Dólar Obs: $ 674,04 | -0,55% IPSA -1,24%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
"La elite energética", los que han llevado la crisis del gas sobre sus hombros

viernes, 01 de junio de 2007

Magdalena Echeverría Faz
Economía y Negocios, El Mercurio

Si armáramos un tablero de ajedrez con el tema del gas estaríamos en medio de una jugada clave. Hay varias figuras importantes entre los que se destacan organismos técnicos de gobierno y empresas como Endesa, Colbún, Gener, GNL, GasAtacama y Enap.


Rafael Mateo, a cargo de Endesa Chile
Este español nacido en Aragón es gerente general de Endesa desde mediados de 2005. Es ingeniero industrial de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Zaragoza y conoció Chile para su luna de miel en 1990.

Rafael Mateo ingresó a Endesa España en 1982. Primero estuvo ligado a grandes centrales y luego fue director de Producción. A Endesa Chile llegó en 1999, y hasta hace casi dos años era el segundo ejecutivo de la generadora y tenía bajo su responsabilidad todo el parque generador de Endesa Chile en América Latina (14.000 MW).

Mateo es un convencido de los proyectos hidroeléctricos, y ha impulsado las iniciativas en la zona austral, específicamente el megaproyecto de Aisén de 2.400 MW. En abril de este año, Mateo admitió que el proyecto de GNL -del que son socios-, que comenzó con una inversión proyectada de US$ 450 millones, llegaría a los US$ 800 millones.

"Los costos de los materiales se han elevado y la demanda mundial por plantas de GNL también; los fabricantes no son tantos. El GNL se ha vuelto una cosa codiciada en el mundo, y el que quiera una planta tiene que pagar lo que vale".

Dávila en Enap, inversiones y acuerdos
Enrique Dávila ingresó a Enap en 1990, y ocupó el cargo de gerente de la Línea de Negocios de Refinación, Logística y Comercialización de la compañía hasta julio de 2004, cuando fue nombrado gerente general. Él es economista con estudios de posgrado en la Universidad de Glasgow, Gran Bretaña.

Dávila fue el que lideró el grupo para conformar la planta de GNL en el centro del país desde que en 2004 el Presidente Ricardo Lagos diera las instrucciones. A su cargo estuvieron los distintos estudios y análisis de factibilidad que se hicieron.

Enap tiene un plan de inversiones por US$ 4.500 millones hasta el 2011, y sólo este año prevé inyectar capitales por US$ 350 millones. Hace poco se firmó un acuerdo con la estatal venezolana PDVSA para estudiar un bloque petrolero en la franja del Orinoco. Para la opinión pública, el documento fue un poco controversial, pero Dávila lo defendió.

La dupla de gobierno: Iglesias, de la CNE, y Tokman, el ministro de Energía
Marcelo Tokman llevaba 17 años en puestos técnicos, y estaba en París en una reunión de la OCDE cuando fue nombrado ministro de Energía. Este ingeniero comercial con mención en Economía de la Universidad Católica, doctorado en Berkeley, juró en su nuevo cargo con su hija en brazos. Hasta entonces él era coordinador del grupo de asesores del ministro de Hacienda, Andrés Velasco, y estuvo involucrado en los planes de crecimiento Chile Invierte y Chile Compite, y en proyectos emblemáticos como el royalty minero y el plan AUGE. Miembro del PPD y ligado a Expansiva. Desde antes de ser nombrado ministro, Tokman colaboraba con la ministra Poniachik y con Rodrigo Iglesias, el hombre fuerte de la Comisión Nacional de Energía.

Iglesias es ingeniero civil de Industrias, con mención Electricidad de la Universidad Católica de Chile, y desde diciembre del año pasado es Secretario Ejecutivo. Llegó en 1993 a la CNE y fue jefe del Área Eléctrica entre 1998 y 2005. Ha defendido la construcción de la planta de Peñalolén.

Ambos han debido cumplir con una racha de negociaciones con sus contrapartes argentinas, el ministro De Vido, y el secretario Cameron, para lograr tener al menos los 1,5 millón de m3 de gas natural necesarios para los sectores residencial y comercial.

Morandé y Russo, las caras visibles de Metrogas
Metrogas es una compañía que comenzó a operar a mediados de 1997 y hoy abastece a más de 380 mil clientes residenciales, siete mil clientes comerciales y 460 industriales. En 2006, las redes de distribución de gas natural alcanzaron una longitud total de 4.673 km.

Metrogas es en un 51,84% propiedad de Gasco, y lo restante está principalmente en manos de Copec.

El gerente general de la empresa desde su nacimiento es Eduardo Morandé Montt, un industrial de bajo perfil que lleva casi dos décadas en el negocio del gas y que participa en el comité ejecutivo de la Sofofa desde 2002. Estudió ingeniería comercial en la Universidad de Chile, hizo un máster en Economía y Gestión de Empresa en el IESE de España y a la vuelta trabajó en algunos bancos, hasta que en 1989 se integró a Gasco, donde fue gerente de finanzas y comercial.

En la gerencia comercial y de servicio al cliente está Mauricio Russo Camhi, quien en estos últimos días ha actuado como el portavoz de la empresa.

Él reiteradamente ha hablado de la necesidad de construir y agilizar los procesos de la planta de propano aire en la comuna de Peñalolén que servirá como "puente" para la solución definitiva de suministro que generará la planta de GNL -de la que ellos también son socios- y que supuestamente estará lista para el año 2009. Según sus últimas declaraciones, la planta de Peñalolén estaría opertativa a fines de este año.

Los otros: CDEC; Bacigalupo, de GNL, y Cerón, de Gener
El Centro de Despacho Económico de Carga (CDEC) fue creado en 1985 y vela por la coordinación de la operación de las instalaciones eléctricas de los concesionarios que operan interconectados. En su directorio están las principales empresas de energía del país y su principal ejecutivo es Eduardo Ricke. Su tarea es preservar la seguridad, garantizar la operación más económica para las instalaciones del sistema eléctrico y garantizar el derecho de servidumbre sobre los sistemas de transmisión.

Al 31 de octubre de 2006, el CDEC-SIC administraba un parque generador de 8.270 MW de potencia instalada (56,8% de generación hídrica y 43,2% de carácter térmico), equivalente al 69,1% de la potencia total instalada en Chile.

Otro actor importante en el tema del gas es AES Gener que tiene la central de ciclo combinado Nueva Renca y cuyo principal ejecutivo es Felipe Cerón. Ellos tienen en carpeta proyectos como Angamos -con cuatro centrales a carbón cerca de Mejillones- que requiere unos US$ 1.000 millones para estar operativa en 2010 o 2011.

Por último está Antonio Bacigalupo a cargo del proyecto de GNL, que tiene como socios a Enap, Endesa, British Gas y Metrogas. Ayer el ejecutivo firmó los acuerdos de compra de gas.

Larraín Matte en Colbún
Este ingeniero comercial de la Universidad Católica, con cursos de postgrado en Stanford y en la London School of Economics, es parte de la generación de recambio de uno de los principales grupos económicos del país. Bernardo Larraín tiene 40 años y, antes de integrarse a Colbún, trabajó en el banco de inversión de los Rothschild, en Minera Valparaíso y Banco Bice.

Hace casi dos años que él llegó a Colbún, una empresa que cuenta con diez centrales hidroeléctricas y seis centrales térmicas, cuatro de ellas usan como combustible gas natural (Nehuenco I, II, II y Candelaria).

Larraín está a cargo de uno de los proyectos clave de la empresa, con inversiones en Aisén por más de US$ 2 mil millones para la puesta en marcha de cuatro centrales hidroeléctricas en la zona de los ríos Baker y Pascua. Él ha sostenido que hay capacidad de respaldo de centrales a diésel suficiente para enfrentar el corto plazo, pero ha alertado que la situación más crítica para la zona central será el 2009, año en que habrá menos holgura entre oferta y demanda.

Araneda a la cabeza de GasAtacama
"Los accionistas llegaron a la fase de decir hasta aquí se llega". Así de claro habló esta semana el gerente general de GasAtacama, Rudolf Araneda, una de las empresas que ha sentido más fuerte el impacto de los recortes de gas natural argentino.

GasAtacama está formada por CMS Energy y Endesa Chile, y es una compañía integrada de electricidad y gas natural propietaria de un sistema de gasoductos y una central de ciclo combinado, que provee energía en el norte de Chile y Argentina.

En sus últimas declaraciones, Araneda no descartó que el prolongado desabastecimiento energético de gas pueda llevar a la quiebra de la generadora que tiene entre sus principales clientes a los distribuidores y a las mineras del país. Se habla de que se necesitarían US$ 120 millones para mantener la empresa a flote.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia