Dólar Obs: $ 682,31 | -0,17% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.875,49
IPC: 0,60%
Desde que comenzó la limitación de bombeo el valor del crudo se ha mantenido estable:

Precio del petróleo no despega pese a recorte de producción de la OPEP

lunes, 16 de enero de 2017

Daniela Pradel
Economía y Negocios
El Mercurio

Dudas en torno al cumplimiento del acuerdo, proyecciones de menor demanda y la eventual alza de tasas de interés en Estados Unidos serían factores que frenan el avance de la materia prima.



Un resultado distinto del esperado tuvo el recorte de producción impulsado por la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se inició el 1 de enero. Esto, ya que si bien se esperaba que el mercado reaccionara tan positivamente como lo hizo cuando se selló el acuerdo en septiembre -momento en que el petróleo WTI (de referencia para Estados Unidos y Chile) experimentó un alza diaria de 9,31% y su par Brent un 9,55%-, con el pasar de los meses, no se ha observado un aumento significativo en el precio del crudo.

De esta forma, si antes que entrara en vigencia el recorte el petróleo WTI se cotizaba en US$ 53,72 el barril, en su última sesión la materia prima se ubicó en US$ 52,37. La misma tendencia ha experimentado el crudo Brent, el cual antes del 1 de enero alcanzó un precio de US$ 56,82 el barril, mientras ahora se mantiene en US$ 55,59 (ver infografía).

El bajo impacto que ha tenido el recorte de la OPEP se explicaría porque aún continúan las dudas respecto de si efectivamente el grupo petrolero cumplirá con sus nuevas limitaciones de bombeo.

En este contexto, el viernes recién pasado los delegados de la organización exportadora reconocieron que "es poco probable" que puedan cumplir en su totalidad los objetivos de recorte de producción que acordaron. Junto con esto, precisaron que un rango de observancia del 80% del acuerdo sería positivo, mientras que un cumplimiento del 50% sería considerado aceptable.

A principios de diciembre la OPEP se comprometió a recortar su producción a 32,5 millones de barriles al día, lo que equivale a bombear 1,2 millones de barriles menos al día. Además, Rusia y otros países no miembros del grupo petrolero también prometieron aportar con una reducción de otros 600 mil barriles diarios.

Principales frenos para el valor del crudo

A las dudas en torno al cumplimiento del recorte se suma que algunos analistas proyectan que, luego de años de crecimiento impulsado por los bajos precios y el creciente apetito de Asia, la demanda de crudo podría crecer este año a su menor ritmo desde 2014. Así, el debilitamiento de la demanda de petróleo podría acabar con el objetivo de la OPEP de subir los precios a través de un recorte de producción.

De hecho, recientemente la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) proyectó que la demanda mundial de crudo aumentaría en 1,3 millones de barriles diarios durante 2017, frente a los 1,4 millones que creció el año pasado y los 1,9 millones de 2015.

Junto con esto, las eventuales tres alzas de tasas que realizaría la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos durante este año también golpearían al precio del petróleo. Esto, ya que según muestra un análisis desarrollado por Bank of America Merrill Lynch, la demanda de crudo en los mercados emergentes, un motor clave de crecimiento del consumo mundial, tiende a caer cuando suben las tasas en la primera economía mundial.

"El riesgo más subestimado para los precios del petróleo sería una combinación tóxica de aumentos más rápidos de lo esperado en la tasa de interés de Estados Unidos en 2017, un dólar mucho más fuerte, y una posible guerra comercial con China", advierte el documento de la entidad estadounidense.

Otro factor que también estaría impidiendo que el precio del commodity logre dispararse, es la producción de esquisto en Estados Unidos. Un reporte de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), adelantó que una recuperación de los precios por encima de US$ 50 el barril podría contribuir a un mayor suministro de esquisto en Estados Unidos, lo que incidiría en que finalmente los países no OPEP declinen participar en el recorte de producción.

Pese a que todos estos factores le estarían jugando una mala pasada al objetivo de la OPEP, el mercado de todas formas estima un incremento para el precio del petróleo durante este año. Según sondeos de Bloomberg, para el cuarto trimestre de 2017 se proyecta un precio promedio de US$ 57 por barril en el caso del crudo WTI, cifra significativamente mayor a los US$ 55,4 que se proyectaban en octubre pasado para el mismo período.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia