Dólar Obs: $ 628,68 | 0,50% IPSA 0,77%
Fondos Mutuos
UF: 26.648,67
IPC: -0,20%
Deborah Kolb:

"Las mujeres tienen más problemas para negociar que los hombres"

lunes, 20 de marzo de 2017

Isidora Barberis y Giselle Garrote
Capital Humano
El Mercurio

La académica estadounidense y experta internacional en negociación y liderazgo estuvo de visita en Chile.



Deborah Kolb, autora de uno de los mejores libros de negociación según la revista Time ("Negotiating at Work: Turn Small Wins into Big Gains") estuvo de visita en Chile y participó en distintas actividades organizadas por la UC y ComunidadMujer, donde expuso sobre diferentes temas relacionados con la negociación y liderazgo empresarial, identificándose entre otros aspectos las diferencias de género que existen al momento de buscar acuerdos u oportunidades.

-¿Cómo son las mujeres para negociar o pedir aumento de sueldo?

"Las mujeres tienen más problemas para negociar que los hombres, pero no en cuanto a sueldos, sino que respecto a las oportunidades laborales, sobre todo cuando están iniciando sus carreras, ya que muchas tienen que cumplir con responsabilidades familiares y no pueden realizar horas extras, por ejemplo. Para evitar que esto suceda, ellas deben ser organizadas, para así poder llevar a cabo más desafíos y tener la posibilidad de exigir más en las negociaciones".

-En su libro habla de lo que las mujeres tienen que hacer para posicionarse dentro de una corporación y en el mundo general. ¿Cuáles son los pasos clave?

"Hay cuatro cosas importantes que las mujeres deben ser capaces de manejar. En primer lugar, tienen que saber reconocer una oportunidad para negociar. Segundo, deben estar siempre preparadas para una eventual negociación, saber cómo piensan, lo que quieren y qué esperan desde el otro lado -especialmente si tienen altas aspiraciones-. También necesitan saber direccionar y controlar una negociación. Finalmente, las mujeres a la hora de negociar debieran tener varias opciones, en caso que no resulte la primera -siempre considerando que tienen que ofrecer algo a cambio que sea de valor para la empresa-, y esto genera presión para cerrar un eventual acuerdo".

-¿Qué es lo que más negocian las mujeres?

"Creo que hay diferentes necesidades de acuerdo a la edad. Al inicio de la carrera, como por lo general están formando familia, prefieren negociar todo lo relacionado al 'trabajo extra', como, por ejemplo, no trabajar fuera del horario laboral. Luego, en la mitad de la carrera, prefieren negociar buenas oportunidades laborales".

-¿Por qué cree que hay pocas mujeres ocupando altos cargos?

"Cuando los jefes contratan o eligen a alguien dentro de la misma empresa para trabajar en un cargo similar, por lo general son personas que tienen algún parecido, que pueden descifrar y que se sienten cómodos. Como la mayoría de los altos cargos son ocupados por hombres, automáticamente nombran a otros hombres para trabajar con ellos, ya que los pueden manejar, porque los entienden, a diferencia de las mujeres que los sacan de su zona de confort".

-¿Cuál es su proyección del género femenino en el mundo de los negocios?

"Creo que las cosas están cambiando, pero aun así es un proceso lento. Yo trabajo dando charlas para ejecutivas, y hay muchas firmas que están comprometidas en incentivar el liderazgo femenino, pero no es suficiente como para generar un cambio rotundo. La única forma de acelerar el proceso es que las empresas cambien sus prácticas y así se comprometan con la causa".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia