Dólar Obs: $ 662,09 | 0,06% IPSA -0,14%
Fondos Mutuos
UF: 26.662,42
IPC: 0,10%
La empresa estadounidense fue pionera en el mercado desde 1948:

General Motors paraliza sus operaciones en Venezuela tras expropiación de su fábrica

viernes, 21 de abril de 2017

Fiorenza Gattavara
Economía y Negocios
El Mercurio

La firma señaló que tomará acciones legales, dentro y fuera de Venezuela, para defender sus derechos.



La empresa estadounidense que ocupa el tercer lugar en la fabricación de automóviles a nivel mundial, General Motors (GM), suspendió sus operaciones en Venezuela -donde llevaba más de 35 años liderando el mercado-, luego de que el miércoles en la noche su planta en Valencia fuera confiscada por las autoridades públicas, lo que impidió continuar con sus operaciones normales. "Es un embargo judicial ilegal de activos", informó la empresa a través de un comunicado.

Esto se configura dentro de las protestas callejeras que ha habido en el país latinoamericano en contra del gobierno liderado por Nicolás Maduro. En su comunicado, GM señaló que el gobierno del país también ha entrado en otros centros de la firma incautando otros activos, como vehículos, los que han sido "retirados ilegalmente de sus instalaciones".

A pesar de su decisión de no seguir operando en el país, viéndose obligado a despedir a 2.700 trabajadores en Venezuela, la compañía confirmó que seguirá ofreciendo el servicio de posventa y de piezas de recambio para sus clientes a través de sus representantes en el mercado venezolano.

La empresa originaria de Detroit inició su actividad en Venezuela en 1948, con una planta a las afueras de Caracas, en la que fabricó un modelo 'pick-up' de Chevrolet, lo que convirtió a GM en la empresa "pionera" en el sector del automóvil en Venezuela.

Ante la situación, la compañía señaló que se defenderá legalmente y que confía en que la justicia prevalecerá.

En su comunicado aseguró que "tomará enérgicamente todas las acciones legales, dentro y fuera de Venezuela, para defender sus derechos". Incluso, ayer un vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró que funcionarios de Washington estaban revisando los detalles del caso, añadiendo que esperaban que la situación se resolviese "rápida y transparentemente".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia