Dólar Obs: $ 661,72 | -0,34% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.661,54
IPC: 0,10%
"Lo que he visto y ha visto gran parte del país durante los últimos tres años es surrealista, a veces pienso que estoy en otro país"

domingo, 12 de febrero de 2017

Pablo Obregón Castro
El_Mercurio

Hoy retirado de las actividades gremiales, critica lo que ve en Chile y dispara contra lo que él denomina mediocridad en la discusión política, reformas absurdas y el peor cuoteo político en años.

Votó por Michelle Bachelet y hoy es un ácido crítico de su segundo Gobierno. Fue fugaz embajador chileno en China al principio del Gobierno de Sebastián Piñera y renunció en medio de una recordada polémica. Negoció la deuda externa del país durante el gobierno militar, fue comisionado general de Chile para la Exposición Universal de Shanghai de 2010 y representante de los empresarios chilenos en el Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC). También fue presidente de la Asociación de Bancos y de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

Hernan Somerville hoy está alejado de lo que él denomina actividades cívicas. Dice que está disfrutando de la vida y que reparte su tiempo entre la lectura -principalmente historia-, sus ejercicios matinales, que antes hacía a las seis de la mañana y que ahora hace a las ocho; los directorios de Enel Américas y de la Bolsa de Comercio de Santiago, más sus negocios personales: "En esta oficina manejamos plata de algunas personas y además de eso, soy socio de un factoring no bancario, tengo una participación en una empresa de tratamiento de aguas y soy socio en un proyecto, en un campo importante en Vallenar", afirma.

Es un observador atento de la contingencia internacional y, como buen propulsor de la apertura comercial chilena y de los temas vinculados con la globalización, le inquietan las señales de aislacionismo que llegan desde Estados Unidos en la era Trump. Pero, claramente, su preocupación mayor surge de lo que ocurre en Chile, de lo que denomina mediocridad intelectual, reformas absurdas y el peor cuoteo político en años.

-Usted dijo que iba a votar por Ricardo Lagos, ¿lo mantiene?

"Lo que he visto yo y ha visto gran parte del país durante los últimos tres años es prácticamente surrealista, a veces pienso que estoy en otro país. La designación de la señora (Javiera) Blanco en el Consejo de Defensa del Estado, lo del Sename, lo del súper avión. Mire, Lagos es el gran estadista del siglo XX en Chile. Me parece increíble la situación de Lagos en términos de estas encuestas de opinión pública y cómo un señor como Guillier puede tener el tipo de rating que tiene. El próximo Gobierno de Chile va a ser muy complicado por todas estas pésimas reformas que se han hecho en este Gobierno. Yo voté por la señora Bachelet porque pensé que los objetivos de generar más recaudación tributaria para mejorar la educación pública eran muy válidos, pero jamás pensé que para alcanzar esos objetivos iban a diseñar reformas tan absurdas. La reforma tributaria es un adefesio y tiene que ser cambiada. La eliminación del FUT fue un gravísimo error, porque el FUT era la única manera de que las empresas ahorraran. Aquí obligaron a las empresas a endeudarse, yo no entiendo eso, es muy bueno para los bancos probablemente. Toda esta cantidad de reformas va a tener que reestructurarse y va a generar mucha oposición, va a haber mucha demagogia, porque el nivel de mediocridad que uno observa en la discusión política es terrible. Un señor como Lagos y un señor como Piñera son las personas que pueden de alguna manera conducir esto".

-¿Ve algún espacio para que el próximo gobierno, cualquiera sea, rectifique las reformas que se implementaron durante esta administración?

"Aquí no es si uno quiere o no quiere. La reforma tributaria ha causado una brusca caída en el ahorro nacional y en la confianza, además usted tiene que estar con tres firmas de auditoría para entender lo que está pasando, en vez de dedicarse a una cuestión constructiva. Por lo menos, Guillier ha insinuado que hay cosas que tienen que cambiar. Él mencionó el tema tributario sin indicar qué pensaba hacer. Tampoco a un Presidente de la República se le puede pedir, en defensa de Guillier, que sea un experto en todo".

-¿Qué tiene Ricardo Lagos que no tenga Sebastián Piñera para abordar el escenario que se avecina?

"Piñera hizo una muy buena presidencia en materia de gestión. Yo soy más de tendencia liberal, socialdemócrata, especialmente en la parte valórica. La derecha a mí no me interpreta, creo que tiene que hacer un esfuerzo de mayor apertura al mundo moderno".

-¿Lagos tiene posibilidades de enfrentar con éxito a un candidato como Alejandro Guillier, que tiene más apoyo de la calle?

"Con Guillier nuevamente estamos en el mismo fenómeno Bachelet: un señor amable, cordial, buena gente, que habla bien, pero lleno de ambigüedades, no se sabe qué piensa del tema tributario o del TPP. Ya hemos demostrado durante tres años que con todo lo que ha pasado, este país está cayéndose. Yo por el señor Guillier no voto y de salir electo, sepa Dios dónde vamos a llegar, porque aquí lo que se requiere es mucha fortaleza, mucha autoridad, mucha inteligencia, muchos acuerdos transversales para remediar estas muy malas reformas que hemos implementado en los últimos años. Creo que Lagos tiene casi la obligación de presentarse a las primarias para elevar el debate".

-¿Aunque Lagos no llegue a la primera vuelta?

"Lagos le va a hacer un gran servicio al país yendo a la primaria para que esa primaria no se transforme en un debate de lugares comunes, de frases para el bronce, que dos más dos son cuatro, que Venus está más lejos que la Luna. Lagos va a entrar con todo, con su inteligencia, con su conocimiento, con su fuerza y espero que en esos debates, la opinión pública abra los ojos y se dé cuenta de lo que necesita".

-Usted votó por Bachelet. ¿Qué le pasó a la Presidenta entre su primer mandato y este Gobierno?

"En el primer Gobierno, se rodeó de gente muy capaz, tuvo un ministro de Hacienda excepcional como Andrés Velasco y aquí se inauguró con el señor Arenas, pues oiga, ¿me entiende? Tuvo un Pérez Yoma y así varias otras personas muy capaces. Como llegó en una elección más o menos apretada, y con un Congreso que tampoco lo manejaba la llamada Concertación, hizo un Gobierno muy sensato y por eso, yo voté por ella. Yo pensé que venía lo mismo, rodeada de equipos técnicos muy buenos, y no lo que ha pasado hoy día. Hoy tenemos un muy buen ministro de Hacienda, en el sentido que por lo menos para goles, pero es un trabajo reactivo. Valdés sabe que para hacer crecer la economía, ya no es un problema de más o menos impulso monetario. Si aquí nadie va a hacer inversiones este año, porque la tasa de interés del Banco Central baja 25 puntos, eso es absurdo. Estoy seguro de que el ministro de Hacienda piensa igual que yo en esto, pero ¿qué capacidad política tiene? Ninguna. Gracias a Dios que le han dado capacidad política para seguir parando goles".

-¿Es el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, igualmente poderoso que Velasco o que Eyzaguirre en su momento?

"Es que él entró en un momento ya muy complicado, entró a control de daños. Pero su espacio para acometer reformas como cambiar el tema tributario, que va tener que hacer el próximo Gobierno sea el que sea que llegue, hacer una reforma laboral... Yo le tengo gran respeto y celebro su fortaleza. Los partidos políticos, usted ve que ni siquiera pueden hacer el refichaje. Los partidos se han transformado prácticamente en agencias de empleo, el cuoteo no ha sido nunca peor que en este Gobierno. Hoy día todas las instituciones del Estado están llenas de pequeñas cuotas. En eso, la señal que dio la Presidenta con el nombramiento de la señora Blanco es muy mala. En Estados Unidos, en Australia, en Dinamarca, cambian los gobiernos, pero el día a día sigue a cargo de gente que no necesita andar con el carnet del partido para estar ahí".

-La frase que usted pronunció, que los empresarios aman a Lagos, ¿terminó por perjudicar al ex Presidente?

"El que dijo que los empresarios amaban a Lagos fui yo, pero me refería a los empresarios Latinoamericanos que estaban en una conferencia en Salamanca, en que yo estaba presente y todos me decían, "cuando Lagos se vaya del poder, mándalo a Nicaragua, a Venezuela, a Bolivia, porque qué maravilla, ustedes tienen un presidente socialista, con políticas modernas, socialdemócrata". Eso dije. Yo jamás me hubiera atrevido como presidente de la CPC a decir que los empresarios chilenos amaban a Lagos, yo todavía tengo sentido del ubicatex ".

-Pero en un contexto en que la figura de los empresarios ha sido muy vilipendiada, esa frase y la forma errónea como según usted se entendió, ¿terminó por perjudicar al ex Presidente?

"Sí, bueno, con los sectores de izquierda. Si los empresarios no son una mafia, son los tipos que crean trabajo, ahorran. Yo estaría muy orgulloso que gente que genera trabajo, que crea empresa, que se internacionaliza, me apoye. Pero nuevamente viene el tema de las fuerzas de izquierda dentro de la Nueva Mayoría, que vetan en vez de estar muy contentos de que Lagos tenga un apoyo del sector empresarial. Por favor, en Europa, en Estados Unidos, nadie diría que esto es un pasivo, al contrario, es un activo. Nuevamente volvemos a lo mismo: el ambiente intelectual es de absoluta mediocridad. En la primaria de la Nueva Mayoría espero que haya muchos debates, para que Lagos realmente haga el favor, para que esa primaria sea con contenidos y no simplemente con sonrisas y buena gente. Cómo puede decir el señor Guillier que él está consultando a la ciudadanía para formar un equipo de Gobierno. Él tiene que liderar esto, decir quiénes son sus equipos, qué antecedentes profesionales tienen, cuáles son las ideas frente a la globalización, frente al tema tributario, la igualdad, al tema laboral, la educación. La educación es como el Laberinto de Creta, yo ya no entiendo nada, veo que están todos en contra".

-Los casos de corrupción empresarial, colusión, financiamiento irregular de la política, tampoco han contribuido.

"Evidente. Hay una sensación de impunidad en Chile. El financiamiento de la política, los casos de corrupción, sin duda han afectado. Entonces, cuando se dice que la gente tiene desconfianza, tienen razón".

Tendría que haber habido de parte de las AFP algún sentido de anticipación

-¿Cómo analiza los cuestionamientos al sistema previsional?

"Responsabilizar a las AFP por las bajas pensiones es absurdo, primero hay que ver el mercado laboral. No se ha ahorrado porque ha habido lagunas o porque los salarios son muy bajos en Chile y porque además de ser bajos hay mucha informalidad. Salvo la multiplicación de los panes, pero esas cosas no ocurren todos los días, entiendo que ocurrieron nada más que en tiempos bíblicos. Pero creo que las AFP cometieron una equivocación que es no haber estado más cerca de la gente y haber informado esto mejor. Las AFP han hecho un excelente trabajo de administrar con integridad, con muy buenas rentabilidades, pero fallaron en la comunicación. Cómo es posible que el señor Mesina, al que conozco bien porque durante muchos años lo tuve de presidente de los sindicatos bancarios, congregue de un día para otro una enorme cantidad de gente. Tendría que haber habido de parte de las AFP, con todas estas compañías de lobby y relaciones públicas que ellos tienen, algún sentido de anticipación".

-Lagos ha dicho que, en caso de aumentarse las cotizaciones, ese ahorro incremental no puede ser administrado por las AFP.

"¿Y qué quiere, que lo administre el Estado con cuoteos? Que diga si él encuentra cinco hombres de gran capacidad, con independencia, no cuoteados, que manejen (los recursos), pero no los va a encontrar porque ahí va a haber una tremenda pelea. ¿Cómo se van a invertir esos recursos? Va aparecer un genio que dice que por qué no hacen un puente entre Chile y la Isla de Pascua. Esas son las cosas que me dejan cavilando".

"La forma en que me trató Piñera, yo la consideré inaceptable. Fui muy pobre de chico, de joven, y no acepté nunca abuso, menos ahora que estoy viejo y rico iba a aceptar leseras. Por eso renuncié (a la embajada en China)".

"Lagos tiene casi la obligación de presentarse a las primarias para elevar el debate (...) Para que no se transforme en un debate de lugares comunes, de frases para el bronce, que dos más dos son cuatro, que Venus está más lejos que la Luna. Lagos va a entrar con todo, con su inteligencia, espero que la opinión pública abra los ojos".

"Me parece increíble la situación de Lagos en estas encuestas y cómo un señor como Guillier puede tener el tipo de rating que tiene".

"Voté por Bachelet porque pensé que los objetivos de generar más recaudación tributaria para mejorar la educación pública eran muy válidos, pero jamás pensé que iban a diseñar reformas tan absurdas".

"Tenemos un muy buen ministro de Hacienda, que por lo menos para goles, pero es un trabajo reactivo (...) Entró en un momento ya muy complicado, entró a control de daños". 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia