Dólar Obs: $ 628,37 | 0,72% IPSA -0,53%
Fondos Mutuos
UF: 26.647,91
IPC: 0,20%
Plataformas y apps de transporte viven "segunda oportunidad" en Chile de la mano de grandes firmas

lunes, 15 de mayo de 2017

Pablo Tirado
El Mercurio

Mientras el grupo Kaufmann está apostando de lleno por el sistema de carsharing (vehículo multiusuario) a través de Awto, Engie está apoyando un piloto del emprendimiento MuvSmart.

La partida de la industria de las aplicaciones y sistemas inteligentes ligados al automóvil no ha resultado ser tan expedita en Chile. Si bien plataformas como Uber o Cabify han logrado posicionarse, lo han hecho junto a una serie de conflictos y polémicas que aún no encuentran solución; mientras que otras como Tripda y Yeba.me -ambas de viaje compartido- y Arriendas.cl -de alquiler de autos entre personas- terminaron por desaparecer.

Pero en el último tiempo nuevas plataformas y aplicaciones están remeciendo al mercado, ahora de la mano de grandes empresas como aval. Así, por ejemplo, la francesa Engie está apoyando el desarrollo de MuvSmart, una startup local que está desarrollando una alternativa de carsharing -arriendo de auto por horas-, en tanto que el grupo Kaufmann es uno de los socios principales de Awto, la plataforma de vehículos compartidos más grande de Chile. A ellas se suma AllRide, una de las pocas sobrevivientes del mercado de las aplicaciones de carpooling -autos compartidos entre usuarios-, que se ha hecho un espacio gracias a alianzas con empresas como Falabella, Entel o la PUC. "Las plataformas que se lanzaron de forma masiva tenían un problema principal: no tenían un modelo de negocios que las ayudara a sustentarse. La diferencia con nosotros es que hemos ido sobreviviendo a base de nuestras mismas ventas en el modelo corporativo, ya que desde que lanzamos nuestra versión pública le hemos impreso un modelo de negocios que la sustente, ligado a patrocinadores comerciales que pagan una licencia", dice Pablo Alvéstegui, creador de la plataforma.

En su caso, el modelo está aún fuertemente ligado al mercado empresarial, permitiendo que los trabajadores de una misma compañía organicen comunidades para coordinar viajes en conjunto y así ahorrar tanto en recursos propios, como en espacios de estacionamientos para la firma. "Ya lanzamos nuestro servicio de forma abierta y creemos que el futuro del sector va por ese lado, ya que, a medida que vayamos creciendo en usuarios, van a aparecer muchas más rutas disponibles", dice el emprendedor, quien asegura que la rentabilidad del negocio vendrá de la mano del perfeccionamiento de los sistemas de pago que hoy son insuficientes. "Transbank no ofrece todos los servicios que se necesitan como, por ejemplo, el compartir pagos entre diferentes bancos", explica.

Siguiendo los pasos de las grandes automotrices como Volkswagen, Volvo o Mercedes Benz, el grupo Kaufmann -representante en Chile de esta última marca- se ha puesto a la vanguardia en lo que a movilidad se refiere gracias a Awto. La firma cuenta con 1.200 inscritos que pueden usar alguno de los más de 50 automóviles de la flota, que incluyen modelos como el Toyota Pruis y recientemente el Mercedes A200. En términos simples, los usuarios se inscriben en la plataforma pagando una membresía que les permite cancelar por el servicio con valores diferenciados.

"Con este emprendimiento Kaufmann está poniendo su bandera en el cambio en materia de movilidad. Ya no es simplemente apostar por la venta de autos, camiones o buses, que es algo que vienen haciendo hace años. Ahora, la estrategia es ofrecerles a los usuarios una herramienta que pueden mezclar con las otras aplicaciones y transportes disponibles para que armen rutas a su medida, incluyendo, por ejemplo, metro, y bicicletas", comenta Francisco Loehnert, gerente general de Awto.

Con un perfil de usuarios que va entre los 25 y los 40 años, el ticket de uso promedio de los socios de Awto varía entre una y dos horas por vez y todo el proceso -desde reservar el vehículo hasta activarlo- se realiza a través de la aplicación. Actualmente, la compañía se encuentra operando en 11 comunas de la Región Metropolitana, además de Viña del Mar, y el plan es expandirse al Biobío y Maule, para después continuar fuera del país. "Hoy día aproximadamente el 5% o 6% de todos los viajes a nivel mundial se contactan a través de un smartphone y se proyecta que a nivel mundial ese numero crecerá a 15% o 20% al 2020", comenta Loehnert sobre el potencial de este tipo de negocios.

La llegada de los eléctricos

En una fase mucho más experimental, el carsharing de MuvSmart se está desarrollando al alero de Engie Factory, la aceleradora de la firma francesa. En concreto, esta startup toma como punto de partida los beneficios de la movilidad eléctrica y los aplica a proceso de delivery , infraestructura de carga y soluciones de auto compartido para las empresas. Es en este último apartado donde están trabajando en un plan piloto a través del cual proveen de un auto eléctrico -BMW i3- a los trabajadores de Engie. "Hoy ocupamos una plataforma que nos deja gestionar reservas de horarios, que nos permite no intervenir los autos cuando ya tenemos uno programado para prestar", dice Rodrigo Salvatierra, parte del equipo de la compañía.

Agrega que la idea es, en un primer paso, enfocarse en un carsharing corporativo, para luego ir creciendo. "Acelerar un negocio siempre va a ser más fácil en el sistema privado. Entonces la idea es llevar el carsharing hacia las grandes empresas", señala.

FACTOR MÓVIL Hoy cerca del 6% de los viajes a nivel mundial se contactan a través de un smartphone.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia