Dólar Obs: $ 688,76 | 0,48% IPSA 0,11%
Fondos Mutuos
UF: 27.474,24
IPC: 0,30%
Mandataria decidió apoyar proyecto que fija el discurso presidencial para el 1 de junio:

Presidenta Bachelet respalda moción parlamentaria para modificar fecha de Cuenta Pública del 21 de mayo

sábado, 31 de diciembre de 2016

Alex von Baer
Nacional
El Mercurio

Mientras que para el jefe de gabinete existe un beneficio en términos de seguridad ciudadana, al evitar que Carabineros deba custodiar simultáneamente manifestaciones y el homenaje a las Glorias Navales.



El jueves 15 de diciembre, la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados acordó refundir tres proyectos de reforma constitucional, que proponían modificar la fecha de la Cuenta Pública del Presidente ante el Congreso Pleno, que habitualmente se realiza los 21 de mayo.

Se trata de mociones parlamentarias presentadas por 25 diputados PS, DC, PPD, PR, PC, RN, UDI y de Amplitud (ver recuadro), las cuales buscan evitar los frecuentes desmanes en reacción al discurso del Ejecutivo, una vez terminada la intervención y mientras se desarrolla el desfile en homenaje a las Glorias Navales en la Plaza Sotomayor.

El otro acuerdo que los diputados tomaron fue requerir la opinión del, entre otros actores, ministro del Interior, Mario Fernández. El jefe de gabinete dialogó el tema con la Presidenta Michelle Bachelet, quien resolvió respaldar la iniciativa parlamentaria.

La medida fue dada a conocer por la diputada María José Hoffmann (UDI), quien mientras daba un punto de prensa sobre educación, reveló que Fernández le comunicó por teléfono la decisión.

Más tarde, el Ejecutivo informó que la Presidenta determinó apoyar el cambio de la Cuenta Pública al 1 de junio. Según explicaron en La Moneda, la definición se basó en que se trataba de una "moción transversal", que busca atenuar los efectos en el orden público de las manifestaciones, situación que se agudizó este año con la muerte del guardia municipal Eduardo Lara.

"Una de las mociones, incluso, es histórica, porque va desde el PC a la UDI", comenta el ministro Fernández, quien explicó a "El Mercurio" el trasfondo de la medida.

"Cuando le planteé a la Presidenta que había que tener una posición, ella decidió que había ventajas para trasladar la cuenta. ¿Cuáles? Que separa las dos actividades, que se confundían, en días distintos. El 21 de mayo retorna como un día de fiesta en Valparaíso, con el homenaje a Arturo Prat y los héroes sepultados en la Plaza Sotomayor", dijo el secretario de Estado, quien agregó que "el día político se traslada al 1 de junio, sin que sea feriado. Se permite un mejor control del orden público".

Fernández, además, explicó que el 1 de junio debería haber desvíos en torno al Congreso, y que para el 21 de mayo, "Carabineros, a lo más, deberá cortar el tráfico en la plaza y sus inmediaciones, y punto. Se acaba ese problema, no tiene que haber despliegue por otros lados".

Debate por fecha

El Ejecutivo optó por el 1 de junio, fecha que proponían dos de las tres mociones, en desmedro del 4 de julio, sugerido por la tercera iniciativa. "Ambas son fechas históricas", señala el ministro, quien fundamenta la preferencia. "El 4 de julio de 1811 fue la inauguración del Congreso Nacional, pero era unicameral", explica, afirmando que en la Constitución de 1833 se estableció el Parlamento bicameral y que esa vez se inauguró el período legislativo el 1 de junio.

El ministro recuerda que por ello, hasta 1925 era en esa fecha en la que el Presidente daba su discurso; pero que en la Carta Fundamental de ese año se trasladó el acto al 21 de mayo, y que hasta antes de 1973 este se realizaba en Santiago. "Entonces no había problema, no se confundía con la ceremonia en la plaza", dijo, explicando que desde el gobierno de Patricio Aylwin hasta el de Ricardo Lagos se realizaba en la mañana el homenaje a las Glorias Navales y en la tarde el discurso presidencial que, como rememora, "Lagos lo cambió a la mañana".

Así, para Fernández no se modifica una costumbre republicana, porque "es una tradición que viene desde el año 1925 solamente y era en Santiago", y afirma que el discurso "desde el punto de vista político, va a tener la repercusión que siempre ha tenido". El ministro espera que el proyecto "camine rápido en el Congreso", de cara al próximo 21 de mayo.

En el Gobierno explican que aún no se define si se tratará solo de un respaldo político o de un patrocinio en el Congreso, aunque existe disposición a poner urgencias en el trámite, de ser necesario.

Diputados valoran medida

El anuncio del Gobierno fue valorado por los parlamentarios. "El 21 de mayo, el Presidente siempre anda corriendo, porque debe terminar su discurso e ir al homenaje naval, además que hay marchas, protestas. Se rescata el 21 de mayo, va a volver a ser realzado, más familiar. Creo que nadie se va a oponer, no he escuchado oposición, hay un consenso en el objetivo", aseguró el presidente de la comisión de Cultura, Ramón Farías (PPD).

"Es bueno que lo apoye la Presidenta, porque así el 21 se puede dar la importancia a las Glorias Navales y tener un mayor contingente policial para controlar los actos vandálicos en Valparaíso. Ya fue apoyado de forma unánime en comisión, y uno espera que en Sala ocurra lo mismo", añadió Juan Antonio Coloma, jefe de la bancada UDI. "Es importante tener el apoyo del Ejecutivo para que no sea un proyecto impuesto, sino que de consenso", añadió Hoffmann.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia