciones Estratégicas e Institucionales en PwC Chile

El proceso para elegir un nuevo presidente de la Sofofa, se ha vuelto cada vez más vistoso en la prensa y llama la atención el “espectáculo” dado que, en estricto rigor, es una elección interna en la cual participan sólo quienes son consejeros y socios de la asociación gremial.

En especial este año, la “campaña” ha alcanzado un revuelo parecido a lo que podría concitar la campaña de algún político sometido a elección popular, de acuerdo a la cantidad e intensidad de las apariciones en prensa, declaraciones, apoyos y entretelones que se han publicado a diario.

Más llamativo resulta aún que a semanas de la votación final sólo se cuente con un candidato en carrera que será el elegido, guste o no, sólo porque no hay más opciones. Si se tratara de elegir sólo al presidente podríamos ahorrarnos el espectáculo, la campaña y la votación y bastaría con proclamarlo.

Una elección sin contrincante es inédito en las formas y muy preocupante en el fondo, porque atenta directamente contra la representatividad que se esperaría tuviera el elegido, quien debió haber competido contra alguien más en un juego de propuestas transparentes para los votantes y también para la opinión pública.

En los tiempos que corren y dados los cambios que se están proponiendo en el país, sumado a la velocidad de ellos, es de gravitante importancia la legitimidad de los representantes de las asociaciones gremiales que representan al empresariado y que todo su historial, al igual que el historial del proceso sea vea impecable a ojos de la ciudadanía, porque estamos en medio de una crisis de confianza y la imagen de los empresarios no cuenta con alta estima por parte de los chilenos.

Hoy, de poco sirve la discusión de los líderes de empresa a través de la prensa, que lee la elite, cuando la necesidad es la de construir puentes y comunicarse con los chilenos. Escuchamos discursos reiterados acerca de su preocupación por la ya mencionada y manoseada crisis, sin embargo vemos pocas acciones concretas, reales y coherentes en esa dirección.

Hay que terminar de entender cómo ha ido cambiado el mundo, cómo ha evolucionado nuestra realidad, cuáles son las demandas de la sociedad hoy y en este desafío el empresariado aparece débil a la hora de dar soluciones y lograr conectarse. Sigue siendo urgente y de suma relevancia su aporte para lo que le depara al país en términos de productividad y crecimiento, lo que requiere la adecuada validación y apoyo de todos para desarrollar esta noble actividad que provee de recursos a los trabajadores y al país completo.

Es así como el proceso debió haber sido sobrio e impecable en imagen, poniendo los medios para sacar la voz, reivindicar y acercar el mundo de la empresa a los chilenos.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia