Dólar Obs: $ 640,36 | -0,18% IPSA -0,38%
Fondos Mutuos
UF: 26.368,60
IPC: 0,50%
Cerca de 14 mil beneficiarios salieron por "limpieza de cartera" y se fueron a Fonasa, mientras que 6.500 se cambiaron a otra aseguradora durante 2016.

Isapre Masvida perdió unos 20 mil afiliados el año pasado

miércoles, 08 de febrero de 2017

María Paz Infante
Economía y Negocios
El Mercurio




No hay dudas acerca de que el último tiempo ha sido un período complejo para la industria de las isapres, sobre todo para Masvida, que es la aseguradora de salud que hoy atraviesa por la situación más difícil.

Un estrecho escenario financiero, la alta judicialización del sector por alza en los planes y la negativa del Ejecutivo a impulsar una reforma a las isapres golpearon fuertemente a las aseguradoras en los últimos dos años. Pero no solo eso: algunas también han debido enfrentar una caída en el número de afiliados.

Ese es el caso de Masvida, que solo el año pasado habría perdido unos 20 mil afiliados. De ellos, según fuentes de la isapre, cerca de 14 mil corresponden a personas que se retiraron en medio de un proceso de "limpieza de cartera", pues tenían cotizaciones impagas, por lo que terminaron moviéndose hacia Fonasa. En tanto, según las mismas fuentes, hay unos 6.500 afiliados que se habrían cambiado a otra aseguradora de salud.

No todas las isapres perdieron afiliados en 2016. De hecho, fuentes de la industria aseguraron que Colmena, Banmédica y Vida Tres habrían terminado 2016 con saldo positivo en términos de movimientos.

En la industria aseguran que la salida de afiliados de Masvida se ha intensificado en lo que va de este año. Lo anterior, porque la crisis de la empresa se intensificó en 2017, cuando la isapre no cumplió con las condiciones pactadas con Southern Cross para concretar la entrada a su propiedad. Pero más allá de la incertidumbre en torno a la llegada de un eventual nuevo socio, en la industria sostuvieron que los afiliados que se cambiaron de isapre lo hicieron cuando comenzaron a verse afectados directamente. Lo anterior, porque en varias clínicas no les permitían a los pacientes de Masvida comprar un bono electrónico, sino que les decían que tenían que pagar la prestación completa y luego reembolsar en la isapre o comprar el bono directamente en la aseguradora, para que después se lo reembolsaran.

Pese a que el superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, ha dicho que la compañía está lejos de quebrar, fuentes cercanas a Masvida comentaron que en los últimos días, muchas personas han salido de la isapre impulsadas por el temor a lo que pudiera pasar con la firma y advirtieron que el efecto de la suspensión del convenio con la Clínica Santa María también podría haber originado una fuga significativa.

Sin embargo, también manifestaron que esta situación no se originó solo por iniciativa de las personas, sino que el panorama por el que atraviesa la isapre también impulsó a otras aseguradoras a desplegar un completo plan comercial para captar afiliados de Masvida que están indecisos. Varios cotizantes de la firma han recibido, incluso, llamadas directamente de otras isapres, argumentándoles que migren de Masvida porque "podría quebrar" o asegurando que hay cientos de reclamos de usuarios que se quejan porque la compañía no estaría pagando reembolsos ni licencias médicas.

Fuentes al interior de la empresa ven este tipo de actitudes como un oportunismo para aprovecharse con el fin de quitarle afiliados a la cartera de Masvida, y aseguran que otras isapres no logran ofrecer planes con la cobertura de los de Masvida al mismo precio, considerando que esta última no reajustó sus tarifas durante varios años.

Recurso
Masvida interpuso un recurso de reposición ante el regulador por la petición del Plan de Ajuste y Contabilidad.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia