Dólar Obs: $ 679,90 | 0,43% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Desafíos del Estado Digital

lunes, 23 de mayo de 2016

El Mercurio


Oliver Flögel
Gerente general de Microsoft Chile
y Socio de Inversur Capital

Según las últimas cifras entregadas por la Subtel, en Chile un 72% de los hogares está conectado a Internet y hay más de 24 millones de dispositivos móviles en funcionamiento. Estas cifras, nos acercan a las economías más influyentes del mundo, pero como país, ¿estamos aprovechando eso?

El Internet de las Cosas y la Nube, son conceptos relativamente nuevos para Chile, pero son tecnologías que ya se están utilizando en algunos casos, para ayudar a las personas a tener una mejor calidad de vida, mejor salud, más seguridad y otras materias que son de preocupación real para la gente. Sin ir más lejos, en abril de este año, la Intendencia Metropolitana lanzó oficialmente la Dirección de Obras Municipales Digital -DOM Digital-, que es una plataforma que se está implementando como piloto en algunas municipalidades, como Peñalolén, Macul, El Bosque y Puente Alto, entre otras, que opera completamente en la nube de Microsoft y que fue creada por IT Solutions. La Dirección de Obras, es una repartición a la que concurren las personas y empresas para solicitar los permisos correspondientes para construir o ampliar viviendas y edificios. Sin esa autorización, no es posible realizar la edificación. En su versión tradicional, este departamento dependiente de los municipios tiene un promedio de tramitación de 160 días y se transforma en una gestión compleja para los solicitantes. Con la DOM Digital, el plazo de las solicitudes baja considerablemente y se realiza a través de la nube, en donde los usuarios que quieran revisar el estado de su petición, lo pueden hacer a cada momento y desde cualquier lugar que disponga de conexión a Internet. Otro atributo, es que el trámite se puede hacer casi por completo en la plataforma web y las personas sólo necesitan ir a la Municipalidad a obtener el certificado final, una vez que la aplicación les avisa que ya está finiquitado.

En el mundo hay iniciativas de sobra, que podríamos perfectamente compartir e incluso, mejorar. En Brasil, por ejemplo, se está investigando desde la ciencia y la tecnología cómo se pueden prevenir los problemas que provoca el alto flujo vehicular, los tradicionalmente llamados “tacos” o cualquier inconveniente que puedan tener las calles y carreteras. Esto se hace a través de datos recabados como mapas, cámaras de tránsito, sensores en dispositivos, redes sociales y también, del comportamiento histórico de los automovilistas. Alguien podrá decir que ya existen aplicaciones que hacen un trabajo parecido, pero lo cierto es que esta investigación apunta a transformarse en una política pública, que se alimenta de una mayor cantidad de datos y que lo que busca es mantener informada a la ciudadanía, para que puedan tomar decisiones, hasta con una hora de anticipación para elegir caminos alternativos o utilizar el transporte público, de acuerdo al diagnóstico de la herramienta.

En cuanto a seguridad, desde Nueva York surgió una iniciativa que utilizan las policías para fortalecer la persecución de los delitos, llamada “Detecta”. Se trata de una herramienta que funciona igual que los buscadores de Internet, pero en este caso, lo que busca son datos de crímenes, sospechosos y delincuentes. Esto se hace recogiendo fichas policiales, informes de tránsito y todos los elementos que les permitan prevenir y combatir el crimen, los asocia

entre ellos y emite las alertas correspondientes.
Los ejemplos que existen, son cuantiosos y en nuestro país, en algunas áreas ya se están potenciando soluciones tecnológicas para ayudar a las personas, pero siempre se puede hacer más, sobre todo, con los niveles de conectividad que Chile está experimentando, porque tienen mayor acceso a información y a utilizar la tecnología como un aliado para lo que necesiten hacer. Tal vez, con la tecnología se podrían modernizar otras reparticiones públicas o que son recurrentes para la realización de trámites para la gente, como lo anunciado recientemente por la Presidenta Michelle Bachelet, en la Cuenta Pública del 21 de mayo, sobre la realización de diligencias en línea en las notarías y enel Conservador de Bienes Raíces, a través de una plataforma electrónica.

La educación, la salud, el trabajo, la seguridad y, por qué no, el medioambiente, son necesidades prioritarias para los chilenos y desde el Estado, como también desde el mundo privado, podemos aportar con soluciones que ayuden realmente a las personas a mejorar su calidad de vida y no nos quedemos sólo en buenas intenciones.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia