Dólar Obs: $ 636,71 | 1,19% IPSA 1,70%
Fondos Mutuos
UF: 26.683,19
IPC: 0,60%
Empresa estatal dice que la auditoría tiene problemas metodológicos:

Informe sobre incumplimientos en viajes de pasajeros enfrenta a Metro y a la Contraloría General

lunes, 20 de marzo de 2017

Carlos Said
Nacional
El Mercurio

Fiscalización detectó que 11.491 trenes no circularon de forma oportuna en 2015, impidiendo ofertar 15 millones de cupos. La red de transportes tiene otra versión.



El año pasado, la Contraloría realizó una auditoría al cumplimiento de frecuencias de los trenes del metro de Santiago en 2015, atendiendo al impacto de este medio de transporte en los 2,4 millones de pasajeros que diariamente lo usan.

Publicada recientemente, la revisión concluyó que la empresa tuvo una alta dificultad para concretar su programa de circulación: el 43,5% de las frecuencias programadas para los horarios punta de la mañana y la tarde presentó retrasos en sus trayectos.

Ese incumplimiento -añade la institución fiscalizadora- "provocó una disminución de las plazas de transporte ofertadas, constatándose una totalidad de 11.491 trenes que no circularon de manera oportuna en los tramos de horarios punta analizados, provocando que 15.382.261 plazas de transportes no fueran ofertadas" a los ciudadanos.

Además, la Contraloría analizó el cumplimiento del límite de seis pasajeros por metro cuadrado que deben llevar los trenes en horario punta, lo que es un compromiso entre Metro y el Ministerio de Transportes, y verificó que dicha barrera fue superada en 9.990 viajes.

Por todo ello, la institución le ordena a Metro tomar las acciones necesarias para "velar por el cumplimiento de sus planes operacionales, de conformidad con los indicadores o parámetros que en ellos se encuentren definidos".

Problema de foco

Sin embargo, en la empresa no comparten el análisis de la Contraloría. El gerente de operaciones de la red, Felipe Bravo, dice que el fiscalizador cometió una falta metodológica, pues cuando detectó que un tren se atrasó, asumió que la programación completa no se cumplió.

"Se debió medir la cantidad de trenes que pasan por un punto respecto de los viajes programados. El error que se cometió fue suponer que por el hecho de que pase un tren menos, equivale a que no pase ninguno de los trenes programados", dice.

Así, afirma que en 2015 el cumplimiento fue del 98%, y no de 56,5%, que el año pasado subió a 98,5% y que ahora va en 99,3%.

Además, Bravo dice que la Contraloría sumó los cupos que tenían los trenes que ellos consideraron que no viajaron oportunamente, dando los 15 millones de plazas no ofertadas. Advierte que eso no es así, pues la gente ingresa a los andenes sin importar si hay atrasos, y viaja igual, solo que espera más tiempo para abordar el tren o viaja más apretada.

"Siempre y en todo momento, sin excepción, entregamos la oferta de transporte y dimos el servicio que estaba previsto", asegura el gerente, quien explica que pese a que hay trenes que superan el límite de pasajeros, el promedio mensual -que es el cálculo que exige el ministerio- es de 5,2 pasajeros por m {+2} .

Más allá de la polémica entre ambas instituciones, en Metro dicen que están tomando medidas para mejorar el servicio. Felipe Bravo cuenta que la última de ellas fue el sistema de señalización, que permite que un tren espere en el túnel su turno para entrar al andén y así ingrese más rápido.

"Con ese sistema hemos incrementado la oferta de transporte en la Línea 1 en 12% en las horas punta, porque permite tener más trenes en una misma zona", comenta Bravo, quien dice que la medida ha permitido reducir también la contención de pasajeros en los andenes.

Seis pasajeros por metro cuadrado es el límite a transportar en hora punta. Baja a tres en horario valle.

50 mil personas por hora pasan por la Línea 1, por cada sentido, en horario punta, la con más tráfico.

66 trenes pasan por las estaciones en las cuatro horas que duran los horarios punta de la mañana y la tarde.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia