Dólar Obs: $ 674,27 | 0,28% IPSA 0,02%
Fondos Mutuos
UF: 26.620,69
IPC: 0,20%
Elecciones generales del 24 de septiembre:

Martin Schulz es proclamado candidato socialdemócrata para destronar a Merkel

lunes, 20 de marzo de 2017

Amanda Marton Ramaciotti
Internacional
El Mercurio

El ex presidente del Parlamento Europeo fue elegido ayer con el 100% de los votos como líder del SPD y candidato a la Cancillería. "Ahora empieza el combate para transformarnos en el primer partido de Alemania ", dijo.



El hombre llamado a enfrentarse en las urnas a la hasta ahora invencible Canciller alemana Angela Merkel empezó su carrera a la jefatura del gobierno de la mejor manera posible. Martin Schulz (61) fue elegido por unanimidad ayer, en un congreso extraordinario en Berlín, como nuevo líder de los socialdemócratas (SPD, centroizquierda) y también fue nombrado oficialmente como candidato, como era de esperarse, a las elecciones generales.

Nunca desde la Segunda Guerra Mundial el líder de esta formación centenaria había logrado el ciento por ciento de los votos. El antiguo líder del SPD, el actual vicecanciller y ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, obtuvo 74%. Y en el congreso de la Unión Socialcristiana (CDU) de diciembre, Merkel no llegó al 90%.

"Considero que este resultado es el inicio de la conquista de la Cancillería", dijo Schulz. "Ahora empieza el combate para transformarnos en el primer partido de Alemania y ganar la Cancillería", añadió el ex presidente del Parlamento Europeo, quien calificó el resultado de la votación como "abrumador".

En un discurso de más de una hora previo a la votación, en el que fue ovacionado durante varios minutos, Schulz anunció que presentará a finales de junio un programa electoral de "justicia, respeto y dignidad", pero no entró en detalles, más allá de decir que "si no velamos porque en este país haya más justicia, no lo hará nadie".

Schulz aludió a sus planes de dar un giro a la izquierda -algo que le ha valido el apodo de "Robin Hood del SPD"- y corregir la llamada Agenda 2010, el programa de reformas del ex Canciller Gerhard Schröder (1998-2005). Aseguró que no se trata de "una revisión del pasado," sino de su "actualización". Esas reformas permitieron a Alemania reducir el desempleo a un nivel históricamente bajo, aunque fueron criticadas por haber creado una generación de trabajadores pobres y precarios, consignó EFE.

El ahora líder del SPD también defendió fervorosamente a la Unión Europea, que es, según él, el "mejor regalo que ha recibido la República Federal de Alemania en su joven historia". Subrayó, además, la importancia de una Alemania y una Europa fuertes en respuesta a las inseguridades globales y afirmó que en su país "no hay espacio" para islamistas y para el terrorismo internacional que, "bajo el amparo de la libertad de confesión, ponen en duda valores fundamentales" de la democracia.

Otro gran desafío son los populismos, que "han declarado enemigo al islam y a Europa", señaló Schulz, quien arremetió contra la formación Alternativa para Alemania (AfD, derecha populista), a la que calificó ayer de "vergüenza" para el país.

Sobre la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, dijo que "el menospreciar, el trabajar con noticias falsas y la condena generalizada de grupos enteros de población no pueden tener cabida en Alemania". "Conmigo no habrá difamación del adversario político", aseguró Schulz agregando que "idealmente la campaña electoral será un momento estelar de la democracia alemana".

Schulzmanía

En los comicios del próximo 24 de septiembre, Merkel optará a su tercera reelección -gobierna el país ininterrumpidamente desde 2005-. Pese a las críticas por la llegada de más de un millón de refugiados a Alemania, la jefa del gobierno parecía imbatible hasta hace algunos meses. Pero ahora está bajo la amenaza de Schulz: desde su llegada el partido socialdemócrata ha dado un salto en las encuestas hasta situarse prácticamente al nivel de la CDU en intención de voto.

Según los últimos sondeos, el SPD obtendría el 32% de los sufragios, solo un punto menos que el partido de la Canciller. Además, en apenas tres meses más de 12.000 votantes se han afiliado a la formación de centroizquierda, un fenómeno conocido en Alemania como "Schulzmanía".

Pero antes de las generales de septiembre, tres comicios regionales darán una idea del avance real de los socialdemócratas.

"Schulz es una persona capaz de revitalizar a los socialdemócratas alemanes cansados y de alguna manera desesperanzados, devolviéndoles su espíritu político y su valentía", dijo a "El Mercurio" Gero Neugebauer, cientista político de la Universidad Freie en Berlín. Según el experto, el ex presidente de la Eurocámara también representa la "esperanza" de convertirse en el número uno en los comicios. Sería el primer socialdemócrata que podría llegar tan lejos después de Schröder.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia