Dólar Obs: $ 685,81 | 0,37% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.953,42
IPC: 0,00%
Entrevista a Jens Pagotto, jefe de misión de Médicos Sin Fronteras:

"Algunos tienen historias terribles y puedes entender por qué arriesgan sus vidas en el mar"

domingo, 29 de mayo de 2016

Francisca Maturana Torres
Internacional
El Mercurio

El "Aquarius", uno de los tres barcos de la organización en el Mediterráneo, ha sido parte de los rescates de migrantes esta semana.



La crisis migratoria no parece dar tregua. Los últimos tres naufragios en el Mediterráneo esta semana dejaron más de 200 desaparecidos y 12 mil migrantes a la deriva, que fueron rescatados por barcos de la Guardia Costera italiana, cuerpos de vigilancia de la Unión Europea y otras organizaciones, como Médicos Sin Fronteras (MSF).

A pesar de que la ONG se especializa en trabajos en zonas de guerra y en manejar hospitales alrededor del mundo, desde que se agravó la crisis humanitaria en el mar el año pasado, MSF se unió con tres barcos a las operaciones de búsqueda, salvamento y asistencia sanitaria.

Durante una breve parada en un puerto en el sur de Italia, para recargar provisiones, tras dejar en Cerdeña a un grupo de migrantes rescatados en las costas de Libia, el jefe de misión de MSF a bordo del "Aquarius", Jens Pagotto, habló con "El Mercurio" sobre la situación en el Mediterráneo central.

"Hoy nos encontramos más solos que nunca lidiando con esto y el mar no es el lugar donde se debe resolver el problema, es increíblemente peligroso".

-¿Cómo fue esta semana a bordo del "Aquarius"?

"Ha sido intensa. Comenzamos el martes con una alerta alrededor de las seis de la mañana avisándonos que había múltiples barcos en necesidad de rescate; como a las ocho ya habíamos subido a algunas personas. Creo que fueron unas 132 en el primer rescate y luego, más tarde, otras 256.

Cuando recibes esa llamada, de ahí en adelante es correr, correr, correr. En el primer grupo que recibimos había un niño muy enfermo y el equipo médico hizo todo lo que pudo para estabilizarlo, pero nos comenzamos a dar cuenta de que no seríamos capaces de tratarlo a bordo, por lo que tuvimos que efectuar una evacuación en helicóptero; en menos de una hora teníamos al niño amarrado y subiendo al helicóptero junto a su madre, eso fue solo el comienzo del día".

-¿En qué condiciones están los migrantes que rescatan?

"Varía, algunas de las personas que sacamos de los barcos están un poco enfermas y otras, completamente agotadas, mojadas, con quemaduras. Nunca hay un rescate igual al anterior. La mayoría ha estado en el mar por muchas horas, con poca comida y agua, por lo que tratamos de llevarles eso lo más rápido posible y que descansen.

Algo que destacó en los últimos días fue la cantidad de mujeres embarazadas. Una guagua nació a bordo, la primera de este año, y adicional a ella había unas 17 mujeres embarazadas".

-¿Qué tipo de ayuda les entrega Médicos sin Fronteras?

"Médica y sicológica, pero en general, a bordo de los barcos nos concentramos en los casos urgentes, les damos atención a los que tienen heridas graves o cosas que pueden ser un riesgo para sus vidas en las próximas horas. Tenemos un equipo que les entrega ayuda sicológica aquí en terreno en Italia".

-¿Qué pasa con ellos una vez que son rescatados?

"Después que hemos realizado el rescate, el gobierno italiano nos dice dónde debemos llevarlos. Ellos tratan de balancearlo para que no siempre vayan todos al mismo lugar. Esta vez los llevamos hasta Cerdeña (isla italiana), que fue un viaje de dos días navegando, un camino muy largo para nosotros. Los dejamos ahí y el ministerio de Salud los espera en el puerto, con ambulancias, si se lo pedimos. Se les entrega asistencia y luego entran al sistema para solicitar asilo o para tratar de obtener ciudadanía".

-¿Cuál es la principal motivación para hacer este peligroso viaje y de dónde proceden?

"Hay tantos conflictos que siempre es diferente, podemos tener personas que vienen de Gana, Gambia o Camerún, que huyen de eventos terribles; quizás, algunos viajaron a Libia buscando trabajo y después se vieron envueltos en situaciones de servidumbre o maltratos, pero también tienes personas que vienen de Somalia, que sus motivaciones son buscar una mejor vida... No se puede poner a todos en una categoría.

Cada uno tiene su historia, algunos han perdido a sus cercanos en el viaje en formas muy horrendas. La otra vez nos tocó una persona que había sido mantenida como esclava por muchos años y su cuerpo tenía cicatrices y moretones.

Algunas de estas personas tienen historias terribles y puedes entender por qué están preparadas para salir al mar y arriesgar sus vidas para tener la oportunidad de una vida mejor".

-¿Cómo se logra que las personas dejen de hacer este viaje?

"Es terrible, hace un mes estaba revisando y la posibilidad de morir era de 1 en 30; es un viaje verdaderamente peligroso. Impedirles que lo hagan no es la solución, tiene que haber una manera de que puedan viajar, pero de manera segura...

Hay trabajo que hacer en sus países de origen, para que sean más estables, u ofrecerles seguridad en una ruta legal que puedan tomar, sin que sus vidas estén en riesgo. En lugar de eso, veo que tratan de construir muros en el océano, intentan encontrar maneras de empujarlos de vuelta y eso no resuelve problemas".

-¿Desde los barcos cómo lo ven, creen que la crisis migratoria está empeorando?

"Es difícil de decir, los números a principios de este año eran muy elevados y después hubo un período de tranquilidad, y ahora de nuevo esta semana ha sido increíblemente ocupado.

No creo que esto sea algo nuevo, hemos visto a personas hacer este viaje por muchos, muchos años, las cifras suben y bajan, y cuando una puerta se cierra otra se abre. Pero si está empeorando o no, el tema es que estas siguen siendo personas y es simplemente imposible hacerse al costado y mirarlas morir, por lo que todos tienen que asumir la responsabilidad y actuar".

-¿Está la comunidad internacional haciendo lo suficiente?

"No, no lo está, o al menos, parece que se concentra más en prevenir que las personas hagan el viaje en vez de enfocarse en lo que está causando el problema".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia