Dólar Obs: $ 662,09 | 0,06% IPSA -0,14%
Fondos Mutuos
UF: 26.662,42
IPC: 0,10%
Detalles de la lucha por el sillón de Blanco y Negro, cuya elección quedó postergada para el lunes:

Lo que no se vio de la feroz batalla entre Vial y Mosa por la presidencia de ByN

viernes, 21 de abril de 2017

Enzo Garrido
Deportes
El Mercurio

Al no tener los votos para reelegirse, Mosa bajó su candidatura y, en una movida para bloquear la elección, le dio sus sufragios a Paloma Norambuena, del Club Social, quien empató con Jaime Pizarro.



Y estalló el polvorín en la Casa Alba. Ayer se vivió una de las jornadas más tensas que se recuerden en la historia de Blanco y Negro (ByN). Los empresarios Leonidas Vial y Aníbal Mosa, máximos accionistas de la compañía, se enfrentaron por la presidencia del directorio, y tras dos breves pero acaloradísimas reuniones, no quedaron en nada, por lo que la elección deberá repetirse el lunes.

La batalla

La cita del directorio era a las 14:00 horas, en la Casa Alba. Quince minutos antes, Vial se instaló con su bloque: Jaime Pizarro (desde ayer, director suyo), Alfonso Gómez y José Luis Jiménez (nuevo representante de Hernán Levy).

Afuera estaban Mosa y sus dos directores, Pablo Morales y Paul Fontaine. El ala de Mosa estaba alertada por la ausencia de los dos representantes de la corporación Club Social y Deportivo Colo Colo, Pablo Acchiardi y Paloma Norambuena. Mosa los contactó para plantearles no entrar a la reunión, para evitar quórum y postergar la elección. La gente de la corporación, que estaba en su sede en el frontis del Monumental, declinó, y llegó a la sala, aunque su decisión igual terminó bloqueando la votación, que era el propósito de Mosa para ganar tiempo.

Con todos en la mesa, Mosa y Vial se sentaron frente a frente y no esperaron ni un minuto para mostrarse los dientes. El saliente timonel dijo que él presidiría la reunión. " ¿Y por qué la vas a presidir tú?" , le espetó Vial. "Por qué soy el presidente" , contestó Mosa. "No, ya no eres el presidente" , respondió un furioso Vial. Gómez dirigió la jornada.

Ahí vino la jugada inesperada de Mosa. "¿Tienen candidato para presidente?" , preguntó. "Sí, Jaime Pizarro" , respondió Vial. "¿Y de vicepresidente? "Sí, Alfonso Gómez" , sentenció Vial.

Luego fue el turno del Club Social. A diferencia de anteriores elecciones, esta vez sus directores no se abstuvieron, sino que votaron en forma cruzada: Acchiardi nombró como candidata a Norambuena, y ella a Acchiardi. Tras eso, Mosa y sus dos directores optaron por darle su preferencia a la única mujer de la mesa, quien con cuatro votos (el de Acchiardi y los tres del "mosismo") igualó los sufragios de Pizarro.

Ese proceso duró apenas siete minutos. Salieron de la sala los representantes de la corporación y de Mosa. Ahí, Fontaine los cuestionó: "¿Van a dejar que la derecha se quede con el club?", les dijo, aludiendo a la militancia comunista de varios integrantes de la directiva de la corporación.

Entraron a una segunda reunión, pero no se demoraron ni tres minutos en darse cuenta de que no había acuerdo. Se postergó todo para el lunes.

Colo Colo, por ahora, no tiene presidente, pero sí una guerrilla que está lejos de apaciguarse.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia