Dólar Obs: $ 709,52 | -0,16% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.976,85
IPC: 0,20%
Cultura de 2.500 años de antigüedad:

Extraños recipientes de piedra rodeados de restos humanos sorprenden a los arqueólogos

martes, 05 de abril de 2016

Richard García
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Una teoría dice que en ellos se dejaban los cuerpos para su descomposición, para luego retirar los huesos y sepultarlos.



Arqueólogos de la Universidad Nacional de Australia (ANU) descubrieron restos humanos en una remota área de Asia conocida como la Planicie de las Vasijas, al interior de Laos.

Se trata de al menos 90 sitios que se caracterizan por la presencia de grandes vasijas de piedra, de entre uno y tres metros de alto, cuyo propósito hasta ahora resultaba desconocido.

Aunque algunas de ellas fueron analizadas por arqueólogos franceses en los años 30, cuando la zona formaba parte de la Indochina Francesa, después el área se mantuvo prácticamente inaccesible debido a la guerra de Vietnam y al aislamiento internacional de la región luego del conflicto.

Pero ahora el equipo dirigido por el arqueólogo Dougald O'Reilly, de la Escuela de Arqueología y Antropología de la Australian National University (ANU), realizó una prospección más detallada, la que permitió el hallazgo de restos humanos con una antigüedad de al menos 2.500 años.

"Este es el primer esfuerzo importante desde la década de 1930 para tratar de entender el propósito de estos recipientes y quiénes los crearon, dijo O'Reilly.

Una teoría que manejan es que estas especies de vasijas eran empleadas como un primer entierro para descomponer los cuerpos y posteriormente los huesos eran removidos y enterrados alrededor.

No obstante, también se han encontrado restos incinerados de huesos y dientes dentro de ellas.

Lo concreto -dice el especialista- es que el trabajo realizado confirma que estos sitios tienen un objetivo mortuorio.

Según O'Reilly, la excavación ha revelado diferentes tipos de entierros. "Hay pozos llenos de huesos con un gran bloque de piedra caliza colocado encima de ellos, mientras que en otros entierros los huesos han sido colocados en recipientes de cerámica". Solo encontraron una tumba individual.

Como no hay objetos asociados a los entierros, es difícil determinar su condición social.

Actualmente, el Gobierno de Laos busca que la llanura sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, lo que les traería turismo y mayores esfuerzos de conservación.

La práctica no es exclusiva del misterioso pueblo de Laos. En arqueología es algo que se conoce como entierro secundario, explica Carlos Aldunate, arqueólogo y director del Museo de Arte Precolombino. "En realidad, son dos entierros: primero se hace uno para lograr la descomposición y después se sacan los huesos, y eso se deposita en una vasija y se entierra definitivamente. Son como etapas de desprendimiento de la familia con el difunto".

Destaca que en Chile se pueden encontrar ejemplos en una fase de la cultura de San Pedro de Atacama, la Toconao Oriente.

Asimismo, en la cultura El Vergel se enterraba al individuo completo en vasijas de greda, pero no en forma temporal, sino que para siempre.

Aldunate cuenta que el entierro secundario también se practicó en el noroeste argentino, y en Centroamérica algunas culturas lo siguen efectuando hasta hoy.

MISTERIO
Hasta ahora únicamente se ha encontrado algún tipo de decoración en solo una de las miles de vasijas halladas. Es el relieve de un hombre con forma de rana.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia